eldiario.es

9

La expareja de Juana Rivas niega los malos tratos y habla de un accidente doméstico entre los hijos

Francesco Arcuri ha interpuesto una denuncia por una supuesta sustracción de menores

La abogada de Juana de Rivas dice que está disfrutando de un periodo de siete días con sus hijos

sasas

"Esto ya es el colmo, mira lo que me ha hecho". En esos términos se lamenta Francesco Arcuri ante su entorno después de que Juana Rivas haya decidido permanecer con sus hijos durante siete días después de presentar una denuncia por supuestos malos tratos del propio Arcuri hacia el hijo menor de 4 años que ambos tienen. Una situación que ha llevado al propio Arcuri a volver a denunciar a Juana Rivas por sustracción de menores.

Una denuncia que no es nueva para la madre de Maracena (Granada) que permaneció en paradero desconocido durante más de un mes en el verano de 2017 para evitar que sus hijos tuviesen que irse con su padre a Italia. Rivas lleva más de un año denunciando que ha sido víctima de malos tratos por parte de su expareja, Francesco Arcuri, y por ello ha tratado por todos los medios quedarse con la guarda y custodia de los menores que ahora tienen 4 y 12 años.

Sin embargo, la situación se ha vuelto a torcer en el horizonte judicial de Rivas. La mujer ha sido denunciada por supuesta sustracción de menores al no entregar a sus hijos durante la visita que hace cada dos semanas a Italia. Al parecer, el acuerdo al que se llegó especificaba que Juana podía pasar un máximo de siete días de vacaciones junto a sus hijos pero siempre y cuando se avisara con cinco días de antelación y los menores no estuvieran en pleno periodo lectivo. Una circunstancia que ahora no se cumple, según explican fuentes cercanas a Francesco Arcuri, porque Juana no avisó de sus intenciones y porque los niños deben ir a clase.

Por esa razón, a primera hora del lunes, Francesco Arcuri y sus letrados en Italia interpusieron una denuncia por supuesta sustracción de menores. Sin embargo, no es lo único que puede complicar judicialmente a Juana Rivas ya que el entorno de Arcuri no descarta que se pueda presentar otra demanda por denuncia falsa.

Malos tratos o accidente doméstico

El origen de este nuevo episodio del caso Juana Rivas está en las lesiones que la madre de Maracena encontró en su hijo menor de 4 años. Al parecer, según cuenta la propia Juana, el menor habría sido golpeado por parte del padre causándole una herida de consideración en la espalda. Por ese motivo, cuando Juana viajó a Italia para reencontrarse con los niños y descubrió la lesión, decidió ponerlos "a salvo" evitando tener que entregarlos a su padre.

Juana Rivas sostiene que al menos su hijo menor habría sido maltratado por parte de su padre. Por ello, decidió denunciarle el pasado domingo y no entregar a los menores a Arcuri. En la denuncia llega a asegurar que su hijo fue víctima de malos tratos físicos y verbales porque llegó a ser insultado por su propio padre con expresiones como "gilipollas", "te mato" o "eres el resultado de tu madre".

Sin embargo, la versión de Francesco Arcuri es diametralmente distinta. Fuentes cercanas a la expareja de Juana Rivas explican que lo que sucedió en realidad fue un accidente familiar entre los niños que no se puede detallar por respeto al proceso judicial y a los propios menores. Pero que fue el propio Arcuri el que se percató de lo sucedido y llevó al menor a un hospital para que le curaran las lesiones ocasionadas.

En eso se basa Arcuri para determinar que lo que cuenta Juana Rivas es mentira. Porque él quiso velar por la seguridad de sus hijos hasta el punto de que los llevó a un centro médico al que habrían llegado sin que él le hubiese puesto la mano encima. Además, el entorno del padre sostiene que Rivas se ha extralimitado al no entregar a sus hijos porque miente con respecto a la denuncia que interpuso el domingo por supuestos malos tratos y miente sobre la situación en la que se encuentra ahora con los niños.

Porque según explica la letrada de Juana Rivas en Italia a eldiario.es/andalucia, la madre no estaría cometiendo ninguna irregularidad al no entregar a los niños. Porque se encuentra disfrutando del permiso de siete días de vacaciones que está acordado entre las dos partes. Un permiso que habría empezado el pasado viernes y que acabaría el próximo que es cuando debería entregar de nuevo a sus hijos a Arcuri. Una situación que estaría valorando por los supuestos malos tratos recibidos por el menor de 4 años que Juana denunció.

No obstante, el entorno de Arcuri niega que Juana Rivas esté actuando de acuerdo a la ley. Porque el pacto para estar con sus hijos es efectivamente de siete días de vacaciones pero siempre y cuando los hubiera solicitado con cinco días de antelación y los niños no tuvieran que ir al colegio, algo que no habría sucedido porque no se avisó y porque actualmente los menores se encuentran en pleno periodo lectivo. De hecho, la propia letrada de Rivas reconoce que están valorando que los niños tengan que ir a clase porque es algo complejo en estas circunstancias.

Además, fuentes del entorno de Arcuri explican que el padre desconoce dónde se encuentran los niños en estos momentos aunque sí matiza que ha conseguido hablar con ellos. En cualquier caso, el horizonte judicial vuelve a complicarse para Juana Rivas ya que este viernes acaba el plazo para entregar a sus hijos según explica su propia letrada. Y hasta entonces, todos los escenarios son aún posibles. Paralelamente, en España está condenada a cinco años de cárcel precisamente por sustracción de menores. Una sentencia que fue recurrida hace unos días.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha