eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Alaya defiende que la sentencia de 'la manada' no incluya la agresión sexual

La jueza dice que el fallo y el voto particular “están extremadamente fundamentados en Derecho” y que “con el Código Penal en la mano jamás pudieron condenarles por violación”

Reclama la “dimisión irrevocable” del ministro de Justicia, Rafael Catalá, por sus críticas al juez que elaboró el voto particular

55 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El PP registra dos iniciativas parlamentarias para que el Gobierno andaluz explique las presuntas presiones a Alaya

La jueza Mercedes Alaya llega a los juzgados.

La jueza Mercedes Alaya, famosa por instruir las macrocausas de los ERE, los cursos de formación o el delito societario en el Betis, ha abandonado su mutismo para dar un repaso a la política y la sociedad actual. En una reciente entrevista con ABC, Alaya defiende la polémica sentencia del caso de 'la manada', que condenó a los cinco jóvenes sevillanos por un delito de abuso sexual, pero no de violación a una joven de 18 años en Pamplona. Además hubo un voto particular de uno de los magistrados, mucho más indulgente, con argumentos que Alaya también defiende. El fallo desató la indignación ciudadana, hubo manifestaciones en todas las ciudades, hubo duras declaraciones políticas, incluida la del ministro de Justicia, Rafael Catalá, que puso en duda la valía como juez del autor del voto particular. “La sentencia mayoritaria y el voto particular están extremadamente fundamentados en Derecho, con un análisis exhaustivo de la prueba, sobre todo el voto particular”, dice Alaya, que cree que el problema “no está en la sentencia, sino en el Código Penal”, que necesita “una reforma en materia de delitos contra la integridad sexual”.

“En la sentencia mayoritaria y en el voto particular se pone de manifiesto que la víctima en el acto de juicio cambió su versión inicial ofrecida tanto en Policía como en sede de instrucción judicial, donde ya la suavizó un poco, aunque siguió manteniendo el empleo de violencia e intimidación. Después, ya en el juicio, se desdijo de eso. Con  el Código Penal en la mano jamás pudieron condenarse los hechos como agresión sexual, es decir, como un delito de violación. En nuestro Código Penal está establecido que sólo se considera violación cuando existe agresión sexual con penetración de cualquier miembro corporal o de cualquier instrumento, existiendo intimidación o violencia. Es decir, el término vulgar de violación no coincide con el término jurídico de violación”, concluye la jueza.

La magistrada pide directamente la dimisión del Ministro de Justicia por sus críticas al magistrado del voto particular y por su valoración sobre la sentencia de La Manada. “Refiriéndose al voto particular fue a machete y llegó a humillar y a vejar, a ese magistrado, que ha hecho un trabajo en Derecho especialmente motivado, sin que yo pueda afirmar si tiene razón o no porque no estuve en el juicio. Con sus palabras, Catalá ha instigado a la sociedad civil en contra del poder judicial”, advierte. Y añade: “Lo único que se merece este ministro es la dimisión irrevocable, pues tiempo tuvo de rectificar y no lo hizo. Si a eso unimos que el Gobierno ha avalado su actuación, todo eso hace que perdamos la confianza en los políticos porque la labor de Catalá era calmar a la sociedad, exponer los hechos reales y respetar las decisiones judiciales, sobre todo cuando están fundamentadas en Derecho”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha