eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juego sucio

Los casos de Messi o Cristiano muestran, una vez más, que hay una justicia para ricos y otra para pobres

33 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El PSOE pide que Hacienda explique en el Congreso el presunto fraude de Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo, en una imagen de archivo.

Hablemos de Cristiano Ronaldo, las estrellas del fútbol y la presunta evasión fiscal. De entrada, anoten que, en los últimos 15 años, la inversión en paraísos fiscales se ha multiplicado por 4. Son datos de Oxfam, que también señala que, en España, las empresas con más filiales en estos paraísos son el Banco Santander, ACS e Iberdrola. Un banco, una constructora y una eléctrica. Son muy poderosos. Como señala este informe, tributan menos y, además, "influyen tanto que los gobiernos están a sus órdenes".

Asunto delicado. Es cosa de gente con mucho poder. Hay un gesto de Mariano Rajoy que demuestra que no es hablar de Fulano o Mengano. Al presidente le han preguntado por el caso de Ronaldo y ha respondido que "no se moja". Tal cual. Nadie pedía que Rajoy le acusara. Cuando acaba de volver a subirnos los impuestos, podía haber dicho una generalidad como "Hacienda somos todos". No lo dijo. Tampoco hubiera sido verdad, porque no lo somos.

Siguiendo por el informe, el 86% de toda la recaudación lo pagan las familias. Piensen en la clase media terrenal. En el resto, están los galácticos como Cristiano que, según los periodistas de "European Investigation Collaborations", mueven el dinero a través de paraísos fiscales, como las Islas Vírgenes, para acabar en cuentas de Suiza y pagar directamente al fisco español cifras como el 4%. Jugada maestra. Un gol por toda la escuadra.

Al silencio de Rajoy, sumen el que impone un juez español que se apunta a la Champions League, porque extiende la prohibición de informar a los medios europeos. Una entrada fea y una buena ocasión para defender el periodismo de investigación, sin el que no nos enteraríamos de tantos asuntos. Como ese del "diferido simulado" de Cospedal, antes de que este juez archivara la denuncia por falsedad en el despido de Bárcenas. Hablamos de un magistrado que llegó a la carrera judicial procedente del Cuerpo Jurídico Militar a través del "cuarto turno", que no exige oposición.

Queremos saber la verdad. La de todos. No solo la de los futbolistas desvelados por la Fiscalía, poco después de las revelaciones periodísticas. El derecho a la información no es por matar a políticos, como se ha llegado a señalar en el caso de Rita Barberá. Ni por estar en contra de un equipo de fútbol, como se dijo en el caso de Leo Messi, antes de que fuera condenado por fraude fiscal.

Frente a la lentitud y opacidad de la justicia, defendamos la información con diligencia y relevancia pública. También en el fútbol, que tiene miles de devotos y que en España generó 2.615 millones de euros la temporada pasada, según La Liga. Con estos números y esta influencia, ¿alguien piensa que Messi o Cristiano pueden ir a la cárcel? Algo falla cuando pensamos que es imposible. Hay una justicia para ricos y otra para pobres. Por supuesto que hay rival débil y es lógico pensar en el juego sucio y en los árbitros comprados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha