Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Bruselas alerta de la falta de vivienda asequible en España
El empresario de “la Cena de la Libertad” con Milei en Madrid recibe dinero público
Opinión - El Tribunal Constitucional y los ERE. Por Javier Pérez Royo

Cuarenta años sonando en el mundo

Ingemar Stenmark, el gran campeón sueco de esqui

Alejandro Morales

La celebración del Campeonato del Mundo de freestyle ski y snowboard entre el 7 y el 19 de marzo viene a coronar una historia de 40 años de grandes competiciones deportivas en Sierra Nevada, pues fue hace justo cuatro décadas, en 1977, cuando se celebró la primera competición de dimensión internacional en la estación de esquí andaluza. Desde entonces ha habido más de una decena de grandes eventos, destacando sobre todos el exitoso Campeonato del Mundo de Esquí Alpino de 1996, el que permitió a Sierra Nevada dar el salto definitivo a la elite mundial, hacerse ‘mayor’ y acceder al selecto club de estaciones con capacidad, a todos los niveles, para albergar acontecimientos de semejante dimensión. El repaso cronológico de las once grandes citas deportivas hasta llegar a SN2017 nos permitirá observar cómo en los últimos años la tendencia en la apuesta de la estación ha evolucionado desde el esquí alpino clásico hacia las disciplinas de freestyle y el snowboard. Tan clara apuesta por este tipo de competiciones ha llegado de la mano de una modernización en las instalaciones de la estación (nuevas zonas específicas habilitadas, nuevos remontes…), que ha maximizado sus recursos para ir ofreciendo paulatinamente mejor oferta y mucho más variada.

Hace tres años Sierra Nevada celebró el centenario del esquí en el macizo andaluz. Data de 1914 la primera constancia de la práctica del esquí en Granada y hasta 1.977 fueron muchas las vicisitudes por las que atravesó la estación, que de hecho no nació como tal hasta el año 1964, conocida inicialmente como Sol y Nieve. Tras la organización de varias pruebas menores del calendario internacional, la primera gran cita deportiva de la historia de Sierra Nevada se celebró en marzo de 1977, con la disputa de la final de la Copa del Mundo de esquí alpino. Hasta nuestros días ha llovido (mejor decir nevado) mucho.

1977/Final Copa del Mundo Esquí Alpino: Los nombres emblemáticos de los campeones olímpicos y mundiales Annemarie Moser-Proell (Austria) e Ingemar Stenmark (Suecia) se encuentran entre los ganadores de aquella pionera cita de hace 40 años. Stenmark es uno de los mejores esquiadores de la historia y ostenta varios récords, entre ellos el de victorias en pruebas de Copa del Mundo, con 86.

1993/1994: Se celebraron pruebas de la Copa del Mundo de Esquí Alpino para mujeres y hombres.

1996/Campeonatos del Mundo Esquí Alpino: Inicialmente programado para 1995. Sigue siendo el gran evento histórico de Sierra Nevada, la estación andaluza y el público dieron la talla cuando las condiciones climatológicas se lo permitieron. El comité organizador demostró tesón, confianza y paciencia, y la Federación Internacional de Esquí (FIS) unas virtudes similares para que lo que había sido un ‘desastre’ climatológico, con una pertinaz sequía y altas temperaturas que negaban las precipitaciones en forma de nieve en el macizo en 1995 (fecha inicial en la que debían celebrarse los campeonatos), se convirtiera en un gran éxito deportivo y a todos los niveles un año más tarde. El guiño del destino premió el aplazamiento con uno de los años con más precipitaciones de nieve en Sierra Nevada desde que se tienen registros históricos. Los campeonatos se disputaron entre el 12 y el 25 de febrero de 1996 y fueron inaugurados por los Reyes de España. La ceremonia de inauguración se celebró en el recién construido Nuevo Estadio de Los Cármenes de Granada y la buena afluencia de espectadores a las pruebas, así como el excelente funcionamiento de todos los frentes (instalaciones, comunicaciones, servicios a los participantes, prensa…) a los que tenía que responder la organización para un evento de tal magnitud fueron las notas predominantes. En el capítulo deportivo fue Italia el país dominador del medallero y como mascarón de proa su estrella mediática, Alberto Tomba, que se colgó dos oros en Sierra Nevada al imponerse en las pruebas de eslálom y eslálom gigante. El logrado en Granada supuso el último gran éxito internacional para el transalpino, quien después únicamente conseguiría un bronce en el eslálom del Mundial de Sestriere (1997), antes de retirarse en 1999. También son muy recordados los nombres de los ganadores en Sierra Nevada de las combinadas, masculina y femenina, el luxemburgués Marc Girardelli (ganador de cinco generales de Copa del Mundo) y la campeona olímpica sueca Pernilla Wiberg.

El Mundial de Cecilio (la simpática mascota del evento, inspirada en un león del Patio de los Leones de la Alhambra) supuso claramente un antes y un después para la estación de esquí andaluza, que apenas llevaba una década siendo gestionada por la empresa pública que sigue al frente, Cetursa. Aquel campeonato permitió la mejora de las infraestructuras de la estación (accesos, remontes, capacidad hotelera…) y proyectó mundialmente las potencialidades de Sierra Nevada como enclave único en el mundo, por su situación geográfica, sus características climatológicas, su oferta de ocio y cultura (a 32 kilómetros de una ciudad como Granada) y, claro, la gran calidad que ofrece en instalaciones, pistas, nieve y kilómetros esquiables.

1999/Final Copa del Mundo Esquí Alpino: En la temporada 98/99, del 8 al 14 de marzo, veintidós años después de aquella que se celebrara allá por el año 77, una gran fiesta final del circuito blanco volvió a las pistas de Sierra Nevada con la celebración de la Final de la Copa del Mundo para hombres y mujeres, en la que de nuevo los mejores se dieron cita en la estación más meridional de Europa. Ese año se alzaron con el globo de cristal de la general de la Copa del Mundo el noruego Lasse Kjus y la austriaca Alexandra Meissnitzer.

2005/ Copa del Mundo Snowboard cross y paralelo: La primera gran competición del actual siglo en Sierra Nevada supuso también su primer contacto internacional con una nueva disciplina, el snowboard. Los mejores riders se dieron cita en la prueba de la Copa del Mundo de dos modalidades: snowboard cross y paralelo. Austriacos y suizos mostraron el dominio del que por entonces disfrutaban en estas disciplinas.

2006:/Copa del Mundo Freestyle ski cross: El freestyle ski (por entonces se le conocía como esquí artístico) esperó un año más para desembarcar en la estación andaluza, con la celebración en la pista del Tubo de Borreguiles de la vistosísima prueba de la Copa del Mundo de ski cross, que coronó como los mejores de la temporada al checo Tomas Graus y a la francesa Ophelie David. Daniel Rienda, hermano de la campeona granadina María José Rienda, y Rocío ‘Chío’ Delgado representaron a la estación andaluza y al esquí español en la cita.

2008/Copa de Europa Freestyle ski cross: Con protagonistas similares, pero dos años más tarde, Sierra Nevada albergó en este caso la final de la Copa de Europa 2007/2008, que fue también dominada por Graus y David. Los locales mostraron su gran evolución tras la prueba de dos años antes. De hecho, Rocío Delgado finalizó en un gran séptimo puesto, mientras que Rienda alcanzó los cuartos de final. Por entonces la estación ya se encontraba en proceso de diseño y creación de zonas específicas de freestyle y snowboard. El 15 de diciembre de 2008 se inauguraba el nuevo snowpark.

2010/Copa del Mundo Freestyle ski cross y baches: Una nueva prueba de la Copa del Mundo de ski cross era organizada por Sierra Nevada. En marzo de 2010 la estación ya había sido designada como sede de la Universiada 2015 y estas pruebas significaron el primer test importante de cara a dicha cita. Debutaba la especialidad de baches o moguls, que se celebró en la pista Visera (la misma que albergará la prueba en Sierra Nevada 2017), mientras que las bajadas de ski cross se desarrollaron en el Tubo del Veleta.

2012:/Campeonatos del Mundo Júnior de Snowboard: El Segundo Campeonato del Mundo en la historia de Sierra Nevada fue el de snowboard en 2012, si bien en la categoría júnior. El Mundial se celebró entre los días 23 y 31 de marzo y la cita sirvió nuevamente como gran test de cara a la Universiada. Además, se pusieron en funcionamiento las instalaciones de competición en la zona de la Loma de Dílar, que también serán utilizadas profusamente en Sierra Nevada 2017.

2013/Superfinal Copa del Mundo de Freestyle y Snowboard: En el año 2013 la FIS unificó por primera vez en la historia las finales de la Copa del Mundo de las modalidades de Freestyle ski y snowboard, y fue Sierra Nevada la sede en la que se dirimieron ambas. Durante 9 días, el macizo andaluz acogió lo que en la práctica fue el mejor test posible de cara al Campeonato Mundial de este año 2017, un ‘minimundial’ en el que estuvieron presentes los mejores riders y esquiadores de ese momento.

2015/Universiada de Invierno: Y lo más parecido a la cita más grande en los deportes de invierno, unos Juegos Olímpicos, se vivió en 2015 con la celebración en Sierra Nevada de gran parte de los deportes recogidos en el calendario de la Universiada de Invierno. Un total de 16 finales de esquí alpino, Freestyle ski y snowboard se celebraron en las laderas granadinas. El alpino se unificó en una sola pista, conviviendo a la perfección y con una mínima incidencia con el esquí comercial de la estación, mientras que el freestyle y el snowboard se desarrollaron en la zona del Snowpark Sulayr de Loma de Dílar. Este evento permitió a los gestores de Sierra Nevada culminar la reordenación de sus espacios competitivos y la prácticamente nula intromisión de éstos en el desarrollo diario de la vertiente comercial de la estación de esquí y montaña andaluza.

La aspiración de albergar unos Juegos Olímpicos en Sierra Nevada ha sido recurrente y hasta en tres ocasiones se inició la carrera de la nominación, sin éxito. El salto competitivo que ha dado la estación en los últimos años permite en la actualidad albergar esperanzas reales de que a medio plazo se pueda volver a intentar con muchas más garantías. La dimensión de un evento así es tal que no sólo depende de la propia estación de esquí, pues son muchas las modalidades que necesitan de infraestructuras específicas fuera de la estación y mucha también la inversión necesaria. Lo que sí tiene garantizado Sierra Nevada, que en la actualidad respira una salud envidiable, es que cuando se decida volver a intentarlo, que se decidirá antes o después, estará absolutamente preparada en la parte que le toque que, aunque no sea toda, sí será mucha.

Etiquetas
stats