eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El nuevo portavoz de los obispos, a favor de "desclericalizar las cosas"

- PUBLICIDAD -
Gil Tamayo asegura que la asignatura de religión es un derecho esencial más allá de pactos

Gil Tamayo asegura que la asignatura de religión es un derecho esencial más allá de pactos

El nuevo secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, se ha mostrado hoy a favor de "desclericalizar las cosas", en asuntos como el aborto o la asignatura de religión, que ha circunscrito al ámbito de los derechos fundamentales.

En su segunda rueda de prensa, pero la primera en la que ha respondido a preguntas de actualidad desde que el pasado miércoles fuera elegido secretario general de los obispos, en sustitución de Juan Antonio Martínez Camino, Gil Tamayo ha dicho que no "comparecía" ante los medios, sino que "aparecía", ya que "solo se comparece ante el juez".

El nuevo secretario y portavoz ha respondido a preguntas sobre la reforma del aborto, el encaje de la asignatura de religión en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), aprobada ayer en el Senado, la polémica sobre el libro "Cásate y se sumisa" o la instalación de cuchillas en la valla de Melilla.

Sobre este último asunto ha sido muy tajante al asegurar que colocar concertinas en la frontera hispano-marroquí de la ciudad autónoma "no es la manera" de combatir la inmigración y al pedir a las autoridades que no se sitúen en "una cultura del descarte".

"Especialmente sensibilizado" con este tema al ser hijo de una persona que emigró a Alemania, Gil Tamayo ha subrayado que "el inmigrante no es un peligro".

Gil Tamayo ha querido dejar claro que lo que está sobre la mesa en relación al aborto es el derecho a la vida, un derecho "fundamental", al igual que lo es el que tienen los padres para que sus hijos reciban formación religiosa en los centros educativos.

Por ello, ha asegurado que el aborto "no es una cuestión religiosa", ni la "contienda de la Iglesia como una alternativa política".

A su juicio, la Iglesia "no tiene que estar abanderando y clericalizando opciones libres que responden a los deseos legítimos de la sociedad", pero "sí" lo tienen que hacer los cristianos.

Más allá de los acuerdos del Estado con la Santa Sede ha circunscrito Gil Tamayo la obligación de los centros educativos de ofertar la asignatura de religión en todos los niveles educativos (primaria, secundaria y bachillerato).

El portavoz de los obispos ha enmarcado esta cuestión en el derecho "esencial" de los padres, reconocido por la Constitución, a que la educación de sus hijos incluya "una formación conforme a sus convicciones".

"La sumisión no corresponde a la doctrina social de la Iglesia", ha asegurado Gil Tamayo al ser preguntado sobre si el libro "Cásate y se sumisa", editado por el Arzobispado de Granada, responde de forma fiel a los principios católicos.

Para este sacerdote, se trata de todo lo contrario, ya que "la obediencia cristina no es una obediencia cuartelera, sino de convicción", y el matrimonio, ha dicho, "una relación entre personas".

Antes del turno de preguntas, Gil Tamayo ha informado sobre los acuerdos adoptados por la CII Asamblea Plenaria de la CEE, reunida desde el pasado lunes, entre ellos, la aprobación de los presupuestos del próximo año, que ha detallado el vicesecretario de Asuntos Económicos, Fernando Jiménez Barriocanal.

Aunque aun no disponen de datos de la última campaña de la declaración de la Renta, trabajan sobre la hipótesis de que la cantidad que va a recibir la Iglesia de los contribuyentes que marcan la casilla a favor de esta institución va a ser la misma que el año anterior (247,9 millones de euros).

A partir de estos datos, el Fondo Común Interdiocesano estará dotado con 231,6 millones, la misma cantidad que este año, mientras que el presupuesto de la CEE será de 4,4 millones, un 1,5 por ciento más que en 2013, ha explicado Jiménez Barriocanal.

A este respecto, el secretario general de los obispos ha insistido en la importancia de la transparencia económica que debe guiar a la institución, en línea con el Papa Francisco, "porque nos va la credibilidad también en este asunto".

Gil Tamayo, que además de sacerdote es periodista, ha introducido como "novedad" el hecho de que a partir de ahora aparecerá solo en las ruedas de prensa y no en compañía del director de la oficina de información de la CEE, Isidro Catela, como venía siendo habitual.

"No se trata de ninguna crisis", sino de "evitar que estemos tantos a la vez", ha aclarado anticipándose a las preguntas de los periodistas sobre esa decisión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha