eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aldo Mas

Periodista.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 591

“En grandes empresas se generan dinámicas que impiden innovaciones como la electrificación de la automoción”

Los coches eléctricos serán mayoría en las carreteras de todo el mundo. Esto es lo que piensa el alemán Stefan Krause, consejero delegado de EVelozcity. A esta start-up estadounidense muchos la presentan como seria candidata para aportar avances importantes en la electrificación de la industria del automóvil. De aquí a 2021, EVelozcity tiene previsto presentar tres modelos de vehículos eléctricos que contarán con un elemento común, una plataforma eléctrica móvil: skate, lo llaman los insiders. Sobre ella, se podrán añadir tres tipos diferentes de cabinas. A saber, la de un coche de uso privado, la de un vehículo de reparto y otra para servicios de transporte urbano.

La apuesta de Krause, quien en su día hizo carrera en compañías como BMW y Deutsche Bank, ha convencido a suficientes inversores internacionales como para aunar un capital de 1.000 millones de dólares (unos 837 millones de euros). La idea de EVelozcity es salir del esquema actual que parece seguir la fabricación de coches eléctricos y que convierte a esos vehículos en productos de lujo. “Nosotros queremos hacer un coche que valga en el mercado menos de 50.000 dólares (unos 41.000 euros)”, plantea Krause en su entrevista con  eldiario.es. Aunque EVelozcity tiene su sede en Torrance, junto a la ciudad estadounidense de Los Angeles, Krause habla desde China, país donde abundan inversores interesados en hacer dinero con la electrificación de la automoción.

Seguir leyendo »

El diésel se resiste a morir

Desde que en septiembre de 2015 saliera a la luz el 'dieselgate', la tecnología diésel parece haber perdido buena parte de su reputación. Los motores diésel de Volkswagen que ocultaban sus excesivas emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) han causado unos daños a la imagen de la industria que van más allá de la docena de marcas que controla el consorcio con sede en Wolfsburgo. Así, por ejemplo, el gigante japonés de la fabricación de coches Toyota comunicaba en marzo que no venderá más de sus diésel en Europa a partir de este año.

De acuerdo con datos recientes de la consultora británica Evercore, es obvio el descenso de ventas de vehículos diésel en países como Reino Unido, Francia o España. En 2014, la mitad de los coches que se vendían en suelo británico eran diésel. En Francia el porcentaje llegaba al 63,9%, mientras que en España alcanzaba el 64,9%. El año pasado, las ventas de esos vehículos habían caído en Reino Unido hasta el 41,8%. Más pronunciadas han sido las caídas en Francia y España, bajando hasta el 47,3% y el 48,4%, respectivamente.

Seguir leyendo »

'Experimento Stuka': los bombardeos de precisión que Hitler ensayó en la Guerra Civil española

Cuando la historia se escribe en tiempos de dictadura, el relato se hace al gusto del régimen. Y a la vista está, según muestran Pepe Andreu y Rafa Molés en su documental Experimento Stuka, que a las dictaduras también les gustan los relatos absurdos, por muy grotescos que sean.

Así, en el pequeño municipio valenciano de Benassal, hasta hace muy poco, el único monumento que existía a una víctima de la Guerra Civil española era el dedicado a un soldado alemán. Alfred Simon se llamaba el militar. Era un integrante de la Legión Cóndor, enviada a España por Hitler para ayudar a Franco en la Guerra Civil.

Seguir leyendo »

Marineros jubilados españoles saltan a Europa en busca de una pensión noruega

Eran mano de obra barata. En los barcos de la marina mercante de Noruega se estima que han trabajado hasta 12.000 españoles. Por ellos nadie pagó cotizaciones sociales. Manuel, un hombre de 70 años, es uno de ellos. Como todos los españoles que trabajaron al servicio de embarcaciones de ese país nórdico hasta 1994, Manuel pagó impuestos en Noruega pero no tiene una pensión de ese país.

Manuel hizo carrera en esos barcos. También se jugó la vida. Recuerda haber trabajado en la sala de máquinas de una embarcación petrolera noruega en una zona de guerra del Golfo Pérsico. “Lo hice sólo una vez, me preguntaron poco antes de que el barco se dirigiera a la zona en guerra. Fui, pero pedí que me pagaran el doble”, cuenta Manuel a  eldiario.es.

Seguir leyendo »

"Hay que utilizar armas capitalistas contra el capitalismo y al servicio de la gente"

El economista Giacomo Corneo (Arona, 1963) recibe a eldiario.es en su despacho de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Libre de Berlín. Sobre las estanterías de su lugar de trabajo descansa un ejemplar de su último libro aparecido en el mercado internacional. Is Capitalism Obsolete? ( ¿Está obsoleto el capitalismo?) se titula el volumen. Editado por la prestigiosa Harvard University Press, es una traducción reciente de un libro que Corneo escribió en alemán en 2014 para aportar ideas sobre cómo mejorar el sistema capitalista. Lo hace inspirado por ideas marxistas.

Corneo, que estuvo en su día al servicio del ministro francés Edmond Alhpandéry, bajo la presidencia del socialista François Mitterrand, invita a utilizar los mercados y las finanzas con fines sociales. Reivindica así esa "tradición libertaria en el socialismo que ve los mercados como un complemento que permite alcanzar el objetivo de una mayor calidad de vida y mayor libertad", explica este economista italiano. Esta idea es central en su reflexión sobre la obsolescencia de un resiliente sistema capitalista capaz de sobrevivir crisis como la desencadenada en 2008 y con tendencia a invadir todos los ámbitos de la vida humana. Para cambiar el sistema, Corneo invita a una mayor participación política y económica de la sociedad en su conjunto.

Seguir leyendo »

El heredero judío que lucha contra España y el Thyssen por recuperar un cuadro familiar robado por los nazis

Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia es una obra de arte, un cuadro que cuelga en una de las paredes del Museo Thyssen-Bornemisza. Lo pintó hace más de un siglo el maestro impresionista franco-danés Camille Pissarro. Ese lienzo fue uno de los 15 que el pintor creó en el parisino Hotel du Louvre a finales del siglo XIX. La obra, en su día, fue expoliada por los nazis a una familia judía. Se la arrebataron a la bisabuela de David Cassirer, el heredero que hoy lucha por recuperarla.

El cuadro se exhibe en el museo madrileño porque pertenece a la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, una institución de titularidad pública. El Estado español es el garante, en último término, de esa colección y por tanto del cuadro de Pissarro cuya propiedad quiere ver cambiar de manos David Cassirer. Sobre los hombros de este músico sexagenario afincado en Estados Unidos recae la responsabilidad familiar de luchar ante la justicia por recuperar el Pissarro que comprara en 1900 Julius Cassirer, su tatarabuelo.

Seguir leyendo »

Deutsche Bank pone a rodar cabezas pero sigue sin encontrar el rumbo

Josef Ackermann, Anshu Jain, Jürgen Fitschen y John Cyran. Desde 2012, ellos son los CEO que han pasado con más pena que gloria por la dirección de Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania y una de las entidades clave en el mundo de las finanzas.

El cargo que ocupara hasta hace unos días el británico John Cyran está ahora en manos de Christian Sewing. En unas jornadas “caóticas” de cambios para la entidad, según los términos del diario  Süddeutsche Zeitung, ha recaído sobre Sewing la responsabilidad de sacar a flote un banco debilitado por sus errores del pasado.

Seguir leyendo »

La ultraderecha irrumpe en las empresas alemanas

Los trabajadores de la planta de Leipzig del fabricante de coches BMW ya han votado en las elecciones sindicales. Los empleados de toda Alemania están llamados a votar, entre marzo y mayo, en una cita con las urnas de la que dependerá la configuración de 28.000 comités de empresa del país. BMW es una de las empresas en las que votar. A sus responsables les toca estos días asumir que un 12% de sus empleados en Leipzig ha votado por Centro Automóvil.

Desde esta joven organización fundada en 2009 se presentan a  eldiario.es como una “alternativa” a los sindicatos tradicionales alemanes. Éstos son, mayormente, de inspiración socialdemócrata. “Los grandes sindicatos están en el mismo lugar que el  establishment. Defienden trabajo temporal, aumentos muy bajos y un insuficiente desarrollo de la movilidad eléctrica”, señalan a este periódico desde Centro Automóvil. En principio, el discurso de la alternativa parece inofensivo para la vida de la empresa.

Seguir leyendo »

Nord Stream 2, el otro gaseoducto de Rusia que llega a Europa pese a las sanciones

Se acumulan los asuntos espinosos que tensan la relación de Europa y Estados Unidos con Rusia. Complican las relaciones con Moscú el comportamiento ruso en el conflicto civil del este ucraniano, la anexión de Crimea, la implicación militar en Siria al servicio del régimen de Bashar al-Assad, las acusaciones de injerencia rusa en la votación del referéndum del brexit, en la elección presidencial estadounidense que ganó Donald Trump e incluso en el procès de Catalunya. Eso, sin olvidar las virulentas y más recientes acusaciones desencadenadas tras el asesinato del ex espía Sergei Skripal en la localidad británica de Salisbury.

Desde que empezara el conflicto en Ucrania, tanto la Unión Europea como Estados Unidos han levantado un sistema de sanciones con el que castigar a la economía rusa por las renovadas aspiraciones geopolíticas de Moscú. En Europa, sin embargo, el sector del gas ruso se mantiene apartado de los mecanismos sancionadores. Sólo con esto en mente se entiende que siga avanzando el Nord Stream 2, el segundo gaseoducto ruso en el mar Báltico. El consorcio Nord Stream, cuyo mayor accionista es la empresa energética rusa Gazprom, ya tiene un gaseoducto que lleva gas natural desde Vyborg (oeste ruso) hasta Greifswald (norte alemán). La apertura del segundo, el Nord Stream 2, parece ser cuestión de tiempo.

Seguir leyendo »

Los activistas que roban en supermercados para pagar a los trabajadores de las producciones de alimentos

“ No estoy robando, sólo pago a los buenos”. Eso dice la atlética joven disfrazada de mapache después de saltar la caja de un supermercado alemán Lidl con la mochila llena de chocolate, café, tomates y naranjas. A través de su teléfono móvil abona 16,49 euros a quienes trabajan por el bienestar de los trabajadores que producen esos alimentos.

La escena pertenece a uno de los vídeos de la última y controvertida campaña del colectivo de activistas berlineses  Peng! . “Alemania va a robar”, se llama. Con ella han conseguido atraer la atención sobre la precaria situación de los trabajadores de las producciones de esos alimentos que se consumen a diario en las sociedades occidentales. Concretamente, de ocho productos: bananas, tomates, té, café, naranjas, chocolates, vino y flores.

Seguir leyendo »