Focos

Rusia tolerará la violencia de género y doméstica una vez al año

El parlamento prepara un cambio legislativo que despenaliza la violencia contra la mujer y en el ámbito familiar y la castiga con una simple multa administrativa

Solo cuando el agresor vuelva a golpear al mismo familiar en el plazo de un año podrá ser procesado por la vía penal

Además, la justicia no actuará de oficio, sino que las víctimas deberán reunir ellas mismas todas las pruebas y acudir a los tribunales

65 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rusia tolerará la violencia doméstica una vez al año

Rusia tolerará la violencia doméstica una vez al año

Pegar a la esposa, a un hijo o a un padre una vez al año hasta causarles moretones y arañazos ya no será delito en Rusia si prospera el proyecto de ley que despenaliza la violencia doméstica, aprobado en primera lectura esta semana en el Parlamento, a petición de dos parlamentarias del partido de Vladimir Putin. Solo se castigará con una simple sanción administrativa: con una multa de 500 euros y 15 días de trabajos comunitarios como máximo.

Sólo cuando el agresor vuelva a golpear al mismo familiar o a su mujer en el plazo de un año podrá ser procesado por la vía penal y castigado con la cárcel, y eso si el agredido logra demostrar los hechos, porque la justicia no actuará de oficio en estos casos.

"Las víctimas deberán reunir ellas mismas todas las pruebas de la paliza y acudir a todas las vistas en los tribunales para probarlo. Es absurdo que no se actúe de oficio. El agredido debe investigar su propio caso", explicó a Efe la abogada especializada en violencia de género Marí Davtián.

En la práctica, añade Davtián, el 90% de los denunciantes, que ya de por sí son muy pocos, "finalmente no acuden a los juzgados, porque el procedimiento es muy engorroso y porque el agresor es alguien del entorno más próximo, que casi siempre comparte hogar con su víctima".

La clave de la nueva ley, la que abre la puerta a una violencia de género y doméstica impune, es de hecho el carácter privado de la imputación penal en el caso de una segunda paliza, porque "el 90 % de las víctimas no denuncia y el 90 % que sí lo hace no se presenta al juicio", advierte la abogada.

Los autores de la iniciativa –dos diputadas y dos senadoras de Rusia Unida, el partido del presidente ruso, Vladímir Putin– argumentan que tan sólo quieren despenalizar las palizas que no ocasionen daño a la salud de las víctimas.

"La descarada injerencia en la familia" por la justicia "es intolerable", dijo Putin hace tres semanas en su rueda de prensa anual, al responder a una activista que le preguntó sobre la conveniencia de acabar con una ley que permite "encarcelar a un padre por unos cachetes en el culo que el niño se ha merecido".

Entre 12.000 y 14.000 mujeres mueren todos los años a manos de sus parejas, según datos difundidos por el Ministerio de Interior ruso en 2008 que, desde entonces, pese a múltiples requerimientos de organismos internacionales, oculta la evolución de este dato.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha