La portada de mañana
Acceder
Las estafas con criptomonedas se multiplican y atrapan a inversores
Empresarios acogidos a la amnistía fiscal logran que el Estado les avale préstamos
OPINIÓN | 'Las cuentas de la derecha', por Antón Losada

Heineken gestionará en Sevilla la “primera planta con energía termosolar 100 % renovable de la industria española”

La directora de Relaciones Corporativas y Sostenibilidad de Heineken España, Carmen Ponce, durante su intervención.

Sevilla tendrá en 2025 la primera planta de generación de energía termosolar 100% renovable de la industria española, gracias a la colaboración mutua entre Heineken y Angie, que dotará a la cervecera de unas instalaciones de emisión cero a la atmósfera en toda su producción.

La Agenda de Desarrollo Sostenible 2030: un compromiso común en un mundo desigual

La Agenda de Desarrollo Sostenible 2030: un compromiso común en un mundo desigual

El proyecto contará con una inversión de 20 millones de euros y una superficie equivalente a ocho campos de fútbol, y cuando funcione utilizará el calor del sol para generar energía térmica 100% renovable para el autoconsumo, permitiendo a Heineken España evitar la emisión de 7.000 toneladas de CO2 al año. A ello se unirá que se reducirá un 60% el consumo de gas fósil de su fábrica de Sevilla. 

“Vamos a ser totalmente verdes”, ha enfatizado en su discurso Carmen Ponce, directora de Relaciones Corporativas y Sostenibilidad de Heineken España, en una presentación en la que han estado presentes, además, Antonio Muñoz, alcalde de Sevilla; el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, y Loreto Ordóñez, consejera delegada de Engie España

Las nuevas instalaciones 

La construcción de esta planta termosolar “supone un gran paso para hacer realidad nuestra ambiciosa agenda de sostenibilidad ”Decididamente Verdes“, contando con un líder en energías renovables como Engie”, ha señalado Ponce, que ha remarcado que esta instalación contribuye a impulsar la descarbonización de la industria “y a lograr una producción más sostenible y autosuficiente, ayudándonos a cumplir nuestro objetivo de ser la primera cervecera española cero emisiones netas en producción antes de 2025, cinco años antes del compromiso adquirido a nivel global”. 

Además, “representa un claro ejemplo de nuestro compromiso con el futuro de España y de Andalucía, una tierra a la que nos unen casi 120 años de historia compartida”.

La nueva planta termosolar se instala dentro de los terrenos de la fábrica de Heineken España en Sevilla, para su propio autoconsumo y como un equipo alternativo de generación de energía térmica cuya fuente primaria, la radiación solar, es 100% renovable, ilimitada y libre de emisiones. 

Esta tecnología aumenta la fiabilidad y la disponibilidad de energía al duplicar la capacidad de producción de agua sobrecalentada para consumo de la fábrica, explican, garantizando durante décadas un suministro energético estable para los procesos de elaboración y envasado. 

Se convierte así en una “integración pionera” de esta tecnología en el sector agroalimentario en España y en el mundo, pues es la primera vez que esta tecnología se integra para el autoconsumo de energía térmica en el proceso productivo de una fábrica de este tamaño. 

“Afán de ser referente verde”

Moreno ha querido destacar el papel que la cervecera y este proyecto juegan en la ambición de relanzar, modernizar y descarbonizar el tejido industrial de la región y sus ciudadanos, para subrayar que, con esta inversión, se avanza “en situar a esta tierra como referente de la economía verde. Andalucía tiene vocación de líder. Queremos liderar debates, iniciativas y políticas. Y en ese afán de ser punta de lanza les aseguro que Andalucía va a liderar la lucha por la sostenibilidad y contra el cambio climático. Gracias a Heineken por apostar siempre por Andalucía”.

Por su parte, Loreto Ordóñez, ha dicho que Heineken tendrán una energía más limpia y eficiente para sus procesos industriales y contribuirá “de manera decisiva al plan de descarbonización de la compañía”. 

Antonio Muñoz ha englobado esta iniciativa en la idea compartida del Ayuntamiento de desplegar una estrategia de lucha contra el cambio climático, cuya inversión pública supera los 430 millones de euros, con factores como la “rehabilitación energética, movilidad sostenible, renovación de los sistemas de depuración de aguas residuales, incorporación de más arbolado y zonas verdes o implantación de nuevos sistemas de economía circular”, como el nuevo centro ambiental ahora en construcción en la depuradora del Copero.

Apoyo mutuo

El proyecto se desarrolla en un marco de colaboración público-privada que implica a Engie, Heineken España y a las administraciones públicas nacionales, regionales y locales. Tanto es así, que solo en 2021 la cervecera invirtió más de 125 millones de euros en Andalucía para impulsar el progreso social de la región y en la lucha contra el cambio climático y la transición energética en España. 

En concreto, inversiones para proyectos de eficiencia energética y agua en sus fábricas de Sevilla y Jaén, contratos con proveedores locales y apoyo al sector agrícola andaluz con más de mil agricultores locales y un 92% de materias primas locales; proyectos de logística de última milla, el programa de acción social de la Fundación Cruzcampo y su escuela de hostelería, además del gran grueso de la inversión destinada a mejorar la competitividad de los bares y restaurantes de la región. 

El acuerdo entre Heineken y Engie se enmarca en un contrato a largo plazo, vigente durante 20 años, hasta 2043, mediante el cual Engie se encarga del diseño y la construcción de la nueva planta, así como de su gestión y mantenimiento. 

La compañía ya ha iniciado la adecuación de la parcela, ubicada dentro de los terrenos de la fábrica. Una instalación que cuenta con un campo solar con una potencia de 30 MW, que generará 28.700 MWh de energía térmica al año.

La nueva planta termosolar funcionará gracias a dos sistemas: un circuito primario cerrado de agua que recircula a través del campo solar, donde se calienta a 210 grados Celsius, atravesando los tubos en los que se refleja la irradiación solar por medio de espejos. 

La energía generada se almacena en ocho depósitos de 100 metros cúbicos cada uno y se transfiere a un circuito secundario integrado en la fábrica mediante un grupo de intercambiadores, en un proceso que permite ceder la energía térmica a los procesos de elaboración de cerveza (regulando temperatura y presión) en forma de agua sobrecalentada a 160 grados, para lograr una mayor eficiencia energética. 

El almacenamiento se consigue con los ocho depósitos que permitirán seguir obteniendo calor de la planta durante las horas sin radiación solar durante 5-6 horas.

Si todo marcha conforme a lo previsto, Heineken se convertirá en 2025 en la primera cervecera española cero emisiones netas en producción, haciendo que más del 45% de la energía que utiliza para elaborar sus cervezas y sidras ya proceda de fuentes sostenibles, reduciendo un 19% sus emisiones de CO2 desde 2018.

En 2020, ya se convirtió en la primera cervecera española que elabora todos sus productos con electricidad 100% renovable gracias a una planta fotovoltaica construida en Huelva junto a Iberdrola, produciendo más de 4.200 millones de cañas de cervezas como Heineken, Cruzcampo, El Águila y Amstel al año con el poder del sol como ingrediente principal.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats