El aguante

Lugar de acampada enfrente del Cabildo de la activista antidesahucios Inma Évora

La persona que ha estado luchando contra los desahucios en Tenerife está acampada enfrente del Cabildo insular. La razón que la ha llevado a tomar esa dura decisión no es solo por un conflicto laboral, como se ha repetido desde algunos sectores, sino porque Inma Évora sigue comprometida con muchas familias y personas que sufren la mala suerte de ser pobres.

Esta semana ha llovido y ha hecho mucho frío. Sin embargo, Inma Évora ya lleva más de una semana acampada a las puertas del Cabildo de Tenerife y, aunque muchos dicen que se le van a acabar las fuerzas, todo apunta a que va a aguantar, casi tanto como la canción de Calle 13. La caseta de campaña de Évora ya no es la única que se puede ver en las inmediaciones del Cabildo. Además, ya hay medios nacionales interesados en la historia, como es el caso de Público.

La activista, que comenzó a trabajar para Cáritas en 2017 como técnico de intermediación en un proyecto llamado Base 25, que pretendía acabar con los problemas de los desahucios y de la exclusión social, ha denunciado ante el juzgado laboral de Santa Cruz de Tenerife a Cáritas Diocesana por despido nulo. Este despido se produce, según cuenta Évora, bajo la responsabilidad “moral” del Cabildo y del área dirigida por Aurelio Abreu, vicepresidente del Cabildo y consejero de Vivienda. La activista señala que desde el Cabildo se “ha inducido” a su contratación en Cáritas y luego a su despido.

Señala que el proyecto, que ella misma desarrolló, primero en el Consejo Insular de Vivienda en 2015 y luego ejecutado por Cáritas dos años más tarde, se está pervirtiendo y deja fuera a personas porque no cumplen con los estándares impuestos de familia tradicional. Es decir, aquellos núcleos familiares que no están constituidos por un hombre y una mujer no están teniendo acceso al proyecto. Sí, aquellos que no son católicos.

Según cuenta la activista, tampoco tienen acceso al proyecto aquellas personas que no poseen unos ingresos mínimos, algo llamativo en la sexta región de la Unión Europea con mayor número de personas en riesgo de pobreza o exclusión. Évora advierte de que las razones que alega Cáritas para su despido no se sostienen, y que las verdaderas razones de su despido son las discrepancias con el proyecto.

Otro aspecto muy llamativo ha sido el comunicado enviado por parte de la institución insular diciendo que esto es un conflicto laboral entre la activista y Cáritas. Resulta extraño porque el propio Cabildo insular le ha proporcionado dinero a Cáritas Diocesana para la ejecución de este proyecto, unos 300.000 euros provenientes de las áreas de Acción Social y Vivienda. Y es que, hasta hace menos de un mes, el propio Cabildo anunciaba su participación en el proyecto a golpe de notas de prensa. Mientras Cáritas no se manifiesta al respecto y recibe respuestas blandas desde el Cabildo, la activista ha puesto en marcha la cita de Pedro Albizu Campos: “Cuando la tiranía es ley, la revolución es orden”.

Sobre este blog

Espacio de opinión de Tenerife Ahora

    Autores

Etiquetas
Publicado el
18 de enero de 2018 - 09:14 h

Descubre nuestras apps

stats