eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Quién es David Pérez: el alcalde de Alcorcón que odia a las feministas y a unos cuantos más

David Pérez (PP) fue reprobado por su Pleno al no cumplir con un mandato para colgar la bandera arcoíris: "A mí no me reprueban cuatro politicastros", dijo

No votó la ley LGTB propuesta por su jefa Cristina Cifuentes y fue la pieza fundamental para intentar traer Eurovegas

La justicia ha anulado su plan de utilizar a parados que había despedido bajo el paraguas de "colaboradores sociales" y prometió en su programa electoral poner más banderas de España

81 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El alcalde de Alcorcón David Pérez junto al presidente de Educatio Servanda, Juan Carlos Sorvera.

El alcalde de Alcorcón David Pérez junto al presidente de Educatio Servanda, Juan Carlos Sorvera.

El alcalde de la ciudad madrileña de Alcorcón (167.000 habitantes), David Pérez (PP), se ha hecho más famoso aún este fin de semana gracias a hacerse públicas sus ideas sobre el feminismo y el aborto. ¿Las feministas? "Mujeres frustradas". La interrupción del embarazo convierte su cuerpo en "una sala de ejecución". Él aduce que se le ha manipulado. Pero lo dijo, como muestra el vídeo.

David Pérez es un político del Partido Popular. Es diputado regional en Madrid desde 2003. Durante tres años, de 2008 a  2011, se sentó, justo detrás de la expresidenta Esperanza Aguirre. Era su altavoz en la Asamblea. Este aguirrista del PP de 44 años fue escogido por la líder popular para ser viceconsejero de Empleo y Mujer en 2008.

Y ha dejado un nutrido rastro de tintes homófobos, a favor de la educación concertada ultracatólica, contra los sindicatos o contra los trabajadores públicos.

Colaboración con el ultracatolicismo

Al alcalde de Alcorcón le parece "un honor contar" con el centro educativo Juan Pablo II en su ciudad. Lo dijo en enero de 2016. Ese centro pertenece a la ultracatólica Fundación Educatio Servanda. Su director envío una carta de bienvenida al inicio de este curso en la que calificaba la ley LGTB de Madrid de "propaganda terrorista".

David Pérez firmó a principios de este año, además, un convenio con esta fundación para que sus alumnos de Formación Profesional hagan prácticas en los centros y departamentos municipales. "Nunca nos ha fallado", ha dicho el presidente de la fundación, Juan Carlos Corvera.

"Nadie me va a obligar a colgar una bandera"

La idea de calificar una ley de "propaganda terrorista" no le mereció a David Pérez una condena o una crítica. Es más, el alcalde se negó a cumplir un mandato de su Ayuntamiento (aprobado por unanimidad) de colgar la bandera arcoíris durante la semana del Orgullo Gay. "Nadie me va a obligar a colgar la bandera en el balcón", dijo. Fue reprobado por su Pleno aunque él no asistió ese día: "A mí no me reprueban cuatro politicastros comunistas y socialistas porque el pueblo me aprueba", tuiteó.

Lo de no cumplir en los parlamentos no fue cosa de un día. Cuando la Asamblea regional de Madrid aprobó esa ley LGTB, presentada por su jefa la presidenta Cristina Cifuentes, tampoco se personó en su escaño.

Devoto de Eurovegas

David Pérez fue una pieza fundamental en el proyecto para levantar un macrocomplejo del juego en el sur de Madrid en los años 2012 y 2013. Puso a disposición del magnate estadounidense Sheldon Adelson una enorme parcela de la ciudad que gobierna para crear Eurovegas. Un plan parido por Esperanza Aguirre y continuado por su sucesor Ignacio González. En su línea poco moderada zanjó así las críticas del proyecto: "Para despreciar Eurovegas hay que ser un ignorante". 

Esta ignorancia la rubricó el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro y de Sanidad al no ver encaje legal a las exigencias de Adelson: exenciones fiscales, normativa laboral ad hoc para relajar la protección de los trabajadores, vulneración de la ley antitabaco…. La declaración de Pérez de que en "seis meses habría miles de contrataciones" se esfumó.

Envuelto en la bandera

Poco antes de una de las visitas del promotor de Eurovegas al gigantesco solar que puso a su disposición Pérez, el alcalde había inaugurado con toda la parafernalia una gigantesca bandera en una rotonda cercana a los terrenos. Se trató de una enseña de 30 metros cuadrados elevada sobre un mástil de 16 metros. De hecho, su programa electoral recogía llevar la bandera a todos los barrios de Alcorcón. El político argumentaba así su estrategia: "Reflejar el amor, el orgullo y el respeto que todos los españoles debemos tener a nuestro país y a nuestros símbolos nacionales".

"Los liberados son un ejército"

Durante su época de portavoz parlamentario, el Gobierno de Esperanza Aguirre las tuvo tiesas con los sindicatos. Llevó la pelea a los liberados sindicales cuyo número quiso reducir drásticamente. Para jalearla, David Pérez, los llamó "ejército" y les acusó de ir contra la Constitución por "apoyar el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero" porque atentaba "contra el derecho al trabajo".

Ya en la alcaldía, los tribunales le han parado en su sui generis política laboral. El Tribunal Superior de Justicia tuvo que sentenciar al Consistorio por "utilizar ilícitamente trabajadores en paro", que se empleaban con la figura de "colaborador social" para realizar labores de plantilla tras haber sido despedidos. Con ese movimiento, se ahorraba pagarles y su gratificación económica corría a cargo de una ayuda de la Comunidad de Madrid.

También la justicia le echó para atrás más de 80 despidos de funcionarios. Los jueces le dijeron que era lógico que la mayoría de trabajadores del Ayuntamiento fueran funcionarios. En 2012, se le atribuyeron 50 cargos de confianza con un coste de dos millones de euros.

Varios sueldos para la familia Pérez  

La alcaldía de Alcorcón le llevó a la presidencia de la Federación Madrileña de Municipios y, de ahí, al consejo de administración de la empresa pública Canal de Isabel II. A su mujer tampoco le fue mal en la órbita del Partido Popular periférico de Madrid. El alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, el albondiguilla, encausado en la trama Gurtel, le dio un empujón a su sueldo del 23% cuando el máximo legal estaba en el 3%.

Elena Cerezo era la jefa de Gabinete local y pasó de de 45.000 a 55.000 euros. La justicia la obligó a devolver el exceso acumulado. David Pérez cobró en la pasada legislatura como alcalde, como diputado y como consejero del Canal de Isabel II.

Multas a los que le increpan por la calle

No muy tendente a aceptar las críticas, no ha dudado en aplicar una ordenanza municipal para multar a los vecinos que considere que le han faltado al respeto. El Ayuntamiento ha puesto decenas de multas a ciudadanos que le han increpado por la calle. Policías locales de paisano que le acompañan se encargan de identificar al insultador. Hasta 1.000 euros de sanción.

También ha utilizado los medios públicos de la Asamblea de Madrid para loar su labor como alcalde. Aprovechó el espacio online que la cámara ofreció para publicar el currículo de los diputados y colgó un vídeo donde, entre otras cosas, destacaba cómo había atraído inversiones como Eurovegas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha