María León asegura ser “víctima de un abuso policial” y niega haber agredido a una agente

Archivo - María León en imagen de archivo

elDiarioand


2

La actriz María León, que el sábado por la mañana comparecía ante el Juzgado de Instrucción número 18 de Sevilla tras haber sido detenida la madrugada de esa jornada por agredir presuntamente a un agente de la Policía Local, ha negado este lunes “haber agredido a nadie” y ha asegurado ser “víctima de un abuso policial”.

En una publicación en la red social Twitter, la actriz niega así “haber agredido a nadie” y, aunque defiende que no es su “intención poner en entredicho el necesario trabajo” de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, asegura haber sido “víctima de un abuso policial por parte de unos agentes de la Policía Local de Sevilla”, extremo que está en manos de sus abogados, por lo cual manifiesta su “confianza en la justicia”.

La versión policial

Durante su comparecencia judicial, según informaban fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la actriz se acogió a su derecho constitucional a no declarar, tras lo cual el juzgado ordenó su puesta en libertad provisional, investigada por un presunto delito de atentado a la autoridad.

Los hechos, según la Policía Local hispalense, acontecieron la madrugada del sábado en las inmediaciones de la Avenida de María Luisa de la capital hispalense donde, según la versión de los uniformados, varios agentes acudieron ante el aviso sobre un ciclista que se encontraba con signos de embriaguez.

Mientras le realizaban la prueba de alcoholemia, un grupo de personas, entre las que se encontraba María León, habría comenzado a increpar a los agentes y a grabar la escena con sus teléfonos móviles, ante lo que la Policía les solicitó la identificación. La actriz no portaba su DNI, por lo que le instaron a acudir a comisaría en coche patrulla.

Tras ello, según la versión policial, varias personas del grupo habrían rodeado el patrullero, abriendo una de ellas una de las puertas, ante lo cual la actriz se dispuso a salir del vehículo, extremo que trató de impedir uno de los agentes, siendo supuestamente golpeado por María León, finalmente detenida por tal extremo.

APDHA denuncia irregularidades

Por su parte, el área de cárceles de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha presentado una queja ante el Defensor del Pueblo Español contra la Secretaría de Estado de Seguridad y el Ayuntamiento de Sevilla tras esta detención. Señalan que el caso de María León «ejemplifica tres tipos de irregularidades muy extendidas entre las autoridades: la difusión de notas de prensa que presuponen la culpabilidad de la ciudadanía, desalentar la grabación de las actuaciones policiales y los innecesarios traslados a dependencias policiales».

En el escrito presentado ante el Defensor, la entidad andaluza sostiene que «las declaraciones emitidas por las autoridades públicas tras la detención de la actriz vulneran la normativa europea en materia de presunción de inocencia». En concreto, la organización critica que las referencias realizadas por las autoridades policiales «suponen una vulneración del artículo 4 de la Directiva 2016/343, en tanto que se refieren a la actriz como autora de un delito de atentado contra un agente de la autoridad». Además, ofrece información sobre su estado de salud, amparada por el derecho a la intimidad de toda persona. La asociación advierte en su queja que actualmente la Secretaría de Estado de Seguridad no cuenta con ninguna instrucción interna en la materia que garantice el cumplimiento de la normativa europea, señala APDHA en un comunicado.

Al mismo tiempo, la APDHA también ha denunciado «la irregular actuación de los agentes que procedieron a la identificación de la actriz por el mero hecho de realizar una grabación con su móvil de la intervención de la Policía». La organización sostiene que «por desgracia, se trata de una práctica muy extendida entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado» solicitar la identificación de la persona que está grabando una intervención policial como forma de desalentar la fiscalización de la actuación de un servicio público. En este sentido, el artículo 16 de la Ley de Seguridad Ciudadana «solo permite la identificación de una persona cuando existan indicios de que puede estar cometiendo una infracción o un delito, y grabar una intervención policial no es ninguna de las dos cosas».

Además, en el caso de la actriz María León, se suma «otra mala praxis en la actuación policial como fue trasladarla a comisaría porque no portaba su DNI». Desde la entidad apuntan que el mismo artículo de la conocida como “Ley Mordaza” establece que el traslado a dependencias policiales a efectos de realizar la identificación personal solo es pertinente «cuando no fuera posible la identificación por cualquier medio o, incluida la vía telemática o telefónica, o si la persona se negase a identificarse».

Por ello, la organización ha solicitado al Defensor del Pueblo Español que requiera a la Secretaría de Estado de Seguridad acabar con este tipo de prácticas policiales. Igualmente, la entidad ha solicitado al Defensor del Pueblo que compruebe si la Policía Local del Ayuntamiento de Sevilla cuenta con un libro-registro en el que consten las diligencias de identificación practicadas, así como los motivos, circunstancias y duración de las mismas.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía denuncia que el Ayuntamiento de Sevilla ha impuesto sanciones disciplinarias por mala praxis a un total de 23 agentes de la Policía Local entre 2010 y 2021, por lo que anima al consistorio a tomar las medidas necesarias para el cumplimiento escrupuloso de la ley.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats