La portada de mañana
Acceder
Los agujeros del impuesto de Sociedades hunden la recaudación
La competencia fiscal entre comunidades complica el discurso del PSOE
OPINIÓN | 'El fascismo no es una ideología respetable', por Rosa María Artal

María Eizaguerri: “En el ajedrez, estar en buena forma física importa”

La ajedrecista aragonesa María Eizaguerri.

La 44 edición de la Olimpiada de Ajedrez se ha celebrado en la localidad de Chennai, en India, del 28 de julio al 10 de agosto. Ha costado a la organización 10 millones de dólares y ha convocado a más de 3000 deportistas de los cinco continentes. Entre ellos estaba el equipo español y entre las féminas una oscense, María Eizaguerri Floris, de 18 años, ajedrecista que ostenta el título de Maestra FIDE y que en septiembre comenzará el segundo curso del grado de Economía en la Universidad de Zaragoza.

Acabas de participar en las Olimpiadas de Ajedrez. A la gente se le olvida que está considerado como un deporte y que por ello se organizan Olimpiadas. ¿Por qué no se celebran a la vez que el resto de deportes?

Simplemente, el ajedrez no forma parte del programa de los Juegos Olímpicos, el año pasado era un candidato a entrar, pero finalmente no lo logró. Ojalá en un futuro pueda llegar a entrar.

¿Cuál ha sido su participación en las Olimpiadas?

La competición era por equipos y cada equipo estaba formado por cinco componentes. Yo he jugado el femenino. Jugaban cuatro, cada una en un tablero, de manera que una descansaba. Si hacías más de 2 puntos y medio por ronda, se ganaba el encuentro. Por cada encuentro ganado te daban 2 puntos, en caso de empate 1 y en caso de perder 0. Hay un ránking inicial y conforme van pasando las rondas los equipos con los mismos puntos se van enfrentando. Es el llamado sistema suizo. Eran 11 encuentros y después de ellos hay una clasificación por puntos. También daban medallas al mejor de cada tablero.

Como deportista, ¿cómo se ha sentido formando parte del equipo olímpico?

Creo que es una experiencia muy buena para un deportista. Conoces un gran ambiente ajedrecístico, a jugadores en el top mundial y disfrutas con tu propio equipo. Me he sentido muy cómoda y muy a gusto.

¿Se han sentido satisfechas con el resultado?

En la última ronda de la olimpiada nos jugábamos todo, si ganábamos éramos sextas y si empatábamos nos quedábamos en un buen puesto también. Íbamos bastante bien en el encuentro, pero se nos dieron mal los resultados al final. Perdimos la última ronda y al final quedamos en el puesto 21 de 162 países. Ha sido una experiencia más dentro del ajedrez de élite y estoy muy contenta de poder haberla vivido, sobre todo también por haber conocido un país nuevo muy alejado de nuestra sociedad y con tantas diferencias.

¿Cómo se prepara para presentarse a estas Olimpiadas y a otros campeonatos?

Por supuesto hay que entrenar, trabajar y esforzarse, como en cualquier otro deporte. Tomo clases y tengo un entrenador, pero además intento jugar mucho con algún compañero o compañera que también juegue para que se haga más ameno. No tengo un número de horas fijas de entrenamiento; cuando estoy en exámenes de la universidad me es imposible jugar, sin embargo, si estoy preparando una competición puedo llegar a entrenar hasta cinco horas.

¿A qué edad comenzó a jugar y qué le llevó al ajedrez?

Me enseñó a jugar un vecino de Cuarte, mi pueblo, a los 5 años. Me interesó mucho el ajedrez, así que con mi padre compramos un libro y empezamos a aprender juntos sobre este deporte, porque él tampoco sabía jugar.

Supongo que hubo un momento en el que todo dio la vuelta, en el que se dio cuenta de que no solo jugaba, sino que tenía una proyección que pocos tienen. ¿Podría identificar ese momento?

Creo que tuve suerte, ya que cuando empecé a jugar los resultados me acompañaron desde el primer momento y tuve mucha motivación. Por ejemplo, cuando tenía 7 años fui a mi primer campeonato europeo y quedé en cuarta posición. Quizá fue ese uno de los momentos que me marcó de cara al futuro.

El entorno es fundamental para todas las personas, pero especialmente en el caso de deportistas de alta competición como usted.

Mi familia me ha apoyado siempre en el mundo del ajedrez y ha puesto tanto la ayuda económica como la psicológica. Es una parte muy importante, creo yo, y siento que he tenido mucha suerte. Si no, no podía haber llegado hasta donde estoy hoy. Mis amigos también me ayudan y me apoyan cuando lo necesito.

También el entorno público es importante. En países como India, donde se han celebrado las Olimpiadas ¿has percibido ese apoyo al ajedrez?

La publicidad era increíble. Íbamos en autobús hasta la sala en la que se celebraba el evento, y las calles y las farolas estaban pintadas de blanco y negro, como un tablero de ajedrez. También había carteles alusivos a las Olimpiadas por todas partes e incluso el personal del hotel nos deseaba suerte antes de ir a La Ronda. Al menos en la ciudad en la que estuvimos la afición por el ajedrez era impresionante; había gran cantidad de observadores y de fans de los jugadores alrededor de la sala de juego, y me resultaba gracioso como al salir pedían fotos o paraban a los jugadores.

Las nuevas tecnologías también han llegado al mundo del ajedrez. ¿Les han ayudado?

Han ayudado a difundir el ajedrez porque ahora puedes jugar una partida sin tener a un adversario físicamente delante. En mi caso, a la hora de entrenar el ordenador es el lugar donde guardo todos los datos de las partidas: movimientos, aperturas, etcétera, y partiendo de ahí puedes ir repasando todo el desarrollo. Pero también es importante tocar el tablero, mirar las posiciones sobre él. Aunque vayas más lento ayuda mucho.

En los últimos tiempos, el ajedrez se ha puesto de moda o se ha hecho más visible a través del cine y de la televisión. ¿Han sabido reflejar fielmente el mundo del ajedrez y de los ajedrecistas?

La serie 'Gambito de Dama' ayudó muchísimo a extender el ajedrez y darlo a conocer a la gente. En mi opinión representa bastante bien el mundo del ajedrez. Por cierto, las jugadas son reales porque contaron con una persona que les asesoró. También hay otras películas brillantes que muestran este deporte al público en general como 'Buscando a Bobby Fischer'.

La protagonista de la serie que has nombrado es una mujer. ¿Hay alguna diferencia entre el juego de un hombre y el de una mujer en el ajedrez?

Es un tema bastante polémico, pero mi opinión es que sí la hay. La diferencia física que existe entre mujeres y hombres también importa en este juego. Es decir, tienes que estar aguantando cinco horas o las que sean frente a un tablero, muy concentrada, y eso te desgasta muchísimo. Mucha gente no ve ese desgaste y piensa que la forma física no importa nada, pero la verdad es que sí, la forma física es importante también en este deporte. Por otra parte, a la hora de jugar, generalmente en las partidas de las mujeres suele haber más altibajos, solemos ser más agresivas, mientras que en las de los hombres ellos suelen ser más lineales.

¿Cuál es el estado de salud del ajedrez en España y en Aragón?

Bueno, la serie 'Gambito de Dama' y la pandemia han ayudado al ajedrez. Durante la pandemia se ha fomentado su difusión porque se ha potenciado mucho más el ajedrez online y los streams de ajedrez. Por ello, ahora hay mucho más conocimiento en España. Pero en otras potencias como Rusia, Azerbaiyán, India o China el ajedrez tiene mucha más importancia y hay mucha más inversión. En España, el ajedrez nunca ha tenido tanta repercusión como la que vi en India, y creo que haría falta, aunque es cierto que en Chennai vive la gran figura del ajedrez Vishy Anand, y supongo que eso ayuda a la difusión de este deporte.

Si tuviera que quedarse con un recuerdo de su vida que tenga que ver con el ajedrez, ¿cuál sería?

El verano de 2021, cuando gané el campeonato de España sub 18 mixto.

¿Cuál es el sueño de María Eizaguerri Floris, ajedrecista y Maestra FIDE?

Hasta hace poco mi sueño era participar en unas Olimpiadas y ya se ha cumplido, así que supongo que será seguir mejorando y llegar lo más arriba posible.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats