eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Más de dos millones de musulmanes inician la peregrinación con día de reflexión

- PUBLICIDAD -
Más de dos millones de musulmanes inician la peregrinación con día de reflexión

Más de dos millones de musulmanes inician la peregrinación con día de reflexión

Alrededor de dos millones y medio de peregrinos musulmanes procedentes de todo el mundo comenzaron hoy la peregrinación o "hach" a la ciudad santa saudí de La Meca con la jornada de "Al Taruia", dedicada a la reflexión.

Los peregrinos, vestidos con un atuendo blanco sin costuras, llegaron en las últimas horas a la zona de Mina, a unos diez kilómetros al este de La Meca, para pasar este día de meditación y rezo.

Después, entre la madrugada y el mediodía de mañana miércoles, se dispondrán a subir al monte Arafat para efectuar el principal rito de la peregrinación, en el lugar donde la tradición musulmana relata que el profeta Mahoma pronunció su último sermón hace catorce siglos.

Allí permanecerán hasta la puesta de sol antes de dirigirse a la localidad vecina de Muzdalifa, donde pasarán la noche.

En Muzdalifa recogerán guijarros para lapidar tres columnas que simbolizan las tentaciones del diablo durante el tercer día de la peregrinación, el jueves.

Después, en la Gran Mezquita de La Meca tendrán que completar las vueltas a la "Kaaba", en la que se encuentra la piedra negra que los musulmanes consideran un pedazo del paraíso.

El "hach" de este año comenzó marcado por la tragedia ocurrida el pasado día 11, cuando 107 personas murieron y 238 resultaron heridas al caer una grúa en el interior de la Gran Mezquita de La Meca, donde finalizan los ritos de este pilar del islam.

Hasta la noche del domingo pasado habían fallecido un total de 322 peregrinos en La Meca, según anunciaron las autoridades saudíes, que no precisaron si entre esas víctimas mortales habían fieles que sufrieron heridas en el accidente de la grúa.

Aparte del peligro de los grupos terroristas que actúan en Arabia Saudí y los países de la región, la peregrinación de este año está ensombrecida además por el conflicto en el vecino meridional, el Yemen.

Riad encabeza la coalición árabe que respalda militarmente al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, y sus milicias en su lucha contra el movimiento rebelde chií de los hutíes, que ocuparon Saná en septiembre de 2014, por lo que el mandatario se vio obligado a exiliarse en Riad durante seis meses hasta su vuelta hoy.

El Ministerio saudí del Interior advirtió de que cuenta con planes severos para impedir que cualquier grupo (de peregrinos) intente sacar provecho político del "hach" o efectúe manifestaciones y enarbole pancartas.

Por otra parte, el Sindicato de Transportes de La Meca explicó que ha dispuesto un total de 17.833 autobuses, y otros 500 como reserva, para trasladar a los peregrinos a los lugares de los ritos.

Asimismo, los fieles contarán con el "tren de los santos ritos" que puede trasladar a cerca de 370.000 devotos procedentes de otras zonas del país y de otras partes del golfo Pérsico, el sur de Asia, Turquía y Europa.

El billete de transporte para todos los días del "hach" cuesta alrededor de 250 riales saudíes, equivalentes a 66 dólares, informó el jefe del comité de recaudación de billetes, Farid al Gamedi, quien agregó que este año fueron impresos en diferentes colores para evitar su falsificación.

Por otro lado, el director de la Policía de La Meca, general Abdelaziz al Suli, indicó que las fuerzas de seguridad han devuelto a sus zonas de residencia a alrededor de 124.000 personas que han intentado entrar irregularmente a la ciudad y zonas donde se efectúan los ritos.

Algunos de ellos intentaron incluso ingresar vestidos de mujeres.

Además, Al Suli reveló que la policía interceptó más de 36.000 vehículos no autorizados a entrar en las áreas dedicadas al "hach".

Una vez cumplidos los rituales, los fieles se cortarán el pelo y las uñas y degollarán a un cordero este jueves marcando el comienzo de la fiesta del Sacrificio (Aid al-Adha), principal festividad del islam.

Con este ritual, los musulmanes recuerdan el sacrificio de Ibrahim (Abraham), quien por amor a Alá ofreció, según la tradición musulmana, la vida de su hijo primogénito Ismael.

En los tres días que siguen a la citada fiesta, los peregrinos deberán cumplir la segunda fase de la lapidación del diablo en Mina y dar siete vueltas más como despedida a la "Kaaba".

La peregrinación a La Meca es uno de los cinco pilares del islam, junto a la "shahada" (profesión de fe), la limosna, la oración y el ayuno en el mes de Ramadán.

Por Suleiman al Asad

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha