eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El tribunal interno de Podemos se partió en dos por el cabeza de lista por Jaén

La candidatura de Andrés Bódalo ha sido revisada por la Comisión de Garantías Democráticas y la Comisión Electoral por un posible incumplimiento del código ético

El sindicalista, condenado por agresión, ha recurrido al Supremo y alega que intercedió en unos altercados durante una protesta

87 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pablo Iglesias, Sergio Pascual (a su derecha) y Teresa Rodríguez (de rojo), en un acto en Sevilla en enero.

Pablo Iglesias, Sergio Pascual (a su derecha) y Teresa Rodríguez (de rojo), en un acto en Sevilla en enero. EFE

La composición de las listas con las que concurrirá Podemos a las elecciones generales han provocado tensiones y movimientos internos. Como en cualquier partido político. El método participativo de la elección de candidatos y el carácter semiasambleario de la formación que lidera Pablo Iglesias provoca que estos enfrentamientos tengan más repercusión. Han motivado la dimisión de la ejecutiva vasca, por ejemplo. Pero hay un caso destacado, que ha partido en dos a la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos y ha obligado a la Comisión Electoral a posicionarse en varias ocasiones: la designación del número uno por Jaén, el sindicalista Andrés Bódalo.

Pablo Iglesias defendió el miércoles las listas de su partido y, explícitamente, la candidatura de Bódalo, condenado por un delito de agresiones a un edil socialista durante una protesta en un pueblo de Jaén. El secretario general lo respaldó: "Estoy orgulloso de la gente que defiende los derechos sociales". La sentencia no es firme y está recurrida ante el Tribunal Supremo. En su defensa, Bódalo asegura que él no protagonizó la agresión, sino que intercedió para evitar males mayores. 

El sindicalista y concejal por Jaén en Común concurrió a las primarias en la lista presentada por los dirigentes del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) 'Utopía y dignidad' y avalada por la secretaria regional, Teresa Rodríguez. En la votación, Bódalo quedó en el puesto 82, por detrás de otras personas de la provincia. Pese a ello, ha terminado encabezando la papeleta en contra de los órganos locales y provinciales de su partido.

La candidatura del concejal jienense ha sufrido varias idas y venidas y ha propiciado la intervención de la Comisión de Garantías Democráticas, el tribunal interno de Podemos que vela por el cumplimiento de los estatutos y normas. Entre ellas, el código ético (PDF), que exige la dimisión de cualquier cargo de cualquier persona "en caso de ser imputado, procesado o condenado por las faltas y delitos". Bódalo está efectivamente condenado por un delito de agresiones por un incidente que se produjo durante una protesta en el municipio jienense de Jódar.

A finales de agosto, el Comité Electoral decidió anular su candidatura. En octubre, esta resolución fue levantada por el mismo órgano. Su presidente, el diputado aragónes Pablo Echenique, explica a eldiario.es que "hubo un debate político en el Consejo Ciudadano Estatal" [el principal órgano entre asambleas] en el que se determinó que "su imputación tenía que ver con que se había jugado su seguridad personal para defender los derechos de todos". Bódalo siempre ha defendido que él no protagonizó ninguna agresión, sino que intentó calmar la situación. Por tanto, el Comité Electoral le levantó la inhabilitación.

La decisión empujó a militantes andaluces a llevar el caso a la Comisión de Garantías. Según varias fuentes consultadas por eldiario.es, tanto en Andalucía como en Madrid, el órgano fue incapaz de alcanzar una posición consensuada sobre el asunto y en una votación seis de los 10 componentes se inclinaron por vetar la candidatura.

Sin embargo, esta votación no se plasmó en una resolución. Fuentes de Podemos aseguran que fue la presidenta de la Comisión, Gloria Elizo, quien la bloqueó. Este medio ha intentado sin éxito ponerse en contacto con Elizo (que encabeza la lista por Toledo) en varias ocasiones.

Las mismas fuentes indican que los miembros de la Comisión decidieron elevar una resolución por su cuenta al Comité Electoral. Para darle validez, se apoyaron en el reglamento de la propia Comisión (PDF), que asegura que "el Pleno se reúne de forma presencial cuando lo solicite la Presidencia o cuando lo solicite la mitad más uno de sus miembros". Es decir, seis personas.

Pablo Echenique explica a eldiario.es que el Comité Electoral que él preside no ha recibido ninguna comunicación oficial de la Comisión de Garantías, aunque sí reconoce que ha hablado "con personas individuales de Garantías" que le han transmitido "su punto de vista". "Pero eso no tiene ninguna oficialidad", zanja. El presidente del Comité Electoral recuerda que el reglamento de la Comisión de Garantías establece que la persona objeto de un proceso tiene derecho a audiencia y a presentar las alegaciones pertinentes. Pero Bódalo nunca fue llamado por la Comisión de Garantías ni por ninguno de sus miembros de forma oficial.

La Comisión ha pospuesto la resolución hasta que no haya sentencia del Supremo. La intención es que una posible revocación de la sentencia por parte del Alto tribunal no llegue después de que se le haya descabalgado de la lista. El plazo para hacerlo concluía este mismo viernes.

La pugna por Bódalo y por la candidatura de Jaén es sintomática de la situación interna que atraviesa Podemos en Andalucía, dividida entre la secretaria regional, Teresa Rodríguez, y el secretario de Organización, Sergio Pascual.

Rodríguez, pertenenciente al sector de Anticapitalistas, se ha erigido como contrapoder a la dirección estatal. Y el sindicato al que pertenece Bódalo es uno de sus apoyos en la región. La secretaria regional lideró, junto a Echenique, la alternativa a Pablo Iglesias en la asamblea de Vistalegre. Pascual, por su parte, es el hombre fuerte de la dirección estatal en la región y uno de los principales colaboradores de Iñigo Errejón. Encabezará la lista del partido por Sevilla.

En una entrevista en  El País el pasado 2 de noviembre, Pascual señalaba que el código ético "rechaza que haya imputados por corrupción en nuestras listas" y añadía: "En cualquier caso, insisto, es el comité de garantías el que tiene que hacer la lectura del código ético y decidir".

La confección de las listas del 20 de diciembre se ha convertido en una lucha entre ambos sectores. Quien consiga meter más diputados en el Congreso tendrá más capacidad de influencia tras las elecciones tanto en Andalucía como en el Estado. El secretario general, Pablo Iglesias es el último responsable de la confección de las listas electoral. Iglesias ha situado a muchos de sus principales colaboradores en puestos de salida en las distintas circunscripciones. Y en este caso se ha decantado por apoyar la propuesta de Teresa Rodríguez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha