eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Río amanece con militares en sus calles tras el anuncio del plan contra la violencia

- PUBLICIDAD -
Río amanece con militares en sus calles tras el anuncio del plan contra la violencia

Río amanece con militares en sus calles tras el anuncio del plan contra la violencia

Cientos de militares patrullan hoy las calles de Río de Janeiro después de que el Gobierno decidiera la víspera movilizar a 10.240 miembros de las fuerzas de seguridad para combatir la grave ola de violencia que sufre esta ciudad.

Vehículos militares y soldados armados ocuparon posiciones en conocidos lugares de Río como las playas de Copacabana e Ipanema y el Parque de Flamengo, la Avenida Brasil y la Linha Vermelha.

La participación de los uniformados forma parte del Plan Nacional de Seguridad para Río, que prevé, hasta diciembre de 2018, un reforzamiento de su seguridad por 8.500 miembros de las Fuerzas Armadas, 620 de la Fuerza Nacional de Seguridad, 380 de la Policía Federal de Carreteras y 740 agentes de fuerzas locales.

La decisión del presidente brasileño, Michel Temer, fue publicada como decreto el viernes en una edición extraordinaria del Diario Oficial.

Las futuras intervenciones dependerán de las informaciones que sean suministradas por los órganos de inteligencia y que permitan atacar a las bandas armadas que actúan en Río de Janeiro, explicó el ministro de Defensa, Raúl Jungmann.

"Cuando salgan de las calles, de aquí a algunos días, comenzará una segunda parte de la operación, que tendrá por objetivo golpear al crimen organizado y retirarle su capacidad operacional", dijo.

La intervención militar fue solicitada por el propio gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, ante la grave crisis tanto fiscal como de seguridad que enfrenta este estado.

La escalada de violencia de los últimos meses en Río coincide con la grave crisis económica que obligó al gobernador a declarar el estado de quiebra por carecer de recursos para cumplir las obligaciones del Gobierno.

Los recortes afectaron los extras destinados a los policías para que aumentaran sus horas de trabajo y la contratación de nuevos agentes, lo que ha reducido el efectivo policial de Río de Janeiro en cerca de 3.800 hombres en los últimos dos años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha