eldiario.es

9

ARAGÓN

Reencuentro (sin miedo) con el huerto: “Está todo lleno de malas hierbas y ya vamos tarde para plantar”

Desde hoy se puede volver a trabajar en los huertos de autoconsumo, siempre que estén en el mismo término municipal del domicilio, o en uno adyacente al mismo

El gallo y las gallinas de José Andrés, en medio de las malas hierbas que se han adueñado de su huerto.

El gallo y las gallinas de José Andrés, en medio de las malas hierbas que se han adueñado de su huerto. J. A.

La luz al final del túnel ha llegado para los hortelanos: tras semanas de restricción -primer total, luego parcial- para acudir a cuidar sus parcelas, este 1 de mayo amanecen con un BOE recién publicado que autoriza de nuevo el trabajo en sus parcelas, siempre y cuando estén en el mismo término municipal de su domicilio, o en uno adyacente al mismo.

Este requisito de proximidad queda exceptuado los casos que impliquen cuidado y alimentación de animales y también en aquellos en los que, por razones socioeconómicas, la recolección de verduras sea necesaria para la subsistencia. Los desplazamientos y labores deberán ser de manera individual, y cumpliendo con las medidas sanitarias.

Para José Andrés, hortelano aficionado con una parcela a las afueras de Zaragoza, el BOE de hoy supone, sobre todo, “tranquilidad”. “He estado viniendo de vez en cuando para alimentar a las gallinas, pero con todo el miedo del mundo por los casos de abusos policiales que se han visto estos días; temía que me multaran, porque aunque llevaba los sacos de pienso y el recibo del IBI rural encima, vete a saber si me creían”, explica.

"Esto parece la selva"

Su reencuentro hoy con el huerto ha sido algo traumático: “Esto parece la selva, en algunos lugares las malas hierbas me llegan por las rodillas. Se han echado a perder las verduras de invierno: las habas ni se ven, las lechugas se han subido... Y los frutales han cogido enfermedades y plagas: el peral lo tengo con pulgón y el melocotonero, con abolladura”.

Las gallinas le siguen por la parcela “porque andan muertas de hambre”, y con ellas alrededor ya se ha puesto a revisar el riego y desbrozar. “No hay tempero, pero voy a pasar el motocultor para dejar la tierra lista para plantar las verduras de primavera y verano, aunque ya es muy tarde para la mayoría de cosas, y para las de otoño es pronto. Por suerte, tengo un pequeño invernadero donde hay tomateras y tengo plantero, aunque creo que de estos tomates no comeré hasta el Pilar. Voy a poner también lechugas y cebollas”, detalla José Andrés por teléfono, a pie de huerto y jada en mano.

Las restricciones del estado de alarma han echado a perder las verduras de José Andrés.

Las restricciones del estado de alarma han echado a perder las verduras de José Andrés. J. A.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha