eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Portavoz del Gobierno aclara que no hay cambio de opinión sobre quita de deuda

- PUBLICIDAD -
El Gobierno griego logra aceptación tras una semana de anuncios y choques con Europa

El Gobierno griego logra aceptación tras una semana de anuncios y choques con Europa

El portavoz del Gobierno griego, Gavriil Sakelaridis, afirmó hoy que el Ejecutivo de Atenas no ha cambiado de opinión en cuanto a la necesidad de una quita de la deuda y afirmó que existen muchas fórmulas "técnicas" para aplicar esa reducción.

Sakalaridis hizo estas aclaraciones en una entrevista esta mañana con la cadena de televisión privada Antena1, en la que se le preguntó acerca de la exposición realizada ayer en Londres por el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, quien en lugar de una quita habló de un canje de bonos.

En declaraciones publicadas hoy por el diario británico Financial Times Varufakis explicó lo que había expuesto a los inversores y dijo que el Gobierno griego no va a pedir una quita de la deuda del país, que asciende a 315.000 millones de euros, sino que va a proponer una fórmula para reducirla, a través de dos tipos de nuevos bonos.

El primer tipo sería un bono indexado al crecimiento económico nominal, que reemplazaría a los préstamos de rescate europeos; y el segundo tipo sería un denominado "bono perpetuo", que reemplazaría a los bonos griegos en manos del Banco Central Europeo (BCE).

"No estamos dando tumbos. Quizás estén enfadados ustedes porque precisamente no estamos dando tumbos", afirmó hoy Sakaleridis en alusión a que algunos medios han interpretado las declaraciones de Varufakis como un cambio de rumbo.

La deuda pública griega es insostenible y por tanto requiere una quita, sentenció Sakelaridis.

El portavoz precisó que la cancelación de la deuda se puede hacer de muchas maneras técnicas y uno de ellas fue la descrita ayer por Varufakis en una reunión con inversores británicos.

"Existen también otras maneras", agregó para destacar que lo que le interesa al gobierno en este momento es que "la deuda se convierta en sostenible, que la sociedad griega tenga un respiro y que se pueda fortalecer el crecimiento real de la economía".

El propio Varufakis había señalado que "si es necesario utilizar eufemismos y herramientas de ingeniería financiera para sacar a la Grecia de la colonia de esclavos de la deuda se hará".

De hecho, el plan expuesto por Varufakis forma parte del programa formulado por un equipo de expertos de Syriza, entre ellos el propio Varufakis, así como el jefe económico del partido, Yanis Miliós, que el Gobierno plantea presentar en detalle a sus acreedores.

En una entrevista con Efe durante la campaña electoral, Miliós esbozó algunas de las ideas y afirmó que existen "múltiples instrumentos" para llevar a cabo una condonación, entre los que citó el planteado por Varufakis en Londres.

Miliós explicó que la idea básica es lograr una moratoria del pago de la deuda para todos los países, con intereses nulos y un plazo de devolución que se prolongaría durante unas cuatro décadas, hasta que el ratio de la deuda respectiva haya bajado al 20 % del PIB.

El Banco Central Europeo (BCE) canjearía el servicio de la deuda de todos los países por bonos cupón cero, es decir, que no pagan intereses hasta su devolución.

Según Miliós, esto solo costaría 1.300 millones de euros, pues el BCE no canjearía la deuda, sino solo los intereses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha