eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rubalcaba rechaza hablar de su futuro porque la gente "lo está pasando muy mal" y no piensa en el candidato del PSOE

Cree que a Rajoy "se le está escapando el país de las manos" y asegura que su encuentro con Chacón el Día de la Rosa no fue frío

- PUBLICIDAD -
Rubalcaba rechaza hablar de su futuro porque la gente "lo está pasando muy mal" y no piensa en el candidato del PSOE

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha rechazado este lunes abordar su futuro político y desvelar si desea ser el candidato del PSOE en las próximas elecciones, ya que los ciudadanos "lo están pasando muy mal" y no piensan en los debates internos de los partidos políticos.

Durante una entrevista concedida a TVE, recogida por Europa Press, Rubalcaba ha asegurado que durante los últimos meses ha tenido oportunidad de hablar con muchas personas. "He oído de todo, también críticas. La gente lo está pasando muy mal porque no tiene futuro por delante, pero nadie me ha preguntado si iba a ser candidato", ha garantizado.

El líder de los socialistas ha asegurado que es un asunto "que no está ahí" porque sus preocupaciones están centradas en todas las personas que están "viviendo el día a día muy dolorosamente". "Cuando sean las elecciones ya me lo plantearé", ha respondido aplazando el debate sobre el futuro dentro del PSOE.

Y mientras, ha asegurado que se dedica a hacer una oposición "responsable" y ofrecer alternativas a la política del Gobierno de Mariano Rajoy, ya que cree que una de las formas para ganar "credibilidad" fuera de España es alcanzar acuerdos "serios" entre todas las fuerzas políticas y los agentes sociales.

Además, ha negado que su encuentro con Carme Chacón durante la celebración del Día de la Rosa del PSC fuese "frío" y ha garantizado que tuvo oportunidad de estar con ella antes del mitin. "Estuvimos antes juntos hablando del mitin, después entramos cada uno por un lado y me quedé en mi silla", ha explicado antes de definir a Chacón como una "compañera y "magnífica diputada".

Rubalcaba ha recordado que Chacón fue su contrincante durante el 38 Congreso Federal del PSOE, ella perdió y él ganó. "Los del PSOE somos así, votamos y una vez votamos todos a lo nuestro", ha simplificado antes de insistir en la necesidad de trabajar por el futuro del país.

En este sentido, ha restado importancia a las encuestas y ha asegurado que los sondeos que más le importan son los de las elecciones, ante lo que se ha mostrado satisfecho con los resultados del partido en los últimos comicios celebrados, las elecciones en Andalucía y Asturias.

EL PP SE ESTÁ GASTANDO

Pero además, ha destacado que el PP "se está desgastando muy rápidamente" porque "está haciendo lo contrario de lo que dijo" durante la campaña electoral y está resultando "ineficaz". Todo esto lleva a que al presidente del Gobierno "se le está escapando el país de las manos".

Sin embargo, ha argumentado que este descontento de los votantes 'populares' no se refleja aún en las encuestas a favor del PSOE porque el cambio de partido no es tan rápido. "Si alguien piensa que la gente deja de votar al PP y al día siguiente vota al PSOE es que no sabe cómo cosas", ha enfatizado.

Rubalcaba ha reconocido que existe "desafección" hacia la política --"no cabe duda, muchísima"--, entre otras cosas porque los partidos "no arreglan la crisis" pero también por el propio sistema. Ante esto, ha abogado por "darle una vuelta" al régimen electoral, al Congreso de los Diputados y por "abrir los partidos y salir a la calle". "Hacerse cargo de cómo están las cosas", ha resumido.

Dicho esto, ha reconocido que es más fácil estar en la oposición que gobernar porque los problemas se ven "desde la barrera", aunque ha asegurado que él también lo pasa "muy mal" con los problemas del país. Sin embargo, ha confesado que no sufre igual que cuando formaba parte del Ejecutivo central.

Durante la entrevista ha insistido en la necesidad de alcanzar pactos y ha lamentado que el PP no haga "ni caso" a la oposición gracias a la mayoría absoluta que ostenta en las Cortes Generales. Por ello, ha rechazado hablar de futuros pactos que pudiera alcanzar con IU. "Me preocupan los ciudadanos, y si coincido con IU en el Parlamento no me importa", ha explicado.

ALAGOS A GRIÑÁN

Además, ha confesado que le gusta el Gobierno de Andalucía con José Antonio Griñán a la cabeza de un Ejecutivo en coalición con Izquierda Unida, ya que está poniendo en marcha políticas para salir de la crisis "pensando en los ciudadanos".

Sin embargo, ha dejado claro que no apoya las acciones lideradas por el diputado andaluz y alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, y los asaltos a los supermercados. "Puedo entender que la gente lo pasa muy mal, pero el asalto a un supermercado no es la solución", ha defendido.

También ha abordado la polémica de los ERE falsos y, aunque ha asegurado ser "respetuoso" con un proceso judicial que está en marcha, ha reconocido que hay cosas que "se han hecho mal, garrafalmente mal".

En este punto ha vuelto a señalar la "desafección" que existe de la política y ha apostado por prevenir la corrupción antes de que suceda, además de las penas que ya contempla el Código Penal. Para ello, se ha mostrado partidario de la intervención previa que compruebe el correcto uso del dinero público.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha