eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Monago da por amortizado a Rajoy

La apuesta de Monago por cuestionar la ley del aborto ahonda en esa estrategia de dibujarse a sí mismo como un hombre razonable, en el intento de que las anclas que el PP de Moncloa le pueda echar encima no le afecten

- PUBLICIDAD -
Rajoy y Monago se ven en Moncloa a una semana de fijar el déficit autonómico

Que el presidente de Extremadura haya visto con tanta claridad que luchar contra la ley del aborto de Gallardón le puede dar votos parece la prueba evidente de que a Rajoy acabará por quitárselos. En Génova 13 están cansados de que el líder del PP extremeño les marque el paso, primero en un discurso navideño y ahora parlamentariamente, y han acabado por llamar al partido de Monago para exigir orden en la casa común.

Sin embargo, José Antonio Monago no parece dispuesto a apearse de sus tesis y apuesta claramente por una ley de plazos al estilo francés. En el próximo pleno del parlamento extremeño, el PP llevará a debate una propuesta que implica poner la ley de Gallardón en la casilla de salida y abrir dios sabe qué nuevo melón con los grupos proabortistas que tanto han presionado a líderes populares como Gallardón o la presidenta de Nuevas Generaciones.

El presidente extremeño no ha consultado con su partido la decisión de pedir el freno a la ley de Gallardón. Su partido explica la actitud con un lacónico "en Extremadura funcionamos así". Tampoco se han tenido en cuenta cuestiones de oportunidad política. El nuevo anuncio de Monago se produce en la víspera de la visita que el propio Rajoy hará a Extremadura acompañando a los príncipes.

Las encuestas le están diciendo a Monago que tiene opciones de revalidar su presidencia, e incluso aspira a no necesitar a IU para revalidar como presidente. Lo que al inicio pareció un pacto contra natura ha acabado por reforzar al líder extremeño, que ha alimentado su imagen de hombre del PP pero no aferrado a la derecha; un presidente cercano y al que casi cualquiera podría votar. Su apuesta por cuestionar la ley del aborto ahonda en esa estrategia de dibujarse a sí mismo como un hombre razonable, en el intento de que las anclas que el PP de Moncloa le pueda echar encima no le afecten.

Mientras tanto, el PSOE de Fernández Vara no sabe cómo evitar que la bandera progresista se la haya quedado el presidente del PP y que no pare de agitarla con la actitud de quien parece dar a Rajoy por amortizado. En Navidades, el PSOE extremeño daba por hecho que lo dicho por Monago en el discurso navideño era un simple brindis al sol y que ahí se quedaría. De entonces a esta parte, Monago ha comprendido que continuar por el camino de discutir lo más cerril del Gobierno de Rajoy, en vez de traerle problemas, acabará por traerle votos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha