eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un ministro y un gobernador retan la fuerza de Renzi en el PD italiano

- PUBLICIDAD -
Un ministro y un gobernador retan la fuerza de Renzi en el PD italiano

Un ministro y un gobernador retan la fuerza de Renzi en el PD italiano

El ministro Andrea Orlando y el gobernador Michele Emiliano se enfrentan hoy a Matteo Renzi en las primarias del Partido Demócrata (PD) italiano, con las que pondrán a prueba la aún gran influencia del ex primer ministro pese a sus recientes descalabros.

El primero es ministro de Justicia, elegido precisamente por Renzi en febrero de 2014; el segundo es el gobernador de la región de Apulia (sur), y ambos se han convertido en los últimos en testar el empuje del "renzismo" dentro del partido en el Gobierno.

Una corriente que continúa muy viva en la mayor formación de centroizquierda del país pese a lo que muchos creían tras el referéndum constitucional de diciembre, que derivó en la sonada dimisión de Renzi como primer ministro y como secretario general.

Orlando (La Spezia, 1969) accedió a la política a la temprana edad de 13 años desde la Federación Juvenil Comunista, para después pasar al Partido Comunista y a la coalición de El Olivo, por la que fue elegido diputado, y finalmente al PD, donde se le ubica en la corriente reformadora de los "Jóvenes Turcos".

Soltero y aparentemente cauto, en abril de 2013 fue nombrado ministro del Medioambiente por el entonces primer ministro, Enrico Letta, y repitió en un cargo similar, en el Ministerio de Justicia, una vez que Renzi arrebató el Gobierno a su predecesor en febrero de 2014.

Por su parte Emiliano (Bari, 1959) es un antiguo fiscal que ha desarrollado su labor en la ciudad siciliana de Agrigento, donde se ocupó de la lucha contra la mafia, y en Brindisi (sur), así como en la Dirección de Distrito Antimafia de su ciudad natal.

Pasó de la magistratura a la política en 2004 cuando con una coalición de partidos de centroizquierda arrebató a los conservadores uno de sus baluartes, Bari, y revalidó el cargo en 2009, por lo que continuó como alcalde otros cinco años más.

En 2015 conquistó el Gobierno regional de la meridional Apulia y desde ahí apoyó en un primer momento a Renzi pero pronto se convirtió en una de las voces más críticas contra sus métodos.

Pero el día de febrero en el que la minoría crítica del PD anunció su escisión definitiva del partido, tras meses de batalla interna con Renzi, Emiliano anunció su candidatura.

Durante la campaña electoral los mensajes de los tres candidatos no han diferido demasiado, pero si en algo han estado de acuerdo Orlando y Emiliano es en las críticas hacia un PD que gira más en torno a un líder que sobre un proyecto ideológico y social.

Pero lejos de seguir sus pasos, de elegir la vía rápida y abandonar un partido a su juicio demasiado sometido a la alargada sombra del ex alcalde florentino, el ministro y el gobernador se han obcecado en el intento de cambiar la formación desde dentro.

Emiliano, el más duro y directo de los aspirantes, denunció el viernes, en el cierre de campaña, que Renzi "combate por mantener su poder personal y el de sus amigos", lo que a su juicio "generará desconfianza en el pueblo italiano" ante unas elecciones generales.

Orlando, por su carácter más conciliador, se ha presentado como el único capaz de "recoser" un PD a estas alturas lastrado por las disputas internas.

Las encuestas sostienen que, salvo sorpresas de última hora, no lo lograrán, que poco o nada podrán hacer contra una mayoría de militantes que sigue considerando a Renzi su líder pese al referéndum y a las escisiones que han debilitado al PD en el Parlamento.

Gonzalo Sánchez

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha