La portada de mañana
Acceder
Las estafas con criptomonedas se multiplican y atrapan a inversores
Empresarios acogidos a la amnistía fiscal logran que el Estado les avale préstamos
OPINIÓN | 'Las cuentas de la derecha', por Antón Losada

La España Vaciada vuelve a salir a la calle y reclamará otro modelo de gestión forestal que combata la despoblación

Protesta 'Yo paro por mi pueblo' del año pasado en un pueblo de Teruel

ElDiarioAragón


0

La Revuelta de la España Vaciada anunció un año de movilizaciones para reclamar otro modelo de desarrollo y este sábado han convocado el primer acto reivindicativo. El próximo 8 de octubre celebrarán por tercera vez una jornada de protesta llamada 'Yo paro por mi pueblo', que defenderá un modelo de gestión forestal que evite incendios como los que este verano han acabado con más de 250.000 hectáreas y que consideran que guarda una relación directa con la despoblación, al tiempo que la agrava. Al mediodía, están convocados los vecinos de todos los municipios de la España Vaciada a hacer un paro de cinco minutos con el que vuelvan a denunciar un modelo de desarrollo que consideran acabado y que agrava aún más la brecha entre las provincias consideradas un desierto demográfico y las más pobladas del país. En este caso, el lema elegido lo deja claro: 'La despoblación es la llama que quema nuestros montes'. 

Esta será la cuarta ocasión en la que la España Vaciada organiza un paro para llamar la atención de la carencia de servicios en las 25 provincias que la integran, junto a las 170 plataformas cívicas que forman parte de la revuelta en lo que representa el 70% del territorio nacional. En 2019 fue la primera convocatoria, en 2020 se reivindicó la sanidad en el medio rural y en 2021 el modelo 100/30/30, o lo que es lo mismo, que todos los pueblos dispongan de internet a una velocidad mínima de 100 Megas, estén a un máximo de 30 minutos de viaje para el acceso a servicios sanitarios, educativos o sociales y a 30 kilómetros de una vía de alta capacidad.

Este año se propondrá en el paro otro modelo de gestión forestal, tal y como acordaron en la asamblea celebrada el pasado mes de septiembre en la localidad extremeña de Jarandilla de la Vera, en la que también se refrendó la necesidad de acentuar la presión sobre los poderes públicos para que tengan en cuenta la voz de la España despoblada a través de un calendario de protestas y la posibilidad de que en aquellas provincias que se considere, las plataformas se puedan articular en formaciones políticas, como han hecho Teruel Existe y Soria Ya, y actúen de forma instrumental para trabajar desde las instituciones y parlamentos. 

Desde la Revuelta de la España Vaciada defienden que la correcta gestión de las masas forestales es “el mejor instrumento para prevenir incendios”, pero también para hacer frente al cambio climático y a otros retos que tiene España, entre ellos la despoblación, que es la principal causa del crecimiento desordenado de los bosques y la gran acumulación de material seco y altamente combustible, a juicio de los convocantes. Afirman que la relación entre despoblación e incendios forestales es clara: “en las zonas con muy poca población los incendios se propagan de una forma más descontrolada y el fuego arrasa sus montes e incluso en ocasiones sus casas”. Indican que la gestión de los montes es fundamental para prevenir este tipo de incendios, al tiempo que destacan que los montes siempre han sido fuente de riqueza y de trabajo en base a los aprovechamientos forestales tradicionales (madera, leña, resina, micología, caza..), compatibles con la silvicultura, agricultura y ganadería extensiva, además de que tienen un enorme potencial para el desarrollo de actividades turísticas, recreativas, deportivas y sociales, que en muchos casos están permitiendo dinamizar económicamente pequeños municipios. Desde la Revuelta de la España Vaciada aseveran que “sólo un medio rural vivo e implicado en la gestión de su entorno, será capaz de llevar a cabo esta tarea” y por eso reclaman el apoyo decidido de las Administraciones a todas estas iniciativas y actividades económicas que fomentarían una gestión efectiva y eficiente de los montes, reduciendo así el riesgo de incendios. La mayor parte de la extensa superficie quemada en los incendios de este verano han ocurrido en las zonas más despobladas del país, con especial incidencia en Castilla y León, que suma a este problema una restrictiva política en prevención de incendios llevada a cabo por el Gobierno PP-Vox. 

La protesta convocada en las plazas públicas de estos municipios coincide además con la que llevarán a cabo el mismo día en Madrid los bomberos forestales reclamando mejores condiciones laborales y unas jornadas que no sean discontinuas y abarquen todo el año, para cumplir con la premisa de que los incendios del verano se empiezan apagando en invierno a través de un adecuado mantenimiento de los montes y sus masas forestales. 

Además de las concentraciones del próximo 8 de octubre, la Revuelta de la España Vaciada ya trabaja con otros escenarios, como una nueva protesta el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, o el 31 de marzo. Además, algunos movimientos ciudadanos que la integran como Teruel Existe o Soria Ya! ya han confirmado su intención de concurrir a las elecciones del próximo 28 de mayo. En el caso de la primera formación, con representación en el Congreso y en el Senado, su irrupción en el Parlamento autonómico se da por segura, y con toda probabilidad puede ser la llave de Gobierno en una comunidad en la que nunca se han configurado mayorías absolutas monocolor y actualmente está gobernada por un cuatripartito formado por el PSOE, Podemos, Chunta Aragonesista y Partido Aragonés. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats