20 peticiones de auxilio en Canarias con Mascarilla-19: “Nos llegó una mujer a la farmacia con miedo de volver a su domicilio”

Una de las empleadas de una farmacia de Gran Canaria donde se atendió a una mujer que utilizó la clave Mascarilla-19.

Una mujer que había escuchado por la radio la existencia de la campaña Mascarilla-19 se presentó durante el período de confinamiento en una farmacia de Gran Canaria para pedir auxilio. “Llegó aterrada, con mucho miedo de volver al domicilio”, afirma Juan Ramón Santana Ayala, presidente del colegio de Farmacéuticos de Las Palmas, que la atendió junto al resto de su equipo. Se trata de uno de los 20 casos de mujeres que han tenido que huir de su agresor y pedir ayuda en estos espacios durante el estado de alarma en las islas, un período en el que la violencia de género se ha incrementado en más de un 30%. Las farmacias se han convertido así en un refugio donde dar la voz de alarma, pero también en el espacio donde las mujeres esperan a que llegue la policía por miedo de volver atrás. 

Canarias tendrá que devolver casi 6 millones del Pacto de Estado contra la Violencia de Género que el Gobierno de Coalición Canaria dejó sin ejecutar

Canarias tendrá que devolver casi 6 millones del Pacto de Estado contra la Violencia de Género que el Gobierno de Coalición Canaria dejó sin ejecutar

El farmacéutico explica que, en un principio, se había entendido la campaña como una clave para pedir ayuda y dejar los datos personales para que la policía se presentara rápidamente en el domicilio de la denunciante. Sin embargo, las mujeres llegan con mucho miedo y la experiencia es que permanecen en este lugar hasta que llega la ayuda. “En nuestro caso, llamamos al 112 y la mujer esperó dentro, aislada, hasta que en diez minutos llegó la policía”, aclara. Juan Ramón Santana subraya que fue un momento impactante en su trayectoria profesional, ya que en un principio la víctima llegó muy nerviosa hasta que pudo decir las palabras clave. Por ello, celebra iniciativas como esta y que el Consejo General de Farmacia la haya adoptado como suya, de manera que se ha extendido por la mayoría de comunidades autónomas. 

El elevado número de mujeres que han denunciado con esta clave sufrir violencia de género se debe a un aumento de la violencia durante el estado de alarma. Así lo afirma la directora del Instituto Canario de Igualdad, Kika Fumero. El confinamiento ha afectado también a lo emocional, “los agresores están más nerviosos y, por tanto, la violencia se ha incrementado”, señala. De hecho, otro dato llamativo es que en este último mes se haya incrementado en un 33% el número de llamadas de emergencia: “Son llamadas en las que la vida de la mujer o de sus hijos corre peligro”, apunta. Solo en el mes de abril entraron 736 llamadas de emergencia, 183 más que el mismo mes del año anterior. Esto se traduce también en un aumento de la acogida de mujeres en situación de violencia de género lo que provocado cierta saturación en la red de recursos, que se ha solucionado gracias al uso de hoteles y otros espacios. Durante el confinamiento, 51 mujeres han tenido que ser acogidas junto a 29 sus hijos. 

Dos mujeres que utilizaron Mascarilla-19 fueron acogidas

En dos de los casos que denunciaron con la clave Mascarilla-19 se gestionó “una acogida inmediata” de estas mujeres en la red de recursos para que abandonaran el hogar que compartían con el agresor. Y es que, la mayoría de las veces eligen acudir a casas de otros familiares, amigos o personas cercanas, pero hay situaciones en los que estas mujeres no tienen donde ir, muchas veces con menores a cargo.  La directora del Instituto Canario de Igualdad recuerda que este servicio de protección a las víctimas “está blindado” y que siempre se buscarán recursos para protegerlas a ellas y a los menores. 

Mascarilla-19 es un recurso más que pueden utilizar las mujeres en situación de violencia de género, pero también existen otros como llamar al 112 o al 016, número que además no deja rastro. La campaña, que nació en Canarias, ya se ha implantado en más en más de 16.000 farmacias españolas y en otros países como Italia, Francia, Alemania, Noruega, Reino Unido, Argentina, Colombia, Chile, México, Uganda, Cabo Verde y Australia que han contactado con el Instituto Canario de Igualdad para poder hacer uso de este protocolo de ayuda.

“La campaña, para lo simple que es, la verdad que es está contribuyendo bastante a facilitar la protección de las mujeres en violencia de género”, insiste Juan Ramón Santana, que añade que el personal de las farmacias está encantado con poder ser útil en esta labor social y que se ha implicado bastante. En su farmacia asegura que el momento en el que pudieron ayudar a una mujer que pasaba por esta situación fue “impactante” y que nunca se le podrá olvidar “la cara de terror de esta persona”. La plantilla de esta farmacia ha realizado además un vídeo en el que difunden la importancia de esta clave y anima a que la utilicen las mujeres que sufren violencia de género o sexual. 

El éxito de esta campaña radica en la conciencia social que ha generado, ya que el personal de las farmacias “forma parte de esas personas del barrio que te asesoran y te cuidan” y que “den un paso al frente y digan que hay que proteger a las mujeres víctimas de violencia de género hace que la ciudadanía tome conciencia”, explica Fumero. En este sentido, destaca que se ha incrementado durante el confinamiento en un 21% el número de llamadas de terceras personas alertando de un caso de violencia machista. Para el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas, una de las claves es que España cuenta con una amplia red de farmacias y que se trata de uno de los espacios esenciales que ni siquiera ha cerrado durante el estado de alarma. 

Cabe recordar que una vez que la víctima de violencia de género pronuncie la palabra Mascarilla-19 no se le hace pasar por el mal trago de contar su situación a la persona que la atienda en la farmacia, que tan solo le pedirá sus datos personales y llamará al 112 para que se active el protocolo. Una vez que la policía así como las profesionales del DEMA (Dispositivo de Emergencias para Mujeres Agredidas financiado por el Gobierno de Canarias y los cabildos) se personen en el lugar, "con delicadeza, conocimiento y protocolo, acompañarán a la mujer para que cuente con sus tiempos", asegura. Estas mujeres además contarán con apoyo jurídico si lo desean y serán acompañadas a denunciar si así lo deciden. Una persona del dispositivo la podrá acompañar además al centro de salud si necesita asistencia sanitaria. Por otro lado, la directora del Instituto Canario de Igualdad ha explicado que las mujeres que lo requieran serán acogidas con sus menores en la red de recursos que existe para ello en cada una de las islas. 

 

Etiquetas
Publicado el
24 de mayo de 2020 - 21:01 h

Descubre nuestras apps

stats