Andalucía Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
La falta de control de los poderes del Estado sobre la Corona favorece el hermetismo de los movimientos del rey emérito
Entrevista - Ian Gibson: "Es lamentable que Juan Carlos I nunca condenara el régimen franquista"
Opinión - Los dueños de los datos, por Ignacio Escolar

Sobre este blog

En Abierto es un espacio para voces universitarias, políticas, asociativas, ciudadanas, cooperativas... Un espacio para el debate, para la argumentación y para la reflexión. Porque en tiempos de cambios es necesario estar atento y escuchar. Y lo queremos hacer con el "micrófono" en abierto.

Moción de censura a ….Casado

Santiago Abascal y Pablo Casado

Plantear una moción de censura sin tener los números para sacarla adelante podría parecer una burda estupidez, y seguir adelante cuando el partido a quien le estabas lanzando el órdago te hace la cobra, puede parecerlo aún más, pero no lo veo así. Yo encuentro interesantísima la maniobra de Vox por diferentes razones.

Antes de analizar los pros y contras del movimiento de Vox y sus posibles consecuencias me voy a detener en los personajes inmiscuidos en la trama.

El personaje principal, Santiago Abascal, se asemeja mucho al villano perfecto: un tipo con fuerza, seguro de sí mismo, creyente de sus ideas con rotundidad y nacido para ejercer el poder en pro de la verdad absoluta. Si nos desplazamos por un momento al mundo del cómic tendría una gran musculatura, una voz profunda y la cara verde; pero no es el caso y en el mundo real de verde solo tiene el logo de su partido.  

Como en toda historia, el protagonista tiene un enemigo a abatir que no es otro que Casado. Sánchez no es su enemigo, es su adversario y en esta historia pinta poco, es la excusa de guión para poder relatar la acción dramática.

Casado no es Abascal, aunque a veces lo pretenda, no tiene su fuerza, ni su contundencia, y sus recurrentes cambios de opinión, como votar en contra de la prórroga del estado de alarma para pedir un mes después un mando único sanitario, muestran la ausencia de una dirección clara sobre cómo afrontar la situación.  

Si confrontamos a Casado con Abascal, el primero -aunque tiene más escaños- no tiene ni el rumbo ni la maldad del segundo, lo que lo convierte en el personaje débil de la pareja.

Esta moción de censura es una declaración de guerra, pero no al gobierno de Sánchez como ya hemos visto, sino de Abascal a Casado en pro de lo que ambos se disputan: el electorado más conservador.

Abascal comenzará el nuevo curso con un mitin televisado, radiado, tuiteado y opinado poniendo todos los focos sobre él. No es demasiado arriesgado adelantarse a adivinar el contenido del discurso: ideas populistas y simples cargadas de épica.

 

Abascal, cual gran villano (interprétese dramáticamente) huele la sangre y la debilidad, y con esta maniobra pone en un brete a su enemigo quien ha decidido ágil declinar la oferta, con la consecuencia de posicionarse ante el electorado más ultra como la “derechita cobarde”.

Parece que todo acaba aquí, pero no. Abascal no solo huele la sangre humana, también la social. No hemos conocido un momento de mayor incertidumbre en toda nuestra historia y la incertidumbre provoca miedo y el miedo es el caldo de cultivo de las ideologías y posiciones ultras. ¿Lo vamos pillando?

 ¿Por qué seguir adelante cuando tu enemigo se retira del juego? Por la oportunidad que supone para un partido que viene estable como tercera fuerza en todas las encuestas, de comenzar el curso con una gran puesta en escena.

Abascal subirá en septiembre a la tribuna del orador y tendrá sus días de gloria durante su sesión de investidura fallida.

Sí, una moción de censura, al menos en España, es un pleno de investidura, en el que el candidato expone su programa de Gobierno para someterlo a la confianza de la Cámara. Abascal comenzará el nuevo curso con un mitin televisado, radiado, tuiteado y opinado poniendo todos los focos sobre él. No es demasiado arriesgado adelantarse a adivinar el contenido del discurso: ideas populistas y simples cargadas de épica.

Mucho enemigo exterior, con cierre de fronteras, incluyendo bravuconadas sobre nuestra fuerza como el Reino de España que somos. Mucho enemigo interior: cargando contra Casado y Arrimadas por posicionarse con el Gobierno social-comunista que nos ha traído a esta situación. ¡Ah! y PCRs garantizados para cada nacional.

Mensajes muy masticables, aptos para todos los públicos, sobre todo para los más perjudicados económicamente por la situación, tras un verano con unas cuentas de resultados en turismo y hostelería que apuntan al desastre. Nada nuevo.

Lo que no sabemos es qué impacto tendrá esa puesta en escena en la calle, porque en realidad esta moción de censura es la herramienta de sondeo para definir una estrategia posterior. Dependiendo del calado de esos mensajes y de los resultados de las encuestas Vox se verá en situación de jugar de una manera u otra no solo a nivel nacional sino también con los gobiernos autonómicos y municipales que apoya, véase Andalucía y Granada por ejemplo.

Sánchez...esto no va con él. Sánchez solo gana. Gana la moción de censura, gana un periodo de sesiones, y gana fuerza. Para él es un movimiento “redondo”.  

 

 

Sobre este blog

En Abierto es un espacio para voces universitarias, políticas, asociativas, ciudadanas, cooperativas... Un espacio para el debate, para la argumentación y para la reflexión. Porque en tiempos de cambios es necesario estar atento y escuchar. Y lo queremos hacer con el "micrófono" en abierto.

Etiquetas
Publicado el
30 de julio de 2020 - 21:36 h

Descubre nuestras apps

stats