Primer año de legislatura: Ninguna ley nueva y el presupuesto de 2020 rehecho por el coronavirus

Diputados del PSOE, PAR Y Cs en las Cortes de Aragón

Ninguna ley nueva y el presupuesto de 2020 rehecho de arriba abajo para hacer frente a la costosísima factura del coronavirus en Aragon. Este es el escaso balance de la producción legislativa llevada a cabo por el Gobierno de Javier Lambán en los doce meses transcurridos desde las elecciones autonómicas del 26 de mayo de 2019. La crisis del Covid-19 ha trastocado notablemente este primer año de legislatura, hasta el punto de que se puede considerar políticamente perdido para Aragón.

PSOE, PAR, CHA e IU, los socios en el Pignatelli, se las prometían muy felices cuando el pasado mes de diciembre aprobaron sus primeros presupuestos. El cuatripartito había estrenado en agosto una fórmula de Gobierno inédita en Aragón y en pocos meses habían cumplido su objetivo de tener listas las cuentas en el plazo legal previsto y sin rasguños aparentes en sus relaciones. No sospechaban entonces que aquel valioso documento iba a tener una vida muy corta, de apenas dos meses. A partir del 15 de marzo, fecha de entrada en vigor del estado de alarma, el presupuesto saltó por los aires y se esfumaron todas las previsiones de ingresos y gastos contempladas en el documento. A partir de ese día, todo el gasto público giró en torno a la pandemia y, según cálculos del consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, cuya calculadora echa humo permanentemente, el impacto del coronavirus en las cuentas autonómicas va a estar “muy por encima” de los 400 millones de euros.

Con anterioridad al 15 de marzo, el margen de maniobra del Ejecutivo de Javier Lambán había sido, no obstante, muy limitado, debido a que el panorama político era extremadamente complejo dada la interinidad del Gobierno de Pedro Sánchez, en funciones desde las elecciones del 10 de noviembre del pasado año. El nuevo Ejecutivo central tomó posesión en enero y apenas hubo tiempo para más hasta que estalló el tsunami del Covid- 19. Ni siquiera se ha celebrado el esperado primer encuentro entre Lambán y Sánchez. El 15 de marzo, la actividad política se paralizó.

Avalancha de iniciativas de control

El debate de más de 200 iniciativas de control al Gobierno - entre peticiones de comparecencia, proposiciones no de ley, mociones, preguntas e interpelaciones- que esperaban su turno en pleno o comisión se frenó en seco. Esta avalancha de iniciativas serán retomadas en los próximos días cuando la situación se normalice, circunstancia que amenaza con bloquear la vuelta a la normalidad parlamentaria. El testigo del debate parlamentario fue recogido por las decenas de iniciativas sobre el Covid-19 que se han debatido en los cuatro plenos monográficos celebrados durante el estado de alarma, además de las diferentes comisiones parlamentarias. En poco más de dos meses de confinamiento, los partidos han presentado más de 190 iniciativas relacionadas con la lucha contra el Coronavirus.

También la actividad del Gobierno de Aragón se ha centrado por completo en atajar los efectos de la pandemia. Desde hace más de dos meses no hay ninguna convocatoria de prensa ni acto público que no esté relacionado con el coronavirus. La pandemia, además, ha provocado la dimisión como consejera de Salud, Pilar Ventura, que ha sido sustituida por Sira Repollés, quién se ha convertido en la tercera responsable del departamento sanitario en cinco años. Y, mientras, el Gobierno anunció para este año la aprobación de una batería de proyectos de ley de vital importancia, como la futura financiación municipal, y ninguno ha llegado a las Cortes. También los ha parado la pandemia.

Etiquetas
Publicado el
30 de mayo de 2020 - 06:50 h

Descubre nuestras apps

stats