eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Seúl cree que sanciones a Corea del Norte cortarán sus principales ingresos

- PUBLICIDAD -
Seúl y Washington se coordinan ante las nuevas sanciones a Corea del Norte

Seúl y Washington se coordinan ante las nuevas sanciones a Corea del Norte

El Gobierno de Corea del Sur afirmó hoy que las inminentes sanciones de la ONU a Corea del Norte cortarán las principales fuentes de ingresos del régimen de Kim Jong-un y obstaculizarán sus actividades militares.

La próxima resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que previsiblemente se aprobará en cuestión de días, "perturbará de forma considerable los ingresos en divisas" de Corea del Norte, indicó hoy en rueda de prensa un portavoz del Ministerio de Unificación de Seúl.

El portavoz argumentó que la exportación de recursos minerales, actividad que se verá coartada por las próximas sanciones, supone aproximadamente el 40 por ciento de las ventas al exterior del país comunista.

Estados Unidos y China alcanzaron un acuerdo esta semana sobre el contenido de la próxima resolución de la ONU contra Corea del Norte por sus pruebas nuclear y de misiles, cuyo borrador se dio a conocer el jueves.

La resolución incluirá duras restricciones al comercio internacional de Pyongyang, limitando especialmente la venta de carbón y minerales, según el borrador.

Además, obligará a terceros países a inspeccionar todos los cargamentos con origen y destino en Corea del Norte y prohibirá el comercio de armas ligeras y la venta al país asiático de combustible para aviones y cohetes, entre otros.

"Si se cortan los suministros de combustible para aviones, esto podría reducir drásticamente la capacidad de Corea del Norte de llevar a cabo provocaciones militares o entrar en combate", indicó una fuente del Gobierno surcoreano a la agencia local Yonhap.

Otras fuentes de Seúl consultadas por la agencia coincidieron en que para las fuerzas aéreas del Ejército Popular norcoreano sería muy difícil reemplazar el actual combustible JP-8 importado del exterior que utilizan habitualmente sus aviones de combate.

La próxima resolución de la ONU, que se sumará a las sanciones unilaterales impuestas los pasados días por Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, busca ahogar económicamente a Pyongyang para que renuncie a sus programas nuclear y de misiles.

El régimen de Kim Jong-un realizó su cuarta prueba nuclear el 6 de enero, y el 7 de febrero llevó a cabo el lanzamiento de un cohete espacial en una acción considerada un ensayo encubierto de misiles.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha