eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ENTREVISTA: Xulio Ferreiro

"Las ciudades del cambio tenemos una soledad institucional que espero que cambie tras el 20D"

El alcalde de A Coruña confía en que Pablo Iglesias sea el presidente del Gobierno tras las elecciones generales

La ciudad gallega albergará a finales de mes una reunión de los "alcaldes del cambio" para avanzar en la articulación de una red cooperativa de municipios

- PUBLICIDAD -
El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, durante una entrevista con eldiario.es

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, durante una entrevista con eldiario.es Marta Jara

Xulio Ferreiro (A Coruña, 1974) es alcalde de una de las llamadas ciudades del cambio, en las que el 24 de mayo triunfaron candidaturas ciudadanas apoyadas por Podemos y, como en el caso coruñés, por IU y Anova. O "ciudades rebeldes" como las denomina este profesor universitario en excedencia. Ferreiro visitó Madrid el martes para participar en un desayuno informativo, donde fue presentado por Manuela Carmena. Esa misma tarde, responde a eldiario.es sobre las inminentes elecciones generales, la confluencia en Galicia y las dificultades de llevar adelante un programa del cambio, pese a que Ferreiro califica el suyo de "realista".

Esta mañana en el desayuno informativo aseguraba que "las cosas se podrían haber hecho mejor" en la confluencia en Galicia. ¿Qué ha fallado?

A nosotros nos hubiera gustado replicar el modelo de la Marea Atlántica a nivel gallego y haber ido más allá de una coalición de partidos. Los tiempos fueron los que fueron; las energías también fueron las que fueron; y las capacidades fueron las que fueron. Ahora tampoco tiene mucho sentido lamentarse de lo que se pudo haber hecho o no. Hay una candidatura fuerte, que tiene opciones de obtener un gran resultado. Lo deseable es ayudar y que todos pongamos un granito de arena para que los logre.

En las municipales sí fraguaron ofertas netamente ciudadanas. A Coruña es un ejemplo, también Santiago o Madrid. ¿La falta de tiempo ha sido el único impedimento para repetirlo ahora?

En el caso de A Coruña y de Marea Atlántica hubo un componente ciudadano muy fuerte que ayudó a forzar la situación y que sirvió de bisagra para unir a los diferentes partidos y que ocupó la centralidad de la formación de la candidatura. La gente que pudimos hacer eso en A Coruña básicamente pusimos las energías en gobernar el Ayuntamiento. Esperábamos que hubiese otras personas a nivel gallego que pudiesen hacer ese trabajo. Cada momento tiene sus componentes y se dan circunstancias de lugar, tiempo y personas concretas. Eso se dio en A Coruña, donde hicimos un trabajo de un año. Y eso hace que las cosas se puedan hacer de otra forma.

Aunque la Marea Atlántica no integra formalmente la candidatura En Marea, ¿la apoyarán?

Sí, sí.

¿Va a hacer usted campaña, como Ada Colau hará en Cataluña?

Yo voy a echar una mano. Pondré mi granito de arena para apoyar esa candidatura.

Los ayuntamientos cumplen cinco meses de mandato, ¿cómo han sido estas primeras semanas de gobierno para ustedes?

Trepidantes. Nos han servido primero para hacernos con el control de la situación y aprender cómo funciona una maquinaria como es un ayuntamiento y para poner a andar el programa. Llevábamos un programa ambicioso de 25 medidas para los 100 primeros días y creo que a estas alturas están todas prácticamente en marcha. Algunas son simbólicas; otras tienen que ver con la transparencia, la participación y la apertura de procesos de toma de decisión colectiva en la ciudad; otras con las necesidades urgentes de las personas, como la renta social municipal, que ya estamos negociando y que esperamos aprobar el mes que viene. Muy satisfechos, en definitiva, con el nivel de aprendizaje, de control de la situación y de desarrollo del programa.

¿La realidad del Ayuntamiento impide llevar a cabo algunos de los proyectos que recogía su programa?

Fuimos muy realistas a la hora de redactar el programa. No era una carta a los reyes magos ni una lista de deseos. Era un programa pensado para gobernar, por lo que no nos hemos encontrado más sorpresas de las esperadas. Éramos conscientes de la situación legal, aunque de la situación económica no lo éramos tanto. Esto puede retardar algo las medidas, pero no la iniciativa política.

¿Y cuáles eran esas situaciones legales esperadas?

Hay un marco normativo muy restrictivo que limita la capacidad y autonomía de los ayuntamientos y que te incita a privatizar servicios, impide contratar personal y remunicipalizar. Se trata de denunciarlo y ponerte enfrente de quien está con esas políticas.

En el acto de esta mañana [por el martes] le ha presentado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que tampoco tiene mayoría en el Pleno. ¿Se pueden llevar adelante proyectos de cambio como los del 24M con pactos puntuales?

Yo creo que sí. Nuestro programa, por ejemplo, tenía muchos puntos de coincidencia con el del PSOE. Nosotros decíamos un poco en broma y un poco en serio que el PSOE se había 'mareizado' porque acogió muchas propuestas que nosotros habíamos puesto encima de la mesa. En las grandes líneas estamos encontrando cierta coincidencia, como con la renta social municipal, pero también en otros proyectos. El PSOE ha entendido cuáles son las necesidades de los vecinos y vecinas. Si pensamos en propuestas programáticas, en políticas y en las necesidades de la gente no debería haber problemas. Otra cosa es que se piense en cálculos electorales o en si conviene o no para el futuro de determinados dirigentes dentro de partido.

Con el PSOE ha habido desavenencias, como el rechazo, tras haberlo pactado, de un modificativo de los presupuestos que hubo que volver a negociar. ¿Teme que intenten ahogar económicamente al Ayuntamiento para cortocircuitar sus políticas?

Es un riesgo que está ahí, pero la ciudadanía no es tonta. Si las cosas se hacen con transparencia y se explica qué se ha votado, qué se quiere hacer y para qué, y la actitud de este partido es esta y ha causado estos problemas, la gente sabrá valorarlo. Y eso fue lo que pasó. Hubo un momento de bloqueo que no se entendió en la ciduad y le pasó factura al PSOE.

¿Ve riesgo de una moción de censura?

Es un panorama que no nos planteamos. Mientras exista un Gobierno con un apoyo ciudadano fuerte nadie se va a atrever a echarlo ni a intentar ninguna maniobra. Ese apoyo se logra con interlocución directa con la ciudadanía.

Mencionaba antes el cálculo electoral. ¿Cree que ese panorama puede cambiar después del 20D? No solo en A Coruña, sino en el resto de ciudades que se han dado en llamar del cambio.

Puede pasar, pero habrá que ver cuál es el resultado de las generales, qué tipo de gobierno se conforma y con qué apoyo. Son muchas variables que no controlamos y sobre las cuáles no tiene mucho sentido hablar. Nosotros seguimos nuestra hoja de ruta. En las generales nos jugamos mucho en términos de forma de gobierno y de modelo de sociedad y no tiene mucho sentido echar cábalas.

Pablo Iglesias siempre le cita a usted entre los alcaldes del cambio. ¿Quiere que el líder de Podemos sea el próximo presidente del Gobierno?

Espero que sí.

Cuando estalló mediáticamente la crisis de los refugiados hubo una interlocución entre estos ayuntamientos para ofrecerse al Gobierno. Aquello fue más bien un acto simbólico pero, ¿se está tejiendo alguna relación más profunda entre las ciudades del cambio?

Las ciudades rebeldes, como les llamamos nosotros. Sí hay una interlocución y un trabajo en red partiendo de la singularidad de cada ciudad y de cada proceso municipalista. Ya antes de las elecciones compartimos información, abrimos códigos, nos miramos unos a otros para aprender y para colaborar. Y lo estamos haciendo.

¿En qué se concreta?

Hemos cambiado formas de hacer política competitivas por formas colaborativas. Madrid, Barcelona, Pamplona, Valencia, Zaragoza, Cádiz, Badalona, Santiago de Compostela estamos trabajando en red, presentándonos juntos a proyectos europeos, compartiendo experiencias en movilidad, en medio ambiente, transparencia y participación. Estamos teniendo reuniones periódicas por áreas y de alcaldes, como la que tuvimos hace poco en Barcelona. Y tendremos una a finales de este mes en A Coruña donde una decena de ciudades estarán representadas y visibilizaremos ese trabajo en red que estamos haciendo.

¿Tendrá una agenda concreta esa reunión de A Coruña?

Vamos a hablar de seguridad, de turismo sostenible, de economía, de Haciendas Locales. Vamos a hablar de los problemas que compartimos para buscar soluciones compartidas. Las ciudades del cambio tenemos una soledad institucional que espero que cambie tras el 20D. Nos tenemos que apoyar y unirnos y trabajar en común, porque es la forma en la que entendemos la política.

¿La Xunta de Galicia ha intenteado de alguna manera impedir esa colaboración entre las ciudades en esa comunidad?

Entre Ferrol, Santiago y A Coruña estamos trabajando a diario juntos en la coordinación de los aeropuertos, en compartir políticas sociales, etcétera. La Xunta tiene una tradición histórica con el PP y con Alberto Núñez Feijóo de utilizar las instituciones para beneficio de su partido. Y eso se nota. En el presupuesto de este año la inversión del Gobierno del PP en A Coruña baja respecto del año pasado cuando gobernaban ellos.

¿Será Núñez Feijóo el próximo candidato del PP a la Xunta de Galicia?

[Ríe] No lo sé, eso lo tendrá que decir Núñez Feijóo.

El puerto exterior de A Coruña es una infraestructura prácticamente inutilizada después de 600 millones de euros inversión. ¿Tiene solución? ¿Hemos dilapidado esos 600 millones de euros?

Si pudiéramos rebobinar y volver atrás no sé qué decisiones se tomarían. Ahora la infraestructura está ahí, se ha gastado mucho dinero y nosotros estamos intentando que ese puerto exterior pueda tener volumen de negocio y cree riqueza para la ciudad y su contorno. Estamos trabajando para eso. El concejal de Empleo se va a ir a China a buscar inversores. Lo que no podemos hacer es hipotecar urbanísticamente la ciudad y vender unos terrenos desafectados del puerto y con eso financiar el déficit y la deuda de la Autoridad Portuaria. Tampoco nos parece la solución, es propia de otro tiempo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha