eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Trump quiere que blogueros y presentadores de radio asistan a las ruedas de prensa de la Casa Blanca

Su Administración propone cambiar la sala de prensa por una más espaciosa en la que puedan tomar asiento medios de comunicación no tradicionales

Esto significaría que medios digitales conservadores como Breitbart News podrían tener un hueco en el Ala Oeste de la Casa Blanca

"Poder contar con más gente, ser más transparente y accesible" es el objetivo de estos posibles cambios según Sean Spicer, secretario de prensa del Ejecutivo

- PUBLICIDAD -
Trump, un líder impredecible ante el reto de "hacer a EE.UU. grande de nuevo"

Para muchos, este movimiento es un claro reproche a los medios tradicionales EFE

Una vez que Trump tome los mandos de la Casa Blanca, es posible que tanto blogueros como presentadores de radio puedan acudir a las ruedas de prensa del presidente. Se trata de una propuesta verdaderamente anómala que podría acabar con las ruedas de prensa del Ala Oeste.

El elegido por Trump para ocupar la jefatura de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer,  ha asegurado este domingo que debido al interés "desmedido" que suscita la nueva Administración, el presidente electo estaba considerando mudar las ruedas de prensa de  la sala James S. Brady (sala que han utilizado todos los presidentes desde 1970 para informar a los medios) a otro sitio con más capacidad.

Según apuntaba este sábado la revista Esquire, el lugar elegido podría estar dentro del Edificio de la Oficina Ejecutiva de Eisenhower, justo al oeste de la Casa Blanca. "Sé que los cambios a veces son difíciles", dijo Spicer a Fox News, "pero a veces los cambios son lo mejor".

Spicer explicó que la respuesta significaría "poder contar con más gente, ser más transparente y accesible". Sugirió que esto significaría que medios que tradicionalmente no forman parte de los equipos de prensa que cubren la Casa Blanca podrían también realizar preguntas durante las ruedas de prensa de Donald Trump.

"Hay muchos presentadores de radio y blogueros que, en estos momentos, no caben y quizá no tengan una permanencia porque no son parte de la élite mediática de Washington", comentó Spicer. "Permitirles que puedan preguntar al presidente es algo positivo. Es más democrático".

Unos 200 periodistas forman el cuerpo de prensa de la Casa Blanca. La sala de prensa Brady tiene 49 asientos para los principales medios de comunicación. La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca (WHAC, por sus siglas en inglés) es la que concede los sitios. The Guardian es uno de los medios que cuenta con este espacio.

Todavía no está claro cómo se pondría en marcha esta propuesta, pero es bastante probable que se vea como un reproche hostil hacia los medios convencionales del país.

Los periodistas necesitan estar cerca del Ala Oeste

Jeff Mason, presidente de la WHCA y corresponsal de Reuters en la Casa Blanca, comentó que tuvo un encuentro de casi dos horas "provechoso" con Spicer el domingo. Mason "enfatizó en la importancia de la sala de prensa de la Casa Blanca" y su proximidad con las fuentes del Ala Oeste.

"Dejé claro que la WHCA vería inaceptable que la Administración entrante pretendiese sacar a los periodistas de la Casa Blanca fuera de la zona de trabajo para prensa que hay detrás de la propia sala", explicó Mason en un comunicado. "El acceso a las fuentes importantes del Ala Oeste, esto incluye al propio jefe de prensa, es clave para la transparencia y para que los periodistas puedan hacer su trabajo". Spicer acordó estudiar cualquier cambio del sistema actual con la WHCA, aseguró su presidente.

Durante la caótica rueda de prensa del miércoles en la Torre Trump, la primera que ofrecía el multimillonario desde el mes de julio, cientos de periodistas abarrotaron un minúsculo espacio. Mientras tanto, Trump atacó una y otra vez a determinados medios de comunicación y, en ocasiones, a periodistas con nombres y apellidos.

Trump estaba furioso por las informaciones de un informe filtrado que denunciaba contactos frecuentes entre su equipo de campaña y las autoridades rusas, y que sugería que el Kremlin contaba con material comprometedor que podría utilizarse para chantajear a Trump.

Durante la misma rueda de prensa, un periodista de Breitbart News preguntó a Trump sobre su opinión sobre la ética de los medios y las "noticias falsas". "Algunos de los medios de comunicación con los que trato dan más noticias falsas que nadie. Podría nombrarlos pero no voy a perder mi tiempo en ello. Tienes a unos cuantos sentados frente a nosotros". "Son muy muy deshonestos pero creo que es algo con lo que tendremos que vivir. Supongo que la ventaja que tengo es que puedo responderles".

Según Associated Press, Breitbart News, que  para muchos críticos es una web de noticias racista y de extrema derecha, fue el único medio de comunicación que tuvo asiento reservado en la primera fila de la rueda. Steve Bannon, jefe de estrategia y principal consejero, fue director de ese medio.

La campaña del presidente electo atrajo un firme apoyo por parte de muchos presentadores de radio conservadores y páginas de Internet que apoyan teorías de la conspiración, como por ejemplo la de Alex Jones InfoWars. Durante su campaña, Trump dio el paso nunca antes visto de aparecer en la web de Jones, conocido por ser el medio conservador que apoya teorías conspiranoicas más importante de EEUU. Jones ha rechazado la masacre en la Escuela Primaria de Sandy Hook, en la que murieron 20 estudiantes y seis trabajadores, calificándola de " completamente falsa". También ha tildado los ataques del 11-S de " trabajo interno".

Trump fue entrevistado unos 30 minutos por Jones en diciembre de 2015, y después llamó a Jones " gran tipo". Jones  aseguró en noviembre que Trump le llamó para darle las gracias por su apoyo después de ganar las elecciones.

Traducido por Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha