eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Urkullu exige el derecho a la paz ante los "inquietantes tambores de guerra"

En su último día de viaje oficial a Auschwitz (Polonia) el lehendakari ha participado en el Parque Zasole, a pocos metros del campo de concentración, en la plantación de un retoño del Árbol de Gernika

- PUBLICIDAD -
Urkullu en Auschwitz: El valor supremo es el respeto a la dignidad humana

EFE

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha "reclamado y exigido" a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que garantice "el derecho humano a la paz" ahora que "vuelven a sonar inquietantes tambores de guerra en el mundo".

En su último día de viaje oficial a Auschwitz (Polonia) el lehendakari ha participado en el Parque Zasole, a pocos metros del campo de concentración, en la plantación de un retoño del Árbol de Gernika, símbolo de las libertades vascas, con motivo del 80 aniversario del bombardeo de la villa vizcaína.

En su alocución Urkullu ha afirmado que Auschwitz y Gernika "representan un grito desgarrado que perdura en el tiempo, que se mantiene de generación en generación" y que ese "grito universal clama contra la injusticia y el sufrimiento de las víctimas provocado por el sinsentido de la barbarie y el terror".

"Frente a la guerra y la violencia plantamos este Árbol de Gernika en Auschwitz", dos ciudades "hermanadas" que "simbolizan la necesidad humana de paz, justicia y convivencia", ha destacado Urkullu en una nota de prensa.

El lehendakari ha proclamado que "la silueta del Árbol de Gernika es hoy, desde aquí y para siempre, la silueta de la dignidad humana", que es "el más alto valor que cabe defender, respetar y promover: derechos humanos para todas las personas en todo el mundo".

"Desde la experiencia de sufrimiento vivida en el pasado, queremos compartir el compromiso de convivencia en el futuro" con la "esperanza en un mundo mejor", ha dicho Urkullu ante medio centenar de jóvenes vascos y polacos que han asistido a la plantación del retoño.

También han estado presentes la presidenta de las Juntas de Bizkaia, Ana Otadui; el alcalde de Oswiecim, localidad que alberga el Parque Zasole, Janusz Chwierut, y el presidente de la Asociación Pro Tradición y Cultura Europea (APTCE), Enrique Villamor.

Desde hace unos años hay retoños del Árbol de Gernika repartidos por todo el mundo, en lugares tan dispares como Nairobi, Nueva York y Buenos Aires, emplazamiento al que desde hoy se suma Auschwitz.

Este año con motivo del 80 aniversario del bombardeo de Gernika las Juntas Generales de Bizkaia han puesto en marcha una iniciativa consistente en plantar retoños "en espacios que simbolizan el anhelo de paz", como el campo de concentración polaco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha