eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El conseguidor de Púnica que cobró de Madrid también hizo propaganda en Internet a favor de Aguirre

Varios correos electrónicos prueban que la trama de Alejandro De Pedro hizo propaganda en Internet a favor de la expresidenta después de que una madre le lanzase un tupper en la inauguración de un curso escolar

En el sumario figuran informes sobre la reputación online de Esperanza Aguirre, junto a otros de Ignacio González, Lucía Figar y Salvador Victoria

31 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Montaje correos Espe

Correos electrónicos de la trama Púnica sobre sus trabajos para Aguirre.

El empresario Alejandro de Pedro Llorca –a quien la policía, el juez, y la  Fiscalía Anticorrupción, señalan como el conseguidor de la trama Púnica, imputado por los delitos de organización criminal, tráfico de influencias, malversación, cohecho, falsificación documental, utilización de información confidencial y fraude– también realizó trabajos para mejorar la reputación en Internet de la expresidenta del Gobierno regional y actual portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre. Así lo evidencia una serie de correos electrónicos, incorporados a la causa en los que una empleada de Eico, una de las sociedades de la trama, envía al cerebro de la red dos informes titulados "Reputación online Esperanza Aguirre" y "Reputación online Ignacio González".

El intercambio de correspondencia entre ambos revela que la empresa de Púnica intervino para mejorar la imagen de la presidenta madrileña en septiembre de 2012 tras un incidente durante la inauguración del curso escolar, en la que una madre le lanzó un tupper a Esperanza Aguirre.

En uno de los correos electrónicos intervenidos durante el registro a la casa de De Pedro, se titula en el asunto como "Apoyo Esperanza". Lo remitió la misma trabajadora de la firma Eico, dedicada a la reputación online, el 10 de septiembre de 2012 a las 13:42 horas.  En él, cuenta a De Pedro: "Alex, continuamos con el apoyo a Esperanza Aguirre. Es TT [Trending Topic] ahora mismo porque le han lanzado un tupper durante la inauguración en un colegio público".

Lo que investiga el juez Eloy Velasco en esta vertiente de la trama Púnica son los pagos que la Comunidad de Madrid y distintas subcontratas realizaron a la madeja de empresas de De Pedro para sufragar propaganda en Internet a favor de distintos cargos populares como el expresidente Ignacio González, y los exconsejeros Salvador Victoria y Lucía Figar, ambos imputados y que tuvieron que dimitir por este caso.

La policía ha constatado que la empresa Indra, una de las principales adjudicatarias de la Agencia de Informática de la Comunidad de Madrid, abonó a De Pedro 10.000 euros por orden de Salvador Victoria, la mano derecha de González en el Gobierno regional. Y el juez mantiene imputada a la exdirectora general de Medios de la Comunidad de Madrid, Isabel Gallego, por encargar y pagar con cargo a fondos públicos parte de los trabajos de reputación en Internet de dirigentes del PP que el Gobierno regional trató de esconder como tareas de documentación.

Media docena de ayuntamientos del PP y la Diputación de León están siendo investigados por las mismas prácticas. En ocasiones, esos contratos con las firmas de De Pedro, que incluían ejercicios de guerra sucia contra los rivales políticos en Internet, los abonaban los Gobierno municipales y se camuflaban como manuales de uso de las redes sociales. Era habitual que el mismo informe se vendiese a distintos municipios, según los investigadores. Está el ejemplo de un documento que constaba de 99 cuartillas e incluía vaguedades sobre el manejo de la Red y por el que se llegó a cobrar 16.520 euros a un Gobierno municipal. El texto incluía instrucciones vagas para moverse a través de las redes sociales con perfiles de Facebook, Twitter, Linkedin, Youtube, o para configurar blogs en Internet.

Los informes policiales incorporados a la causa sostienen que fue el exvicepresidente del Gobierno de Aguirre Francisco Granados quien introdujo a Alejandro de Pedro en el Partido Popular, donde debutó durante la campaña de las municipales y autonómicas de 2011. El mecanismo de propaganda en Internet que utilizaban empresas como Eico y Madiva, ambas propiedad de Pedro, era bastante rudimentario. La red ponía a disposición de sus clientes hasta 45.000 perfiles de Twitter con los que lanzar campañas de propaganda masiva que partía de supuestas noticias fabricadas en pequeños diarios digitales especializados en glosar las bonanzas de los cargos políticos que pagaban a la trama. Por generar un Trending Topic, colocar una información entre las más vistas de Twitter, el empresario valenciano cobraba 6.000 euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha