La portada de mañana
Acceder
El Gobierno ocultó a la ONU la venta de armas a Arabia Saudí en 2018
La agónica lucha de las células contra el coronavirus en los que murieron
Opinión - La directora, por María Ramírez

Más de 200 bibliotecas del mundo permiten colorear ilustraciones de sus obras más valiosas

Ilustración de La Cosmographia, de Pedro Apiano.

Imagina poder colorear un grabado o una ilustración de una obra incunable del siglo XV; elegir los colores y dar forma a una ilustración realizada hace más de 400 años. Planteado así, parece una quimera, algo que se queda en el plano de la imaginación. Sin embargo, gracias a una iniciativa de la Universidad de Zaragoza, pintar los dibujos de una joya literaria está al alcance de todos. En concreto, de cualquiera que acceda a la página web de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza y descargue una de las 40 láminas elegidas para colorear.

Se trata de la iniciativa ‘Ilumina nuestras colecciones’, un movimiento internacional en el que participan 232 bibliotecas de todo el mundo, además de museos y organizaciones, para dar a conocer el rico patrimonio literario que esconden entre sus puertas. La del centro universitario aragonés fue la primera en España que decidió sumarse a este movimiento, llamado en inglés ‘Colour our collections’, y este año repite la experiencia, dado el éxito de la edición anterior.

La biblioteca pone a disposición de todos en su página web 40 láminas -20 en cada edición- con ilustraciones de obras destacadas. De esta forma, cualquiera puede poner color al escudo de Aragón que aparece en el incunable Crónica de Aragón (1499), de Pablo Hurus, cuyo ejemplar original puede verse en la biblioteca ubicada en el Edificio Paraninfo de la Universidad. Se trata de la primera crónica del reino impresa en lengua vernácula en Zaragoza y el primer documento que recoge el actual escudo de Aragón con sus cuatro carteles.

Para aquellos que prefieran las matemáticas, hay también formas geométricas para colorear, correspondientes a la obra del autor árabe Al-Baghdadi, Muhammad, del siglo X, o de Los elementos de Euclides, una edición del siglo XVII, que corresponde a una obra histórica dentro de la cultura matemática, con más de un millar de ediciones publicadas desde 1482, explica el director de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza, Ramón Abad.

Hay también xilografías, esto es grabados en madera, perfectos para colorear, porque, gracias a la nitidez de sus perfiles “es más difícil salirse”, indica Abad. Entre ellas, destaca una xilografía en la que aparece San Jerónimo sobre un escritorio monacal, correspondiente a la obra de Las vidas de los santos padres religiosos de Juan Joffre, que data de 1529. Y así, emblemas, orlas, portadas que dan a conocer el rico patrimonio literario que esconde esta biblioteca, que cuenta con una colección de valor especial por su antigüedad, compuesta por 416 manuscritos cuyas fechas van del siglo XV al XIX, 406 incunables y un importante fondo de los siglos XVI al XVIII.

Colorear y compartir en Twitter

Cada una de las láminas  va acompañada de una breve descripción de la obra, con los datos más relevantes. A través de esta iniciativa, cualquier persona podrá acceder a las ilustraciones de las bibliotecas que participan y conocer las obras que atesoran. Se trata de un movimiento mundial, en el que participan prestigiosas bibliotecas como la de la Universidad de Harvard o la de Chicago; la Biblioteca pública de Washington o la Biblioteca Nacional del Reino Unido.

Con este proyecto, se ha querido, además, aprovechar el éxito de los llamados “libros para colorear”, dirigidos a adultos, como técnica relajante para alejar el estrés: “Este tipo de actividades favorece la concentración y fomenta la creatividad, señala Abad.

Para tener más alcance, ‘Ilumina tus ilustraciones’ anima a los usuarios a publicar en Twitter sus láminas coloreadas con el hastagh #ColoursOurCollection.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats