eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mariano Rajoy se reunirá con Pedro Sánchez para constatar su desacuerdo

El líder del PP acepta verse este viernes con el líder de los socialistas, aunque enmarca la cita dentro del "respeto a los votantes del PSOE"

El presidente en funciones insistirá en que no renuncia a ser investido si Sánchez no logra su propósito

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez dice que ha habido "más diferencias que coincidencias" con Rajoy

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy, en La Moncloa, el pasado 23 de diciembre. EFE

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy volverán a verse las caras este viernes en la que será su segunda reunión desde el pasado 23 de diciembre. El candidato socialista citó en un primer momento para este miércoles al todavía presidente en funciones en el Congreso, dentro de la ronda que mantiene con el fin de explorar los apoyos para su investidura. La respuesta de Rajoy es que no podrá ser hasta jueves o viernes, después de entrevistarse con Albert Rivera. Finalmente, ambos partidos han informado de que la cita será la tarde del viernes. Ni PSOE ni PP esperan nada de la reunión, más allá de la constatación oficial de la distancia que les separa y de la imposibilidad de llegar a ningún acuerdo. 

La desconfianza de los conservadores hacia este encuentro es completo, ya que el socialista ha dejado bien claro que no cuenta con el PP y el conservador ha repetido en numerosas ocasiones que votará en contra de Sánchez en el debate sobre su investidura. 

En esta ocasión, la conversación tendrá lugar en el Congreso y no en La Moncloa ya que se produce a instancias del socialista. Hasta ahora, Rajoy ha reunido a los líderes políticos en la sede del Gobierno y no en la de su partido y, de esta forma, ha subrayado su perfil presidencial. Al convocarse la reunión a petición de Sánchez, lo previsible es que el jefe del Ejecutivo en funciones le reciba en la zona de Gobierno que hay junto al hemiciclo.

La distancia que separa a ambos y a sus equipos impide hasta saber a ciencia cierta quién llamó a quién y cuándo. La polémica ha surgido a cuenta de la revelación por parte de Pablo Casado de que ambos habían fijado una reunión para el pasado 18 de enero que fue anulada por Sánchez el día anterior mediante una llamada a Jorge Moragas. También según el PP, Rajoy trató de ponerse en contacto por teléfono con Sánchez en otras dos ocasiones, sin recibir respuesta. En cambio, según fuentes del gabinete de Sánchez, "nunca llegó a haber en agenda una reunión con Rajoy" aunque han evitado acusar al dirigente del PP de mentir. Así, mantuvieron que esa solicitud de la cita no les constaba.

A pesar de que las diferencias afectan hasta a quién llamó primero y cuándo, los representantes del bipartidismo volverán a sentarse. El plan de Sánchez es insistir en que su respuesta al PP es un "no" y que en ningún caso se avendrá a formar una coalición con los conservadores y Ciudadanos ni a dar por buena la investidura de Rajoy.

Desde Génova, insisten en dudar de que el encuentro vaya a servir para algo, pero mantienen que el presidente en funciones nunca se niega a hablar con quien se lo solicita. "Por respeto a los votantes del PSOE, Rajoy sí está dispuesto aunque a los votantes del PP se les lleva humillando desde las elecciones", se lamentaba este lunes el vicesecretario de comunicación.

En cuanto al objetivo y a la utilidad de la reunión, la desconfianza en el PP es completa. El hecho de que el documento programático, "un trágala ya escrito" en palabras de Casado, no se vaya a remitir a Rajoy antes de verse es la prueba. Para los dirigentes del PP, la cita no es más que una excusa para que no se pueda decir que Sánchez veta a Rajoy en las conversaciones como ha hecho con EH Bildu. Aun así, el PP insiste en que estamos ante una reedición del Pacto del Tinell que deja fuera a los siete millones de españoles que votaron el 20 de diciembre a Rajoy. 

La esperanza se centra en que Sánchez no pueda ver colmado su deseo de contar con el apoyo de Pablo Iglesias y Rivera y se vea obligado a renunciar a sus aspiraciones. La tesis oficial sigue siendo en el PP que solo Rajoy está legitimado para presidir el Gobierno y que es "impensable" que pretenda hacerlo Sánchez después de obtener solo 90 escaños.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha