eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La mayoría de los países europeos no exige un permiso a las menores de 18 para abortar

España prepara un cambio de filas al tramitar que los padres puedan obligar a las mujeres embarazadas de 16 y 17 años a tener un hijo aunque no lo deseen

Los Estados que no piden a las interesadas una autorización expresa de los progenitores han crecido hasta 19, mientras que el grupo de línea contraria suma 15

Países como Dinamarca y Francia, que establecen el consentimiento previo, han habilitado métodos para que, de hecho, pueda rodearse este requisito legal

24 Comentarios

- PUBLICIDAD -

España ha iniciado este martes un cambio de filas en lo que a la regulación del aborto se refiere. La exigencia de un permiso familiar para que mujeres de 16 y 17 años interrumpan su embarazo hará que España salte del club al que se había unido la mayoría en Europa y pase al de la minoría. Seguirá así los pasos de Estonia, que en 2009 hizo el mismo viaje de dejar la decisión sobre el aborto en manos de las interesadas a instaurar el permiso previo de los progenitores en un plumazo legislativo.

La obligación expresa y legal de presentar una autorización de los progenitores o responsables legales en el caso de mujeres por debajo de los 18 años es una minoría en la Unión Europea. Seis países lo tienen recogido en su ordenamiento: Italia, Hungría, Francia, Eslovenia, Eslovaquia y Grecia. En el otro extremo se colocan Bélgica, cuya legislación no menciona permiso alguno, la República Checa, Lituania, Países Bajos, Letonia, Croacia (que solicitan autorización para menores de 16 años), Portugal y Reino Unido. En Finlandia, el permiso para menores es de carácter médico. En Chipre, solo las clínicas privadas suelen pedir este consentimiento. Con España suman 11 Estados miembros hasta que se cambie la ley.

Los nuevos compañeros de grupo que reserva la ley preparada por el Partido Popular son variopintos y presentan matices: Dinamarca exige consentimiento pero permite que un comité de expertos lo omita. Francia también regula el permiso paterno para menores pero al mismo tiempo admite que la mujer se lo salte si quiere "mantener en secreto" el aborto. Entonces solo le pide que un adulto "de su elección" la acompañe. Del entorno más próximo, Italia exige autorización para las menores.

Otros Estados en los que las mujeres de 16 y 17 años deben presentar un permiso externo para poder abortar son Grecia, Armenia, Bielorrusia, Hungría, Bosnia-Herzegovina, Bulgaria, Albania, Macedonia, Moldavia y Eslovaquia. En Turquía, no solo las menores precisan permiso, sino que las mayores casadas deben presentar la autorización de los maridos. Cuando España se una a ellos sumarán 15 Estados.

La legislación española todavía en vigor permite a estas ciudadanas no informar si creen que esto va provocar un conflicto. Con el cambio promovido por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y redactado por el grupo parlamentario –a la espera de otras enmiendas ya anunciadas por el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando–, España se separa de una línea a la que se habían sumado 18 Estados europeos.

Fuera de la Unión Europea, Suiza ni siquiera pide permiso a menores de 16 años. Además, otros Estados que dejan que la decisión sea tomada por las interesadas de 16 y 17 años son Ucrania, Islandia, Rusia o Serbia –aunque sí lo han incluido para mujeres por debajo de los 16 años–. En Noruega, a los padres y madres se les da la opción de opinar sobre el caso y, si no hay acuerdo, la decisión recae en una autoridad médica nacional.

Sin mención expresa

Existen algunos países en los que esta cuestión no ha entrado en sus regulaciones sobre el aborto, como Alemania, Austria, Luxemburgo o Rumanía. Suecia tampoco hace distinciones por edad. Para rematar el panorama, en dos países con una normativa sobre la interrupción del embarazo especialmente restrictiva como son Irlanda y Polonia, el asunto de las menores queda todavía lejos del debate. En la isla solo se establece la posibilidad de abortar si se presenta "un riesgo sustancial para la vida de la madre". Un posible suicidio no es válido como "riesgo sustancial".

En ese Estado de Europa del Este, Polonia, solo se determina la despenalización del aborto en caso de riesgo grave para la vida de la madre o daño irreparable del feto, además de por violaciones u otros delitos sexuales (que deben ser confirmados por el fiscal). Los supuestos médicos exigen el diagnóstico de dos facultativos además del emitido por el médico que esté llevando el embarazo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha