El Hospital Virgen de las Nieves de Granada retrasa las cirugías "demorables" tras un brote de Covid entre personal y pacientes

El hospital trata de blindarse contra los brotes

0

La pandemia de la Covid-19 se está cebando en los últimos días con el Hospital Virgen de las Nieves de Granada capital. El centro hospitalario está en jaque después de que se hayan conocido más de medio centenar de contagios de coronavirus desde la semana pasada. Dos brotes han tenido la culpa de que el hospital haya decidido blindarse tras más de una veintena de profesionales sanitarios con positivo.

Los sanitarios afectados han tenido que ponerse en cuarentena, lo que está mermando la calidad del servicio de atención a los pacientes porque falta personal. Aunque fuentes de la Delegación de Salud sostienen que se están haciendo contrataciones para suplir a los sanitarios que han dado positivo, Inmaculada Giménez, delegada sindical de CCOO en el Virgen de las Nieves, explica que en estos meses se están realizando "muchos contratos para atender mejor el Covid-19, pero son insuficientes". La representante sindical explica que en todas las áreas faltan profesionales y que "hay muchas bajas sin cubrir". Pero Salud argumenta que "se ha activado un mecanismo extraordinario de contratación de más de 50 profesionales para reforzar las plantillas y se ha reducido la actividad quirúrgica demorable en un 10 %".

Con todo, se prevé que la cifra de contagios crezca “en los próximos días”, según indican fuentes sanitarias del mismo hospital, lo que pone de manifiesto que las medidas de control no han funcionado como deberían. Mientras se desliza que el origen de estos contagios masivos podría estar en una reunión de despedida de un trabajador que se jubilaba, los trabajadores del centro hospitalario piden que no se les acuse en una situación como la actual.

“Estamos saturados y nos sentimos señalados”, explica Inmaculada Giménez, Delegada Sindical de CCOO en el Virgen de las Nieves. A su juicio, lo que está ocurriendo en el hospital responde más a una falta de coordinación y de trabajo por parte de la Administración que por una posible negligencia del personal sanitario. “¿Qué más da de dónde proceda el brote? Que yo sepa se siguen celebrando bodas”, se pregunta.

El problema, a su juicio, es que el ambiente “se ha relajado” y no se están tomando las mismas medidas de control que se llevaban a cabo durante los primeros meses de la pandemia. “Se culpa a los profesionales de estos contagios, pero sin ir más lejos, hasta hoy no se ha empezado a hacer obligatorio el uso de mascarillas de tipo FPP2, cuando se sabe que son las más efectivas para prevenir el coronavirus”, argumenta Giménez.

El hospital reacciona

Precisamente medidas son lo que está tratando de tomar ahora el Hospital Virgen de las Nieves con su gerencia. La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, a través de la gerencia del centro hospitalario, se ha apresurado a llevar a cabo acciones que sirvan para frenar el avance de los positivos. Fuentes de Salud explican que “desde hace varias semanas, en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves, al igual que en otros centros del Servicio Andaluz de Salud, se realiza control de accesos al centro y limitación de visitas a un solo familiar por paciente hospitalizado”.

Pero para prevenir que crezcan los brotes que están activos, la gerencia del Hospital del Virgen de las Nieves ha impulsado “el registro de las personas de acceden a cada uno de sus centros y la restricción del número de puertas de acceso”. A eso se le suma una limpieza en profundidad de todas las áreas que hayan podido estar en contacto con los pacientes y profesionales que han dado positivo y se han ampliado las zonas de descanso y comida de los trabajadores.

También se ha retomado la medida implantada durante el estado de alarma que prohibía la visita de familiares a pacientes afectados por Covid-19. Mientras que el resto de personas ingresadas solo podrán ir con un acompañante. La gerencia del hospital está realizando PCR en todas plantas donde se han detectado más pacientes y sanitarios afectados. Los más afectados han sido los de la novena planta, la que se dedica a Medicina Interna. Y para controlar el aumento de casos, según fuentes oficiales, se realizan en torno a 500 pruebas PCR en días laborables y unas 300 los fines de semana, y unas 200 serologías diarias. Esas pruebas han arrojado más de medio centenar de positivos, siendo la mitad de ellos personal sanitario.

Origen desconocido

Los brotes preocupan porque ponen en peligro la estabilidad del hospital más importante de Granada ya que aglutina otros cinco centros: Materno Infantil, Neurotraumatología y Rehabilitación, edificio Consultas Externas y Doctor Olóriz. Como todos están conectados entre sí, los sanitarios van y vienen de los diferentes edificios pudiendo propagar el coronavirus con mayor facilidad. De ahí que se esté investigando de dónde proceden los brotes y si tienen alguna relación con una cierta mala praxis por parte de los trabajadores.

El pasado fin de semana el diario Ideal de Granada avanzó que una despedida de un trabajador podría haber sido el origen de los contagios, pero a día de hoy todas las fuentes consultadas lo niegan, alegando que no se sabe qué ha podido ocurrir. Lo que sí se conoce es que la mayoría de profesionales contagiados son enfermeros. Fayna Gómez, secretaria del Sindicato de Enfermería en Granada, defiende que, pese a que se les señale a ellos, “la investigación de Medicina Preventiva ha descubierto que ya hubo un paciente que tenía síntomas y era positivo, pero parece que hay gente que tiene ganas de hablar mal de los profesionales”.

“Los sanitarios están tranquilos porque saben que se han contagiado de ese brote inicial de pacientes que estaban ingresados”, recalca Gómez. De hecho, la propia gerencia del hospital niega que se pueda relacionar los brotes “con ninguna reunión familiar o social en la que hayan podido participar algunos de sus profesionales, por más que se trate de situaciones no recomendables”. Al tiempo que niegan que la dimisión esta misma semana de un directivo del hospital tenga que ver con esta situación.

“El cese de este responsable fue acordado por el equipo directivo con fecha 14 de marzo de 2020, en ejecución de la sentencia firme 74/2019 del Juzgado Contencioso Administrativo nº 4 de Granada por la que se declara nula la convocatoria pública por la que fue nombrado y se deja sin efecto su nombramiento, procediendo a convocar de nuevo su puesto por el procedimiento reglamentario”, señalan desde el hospital.

Relajación y presión

Con todo, los profesionales sanitarios coinciden en señalar que lo que está ocurriendo en el centro hospitalario tiene más que ver con la relajación de los ciudadanos y de las medidas que adopta la Administración, que de la falta de control por parte de los sanitarios. “Las urgencias están colapsadas todos los fines de semana. Este mismo lunes tuvimos casi una treintena de chavales de veinte años que estaban muy mal después de haber hecho un botellón”, explica Inmaculada Giménez de CCOO.

Según Fayna Gómez, del Sindicato de Enfermería, “no estamos tan mal como en marzo y abril de momento”. Pero no descarta que todo pueda empeorar si no se adoptan más controles y se llevan a cabo acciones que prevengan la propagación del coronavirus. Recuerda que a pesar de que la situación no es tan mala como durante los peores momentos de la pandemia, “los sanitarios estamos presionados” y afea la falta de coordinación a la hora de llevar a cabo los rastreos. Un extremo en el que coincide con Inmaculada Giménez de CCOO: “A veces se les da a los pacientes informaciones contradictorias sobre lo que tienen que hacer”.

Etiquetas
Publicado el
24 de septiembre de 2020 - 20:11 h

Descubre nuestras apps

stats