La portada de mañana
Acceder
Gobierno y PP acercan posturas para renovar el Poder Judicial
España se prepara para la batalla de la luz con los líderes de la UE
Opinión - Esta Iglesia no tiene perdón, por Neus Tomàs

Los vecinos del inmueble desalojado en Arona aún no podrán regresar a sus casas

Edificio desalojado, en la calle de San Lorenzo, en Arona

Los técnicos municipales del Ayuntamiento de Arona han acudido este martes, pasadas las 10.00 de la mañana, a realizar una comprobación sobre la seguridad del edificio desalojado este lunes tras detectarse en él daños estructurales.

El inmueble, integrado por los números 10 y 12 de la calle San Lorenzo en el núcleo de Valle San Lorenzo, ha sido revisado por los técnicos con el fin de facilitar a los residentes el acceso a sus viviendas para recoger objetos personales y propiedades de primera necesidad, ya que, de momento, no podrán regresar a sus casas.

El Ayuntamiento procedió al desalojo de dicho inmueble a las 21.00 de ayer (20 de marzo), como medida cautelar y tras una primera visita ocular por petición de uno de los vecinos, que había detectado daños en una columna del garaje. Por razones de seguridad, se procedió entonces al perimetraje del edificio y al correspondiente precinto del inmueble.

Un total de 25 personas permanecen desalojadas, de las que nueve (dos familias) han sido reubicadas por el Ayuntamiento en una instalación privada al carecer estas de otras opciones de alojamiento. Se está buscando una nueva ubicación más próxima al núcleo de Valle San Lorenzo para garantizar la escolarización de los menores afectados.

El edificio consta de 14 viviendas, de las que 12 estaban habitadas en el momento de estos hechos. El Ayuntamiento de Arona ha explicado mediante una nota de prensa que, al tratarse de una propiedad privada, solo puede entrar a valorar si existe una deficiencia que pueda ocasionar daños o perjuicios a la seguridad de las personas. Una vez se ha constatado ese riesgo, se ha procedido al precinto del inmueble, se ha ordenado su desalojo y este se ha comunicado a la comunidad de vecinos para que, con los medios técnicos que estimen, procedan a su subsanación.

En tanto no se constate que las deficiencias percibidas por los técnicos municipales están subsanadas y se garantice la habitabilidad del edificio, se mantendrá el desalojo y precinto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats