eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Beligerancia contra la violencia machista

Los medios de comunicación, los periodistas, deberíamos tener una posición beligerante contra el terror que sufren las mujeres, no cabe equidistancia entre los asesinos, los maltratadores, y las asesinadas, las maltratadas

- PUBLICIDAD -

La mayoría de los medios de comunicación ya no informan de los asesinatos de mujeres a manos de hombres. No es que los asesinatos de mujeres se vayan por el sumidero de un breve, como ocurría con algunas víctimas del terrorismo en los setenta y ochenta, cuando caían por docenas, no; es que, sencillamente, no se informa de los crímenes de mujeres. Salvo honrosas excepciones, los periódicos ya no hablan de la violencia machista, salvo aniversario o día internacional. Como lo que no se cuenta no existe, corremos severo riesgo de pensar que la violencia de género ha desaparecido. Por desgracia sigue vigente y con una sensación de que se retrocede en la lucha para erradicarla.

En lo que llevamos de año, 51 hombres han asesinado a 51 mujeres con las que tenían un vínculo, 33 niños y jóvenes se han quedado huérfanos, sin madre. Ha disminuido el número de mujeres que denuncian malos tratos, casi un 9%, y ha aumentado el número de mujeres que renuncian a seguir con el proceso judicial una vez interpuesta la denuncia, más de un 5%. No hay campañas de sensibilización y denuncia de las que tengamos memoria y se ha reducido en un 30% el dinero que antes se invertía en la lucha contra la violencia machista.

Pasados los años en los que la violencia de género era abordada de manera proporcionada a la gravedad del problema, asistimos a una desactivación de esa lucha, a los ataques al feminismo y a un auge del machismo en los más jóvenes.

Resulta descorazonador ver cómo adolescentes y jóvenes, que han sido educados en democracia, reproducen comportamientos machistas. Chicos que controlan los mensajes, los horarios, las formas de vestir, con quién salen y con quién no las chicas que son sus parejas. Chicas que entienden que ese control y los celos son una forma de amor y no los perciben como la variante de maltrato que son.

Desaparecido el terrorismo etarra, los asesinatos de mujeres son la principal causa de muerte violenta en España. En los diez últimos años han sido asesinadas 757 mujeres. El terrorismo etarra asesinó en cuarenta años de crímenes a 858 personas. Tenemos estadísticas de los asesinatos de mujeres prácticamente desde que se aprobó, en 2004, la Ley integral contra la violencia de género, la iniciativa más importante que se ha hecho en nuestro país para atacar la violencia machista.

Es evidente que antes de 2004 había mujeres asesinadas por hombres, aunque no hubiera contabilidad. Mujeres asesinadas que eran silenciadas con la expresión 'crimen pasional', propia de los tiempos del franquismo y de los primeros años de la democracia y que, por desgracia, se rescató por algunos medios con el asesinato de la joven Almudena, en El Salobral, en 2012.

Los medios de comunicación, los periodistas, deberíamos tener una posición beligerante contra el terror que sufren las mujeres, no cabe equidistancia entre los asesinos, los maltratadores, y las asesinadas, las maltratadas. No hay posible bisectriz moral. No cabe la neutralidad. Deberíamos informar de los asesinatos de mujeres cuando se producen, pero, sobre todo, deberíamos informar de esa violencia cuando no hay asesinatos, entre crimen y crimen, pues no solo los asesinatos son violencia de género.

Se ha avanzado de manera notable en la lucha contra el terror que sufren las mujeres, sobre todo a raíz de la ley de 2004, pero en los últimos años asistimos a un preocupante retroceso, a un silencio que lejos de arreglar el problema contribuye a engordarlo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha