eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La dirección de Pedro Sánchez recibe el respaldo del 70% del PSOE

El sector encabezado por Susana Díaz vota masivamente en blanco a los órganos de dirección propuestos por Pedro Sánchez

La falta de integración se nota en el resultado de la votación con 16 puntos menos que el respaldo que Sánchez consiguió hace tres años

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez en el 39 Congreso Federal del PSOE

Pedro Sánchez en el 39 Congreso Federal del PSOE MARTA JARA

Pedro Sánchez saca adelante su nueva dirección con un respaldo del 70,5% del PSOE. Supone casi 16 puntos menos que en 2014, cuando contó con el respaldo de los principales barones socialistas, que l e han castigado por la falta de integración. La Ejecutiva ha logrado 674 votos a favor de los 956 delegados que han participado en la votación (1.004 tenían derecho a voto).

El voto de castigo se ha traducido en el voto en blanco (274 votos del total, lo que supone un 28,7% de abstención). Ocho votos han sido nulos. Sánchez consigue, no obstante, un mayor porcentaje respecto al resultado de las primarias en las que obtuvo el respaldo de casi el 51% de los militantes.

La falta de integración y las formas de Sánchez a la hora de configurar su nuevo equipo -se lo ha dado hecho a los barones, a quien se ha limitado a comunicarles las decisiones- ha generado un gran malestar en las federaciones lideradas por quienes apoyaron a Díaz. También entre quienes están del lado del secretario general se escuchan críticas en ese sentido. "No puedes dejar fuera a toda Andalucía", lamenta un dirigente 'sanchista'. "Hay que saber ganar", le reprochan desde la federación de Díaz. La falta de paridad es otro reproche que recibe la nueva dirección.

En 2014, cuando Pedro Sánchez venció en las primarias aupado por los principales barones socialistas, entre ellos Susana Díaz, consiguió un 86,19% de respaldo para su dirección. En aquel momento, el malestar por la falta de integración de los perdedores se manifestó a través del voto en blanco (136 de los 990 que votaron, es decir, un 13,7 de los delegados). La participación ascendió al 97% de los 1.019 delegados con derecho a voto. El resultado para la dirección de Sánchez es el más bajo de los últimos congresos del PSOE. En 2012, Alfredo Pérez Rubalcaba logró el respaldo del 80% de los delegados. José Luis Rodríguez Zapatero consiguió en 2004 un 96%.

También el respaldo ha sido menor para el Comité Federal, el máximo órgano entre congresos del PSOE. Los rivales de Sánchez le recriminan que no se ha respetado el resultado de las primarias ni el peso de cada una de las federaciones. La composición del órgano que forzó la dimisión de Sánchez ha salido adelante con un 70% de respaldo -un 28,3% de abstención ha sido el voto de castigo-. De los 956 delegados que han votado, 674 han respaldado esa composición frente a los 271 en blanco y once nulos. 

La lista encabezada por el alcalde de Dos Hermanas, Quico Toscano, ha recibido 17 puntos menos de apoyo que la que en 2014 encabezó José Antonio Griñán, hoy fuera del PSOE. La anterior configuración la avaló el  87,44% de los delegados socialistas. 

Ligeramente superior ha sido el respaldo para la Comisión Federal de Ética y Garantías, que preside de nuevo María Isabel Celáa. Ese órgano ha salido adelante con un 73% de los votos a favor (702) frente a la abstención de 249 delegados. 

Tras la lectura de los resultados, el presidente del congreso, Luis Tudanca, ha procedido a nombrar a los 48 miembros que acompañarán a Sánchez en Ferraz. Odón Elorza, Andrés Perelló, Óscar Puente, José Luis Ábalos, Adriana Lastra y Cristina Narbona han recibido sendas ovaciones antes de la de Sánchez, que se ha subido al escenario para pronunciar su primer discurso como secretario general

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha