eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Rey abrirá consultas tras constituirse las Cámaras con la incógnita de a quién designará para la investidura

Se convocarían nuevas elecciones si nadie logra el apoyo del Congreso en el plazo máximo de dos meses desde la primera votación fallida

- PUBLICIDAD -
El Rey abrirá consultas tras constituirse las Cámaras con la incógnita de a quién designará para la investidura

El Rey Felipe VI abrirá una ronda de consultas en enero con los partidos que hayan obtenido representación parlamentaria en las elecciones generales de este domingo. El pistoletazo de salida será la constitución de las Cortes Generales, prevista para el día 13, y a partir de ahí la incógnita será a qué candidato a la Presidencia del Gobierno designa el jefe del Estado, ya que, según las encuestas, ningún partido conseguirá una mayoría suficiente para ser investido en solitario jefe del Ejecutivo.

Ese 13 de enero, quien resulte elegido presidente del Congreso se desplazará al Palacio de la Zarzuela para informar oficialmente al jefe del Estado de la constitución de las Cámaras y de los partidos que tienen representación parlamentaria.

A partir de ese momento, Felipe VI convocará en Zarzuela a los líderes de esos partidos, desde el más minoritario al mayoritario, con idea de conocer cuál sería su posición sobre una u otra posible candidatura a la Presidencia del Gobierno. Será el estreno del jefe del Estado en esta tarea que hasta ahora siempre había llevado a cabo don Juan Carlos.

Acabada la ronda de consultas, el monarca volverá a llamar al presidente del Congreso para comunicar su decisión sobre quién debe ser el candidato para someterse a una sesión de investidura. Hasta ahora, siempre ha sido el líder del partido con más diputados, pero nada implica que deba ser siempre así porque en el sistema parlamentario priman las negociaciones y recabar el apoyo más nutrido en la Cámara.

Tras recibir la propuesta, el presidente del Congreso convocará a la Junta de Portavoces para poner fecha a esa Sesión de Investidura. Como los grupos disponen de cinco días hábiles desde la constitución de la Cámara para formarse, la Junta de Portavoces no estará habilitada para organizar la agenda parlamentaria hasta el 20 de enero.

Por todo ello, y no habiendo un plazo fijo, no se espera que la investidura del próximo presidente del Gobierno tenga lugar hasta finales de enero. Habiendo mayoría absoluta, todo se puede solventar en una semana, como ocurrió con Mariano Rajoy en 2011, pero lo habitual es que se tarde algo más de 15 días para celebrar una primera votación.

TRAS EXPONERSE SU PROGRAMA, EL CONGRESO VOTA

En esa Sesión de Investidura, el candidato propuesto expone su programa de gobierno y luego toman la palabra los portavoces de los distintos grupos para, después, proceder a la votación. Si el aspirante obtiene el voto de la mayoría absoluta (176), se entenderá otorgada la confianza.

Si no logra, al menos, la mitad más uno de los votos se fijará una nueva votación 48 horas después de la anterior, en la que ya le bastará con lograr una mayoría simple de apoyos, esto es, más votos a favor que en contra.

En el caso de que tampoco consiga ser investido en este segundo intento, se tramitarán sucesivas propuestas por el mismo procedimiento y, si transcurren dos meses a partir de la primera votación de investidura y ningún candidato hubiese obtenido la confianza del Congreso, habría que convocar nuevas elecciones.

En ese caso, el presidente de la Cámara Baja sometería a la firma del Jefe del Estado el decreto de disolución de las Cortes y de convocatoria de los comicios, una circunstancia ésta que hasta ahora no se ha dado nunca.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha