eldiario.es

9

Loquillo: "Los artistas revolucionarios pasan el cazo y los humildes te engañan"

"La mejor manera de que se fijen es decir las cosas con cierta trascendencia"

"'La mataré' fue la primera canción contra la violencia de género que se hizo en España"

Loquillo, antes de su participación en el curso | UNIA

Loquillo, antes de su participación en el curso | UNIA

Loquillo, nacido José María Sanz, es un rockero encantado de conocerse. Es parte de la "rock and roll actitud" de la que hace gala, sobre un escenario o en cada paso que da. Su bandera no es la de la falsa humildad. Una vez envió un SMS al director de Rockdelux, porque la revista había dedicado una portada que glorificaba a Los Planetas: "Si ellos son leyenda, ¿yo qué soy?".

Loquillo fue el primero de los artistas en pasar por Tres generaciones de música pop española, un curso de verano organizado por la Universidad Internacional de Andalucía y la Universidad de Málaga, y dirigido por Santi Carrillo, director también de Rockdelux. Le seguirán Niño de Elche, Nacho Vegas, Christina Rosenvinge o Antonio Luque (Señor Chinarro).

Loquillo fue entrevistado por Carrillo, que le calificó como "polemista nato aunque no le guste", capaz de dignificar la letra de Rock and roll star durante las 24 horas del día,  y siempre dispuesto a las peores peleas (también con periodistas) y las mejores reconciliaciones. Una vez envió una corona de muertos a un periodista porque le había disgustado una entrevista a Los Rebeldes, pero luego es capaz de hacer las paces y dejarse entrevistar por el mismo periodista. Pelillos a la mar.

Eso sí, dice Loquillo que quien le busca le encuentra. A pesar de que su abogado había pedido que no le mostraran el capote, advirtió de que "cuando alguien se pasa de listo vamos a tribunales", en referencia a una polémica reciente con El Periódico, al que el rockero acusa de manipular sus palabras sobre la entrada de raperos en prisión. El periódico tituló una entrevista con "Me importa un pepino que un rapero entre en prisión". Él asegura que no dijo tal cosa, ni el fondo ni en la forma, y que ha demandado al periódico.

Tampoco eludió la polémica sobre la letra de La mataré, escrita por Sabino Méndez. "Fue la primera canción contra la violencia de género que se hizo en España, y recibió un premio de Radio 3 por ello. Que cuarenta años después alguien diga que va a favor es como… tócate los cojones". En su día Méndez explicó cómo compuso aquella letra.

Loquillo siempre tuvo claro cuál era el sitio en el que quería estar. La música, dice, le sirvió para aprender lo que no aprendió en la escuela, que abandonó pronto. Después vino una carrera sobradamente conocida y que repasó también en Málaga. "Lo difícil es mantenerte en equilibrio en una cuerda floja, y ese es quizá el punto en el que yo he estado", explicó el cantante. Sobre el posicionamiento político en el rock, y el suyo en particular, alegó que tiene "sentimiento obrero", pero que había sido "engañado" las suficientes veces como para que creer en discursos políticos: "Los artistas revolucionarios pasan el cazo y los artistas humildes te engañan".

Loquillo es visceral, y cree que la música vive tiempos duros, peores que en sus comienzos, en los que "una cantautora tiene que decidir entre recibir sus derechos de autor y su pensión". "Hemos vivido 10 diez años en los que se ha hecho una barrida, ¿quién ha sobrevivido a esto?", se preguntó. "Cuarenta años después de la Constitución no hay una ley que nos garantice disfrutar de lo que tienen todos los trabajadores", criticó el músico, que lamentó que el mundo de la música sea tan "individualista".

Loquillo: "Soy un Frankenstein de todas las personas que he conocido"

Loquillo: "Soy un Frankenstein de todas las personas que he conocido" EFE

Amigo de las palabras contundentes ("la mejor manera de que se fijen en uno es decir las cosas con cierta trascendencia"), Loquillo cree que sus canciones cantadas por otros no habrían tenido el mismo impacto, aunque cree que nadie canta mejor Cadillac solitario que Santi Balmes. Al principio "el rockerío ortodoxo" no entendía que musicara poemas: "Iba a los conciertos y la gente se ponía a insultarme. Decían: "Gabriel Sopeña ha amariconado a Loquillo"".

A pesar de sus hits históricos, Loquillo se reivindica como artista actual y ahora dice que su carrera empezó en 2008, con la ruptura con Los Trogloditas. Tres de sus discos desde entonces han llegado al número 1 en ventas: "Lo anterior es aprendizaje".

Él siguió su camino porque tenía claro cuál era: "Tienes que creértelo, dominar el escenario, saber dónde pisas". "Cuando vienes del punk sabes que sobre todo es la actitud. Yo no tengo ni puta idea de lo que es un tono", dijo, antes de relatar una anécdota gloriosa: "Paco Ibáñez, cuando íbamos a cantar La mala reputación, me preguntó: "¿en qué tono la haces?" Y yo le dije [señalándose]: "En mí".

- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha