Pasaporte sanitario, test en origen y destino, sostenibilidad y "prudencia": las claves del turismo que viene

Aeropuerto de Gran Canaria durante el estado de alarma.

La seguridad sanitaria, la tecnología, la prudencia y la cohesión son las claves del turismo que viene tras la crisis de la COVID-19, que ha provocado el parón total de la actividad. Responsables políticos y expertos en la materia han coincidido en que estos factores componen la fórmula para que España recupere su liderazgo como destino turístico mundial, después del "paréntesis" que supondrá 2020. "El turismo saldrá fuerte de esto". Así lo han trasladado en el foro sobre el futuro de este sector económico organizado por eldiario.es en colaboración con sus ediciones locales de Canarias, Valencia y Andalucía.

En este encuentro online han participado Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo; Juan Marín, vicepresidente y consejero de Turismo y Justicia de la Junta de Andalucía; Yaiza Castilla, consejera de Industria, Comercio y Turismo de Canarias; Francesc Colomer, secretario autonómico de la Gerencia de Turismo de la Generalitat Valenciana; Miguel Sebastián, economista y exministro de Turismo, y Antonio Catalán, empresario, presidente de AC Hoteles.

La ministra de Turismo, preguntada por el periodista y moderador Alberto Acosta, ha destacado que la emergencia sanitaria y la consecuente crisis económica y social han permitido poner en la agenda internacional la importancia de la industria turística. "Después de muchos años, por fin se ha colado en la agenda europea", subrayó Reyes Maroto, quien además ha valorado de forma positiva el Plan de Cooperación alcanzado con distintos países comunitarios como Portugal, Italia o Francia para relanzar el sector. Sin embargo, tanto la ministra como el consejero andaluz Juan Marín han defendido que el debate sobre el modelo sostenible e innovador al que se debe aspirar ya ha estado sobre la mesa en España en los últimos años.

El exministro Miguel Sebastián ha destacado que esta emergencia ha dibujado un escenario nunca antes visto en el que, por primera vez, el turismo no será "la palanca" para alcanzar la recuperación: "No es el bote salvavidas, sino una de las áreas más difíciles de recuperar". Un panorama agravado por el alcance mundial de la crisis, que no solo golpea a España sino también a los principales países emisores de turistas. "Lo bueno es que todos estamos remando en la misma dirección. Siempre ha habido una fuerte conciencia de que el turismo es importante".

Desde el pasado 14 de marzo, con la declaración del estado de alarma, por encima de este objetivo común de avanzar hacia políticas turísticas fuertes ha tenido que situarse la seguridad sanitaria. "Ha sido muy doloroso tener que repatriar y sacar a millones de turistas", confesó Yaiza Castilla. Una declaración a la que se sumó Francesc Colomer: "Benidorm tuvo un comportamiento ejemplar al repatriar a todos los visitantes. Lo primero no fue la codicia, sino salvar vidas. Hemos hecho otro servicio en clave de hospitalidad y empatía con la gente que nos visita y a la que hemos logrado fidelizar".

El pasaporte sanitario

El pasaporte sanitario es una de las grandes apuestas para garantizar una movilidad segura tanto dentro del territorio nacional como entre distintos países. La consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, ha insistido en la importancia de utilizar la tecnología en este aspecto, con un sistema potente que permita conocer si la persona está contagiada o si ha pasado el virus antes de subirse al avión, siempre garantizando la protección de datos de los viajeros.

A este planteamiento se suma la propuesta de realizar test tanto en origen como en el destino, es decir, "antes de subirse al avión para ir al Archipiélago y también en las Islas antes de marcharse". De esta forma, se pretende establecer reciprocidad y cohesión entre los diferentes países y ofrecer todas las garantías de seguridad no solo a los visitantes, sino también a los trabajadores y a la población local. "Queremos cuidar al turista y al residente, porque si no el confinamiento no sirve de nada", apuntó Castilla.

El secretario de la Gerencia de Turismo de la Comunitat Valenciana, Francesc Colomer, recordó que en las primeras semanas de la pandemia "parecía una distopía hablar de códigos QR o de trazabilidad de contactos". Por el contrario, en la actualidad considera que estas herramientas tecnológicas son una medida de seguridad para los pasajeros que, incluso, les permitirán conocer su estado de salud. "Tenemos que barajar diferentes escenarios. Hay mucha responsabilidad y debemos competir con fuerza y garantías en 2021, porque 2020 no será un año fácil", aseveró.

Corredores aéreos

La creación de corredores aéreos que conecten puntos nacionales en la misma fase de desescalada o algunas autonomías españolas como Canarias y Baleares con países extranjeros es otra de las claves del futuro más inmediato del turismo. "Para ponerlos en marcha, primero tiene que analizarse la compatibilidad epidemiológica entre el origen y el destino", explicó Francesc Colomer.

También la consejera canaria se ha posicionado a favor de esta herramienta, al ser Canarias un territorio "altamente dependientes de la conectividad internacional". "Tenemos pérdidas de más de 44 millones de euros diarios. No podemos estar 18 meses parados esperando la vacuna, tenemos que reactivarnos cuanto antes con medidas sanitarias, porque no tenemos otro motor".

Por su parte, el exministro Miguel Sebastián apuntó que es positivo que haya movimientos entre comunidades autónomas que estén en la misma etapa de desconfinamiento. Sin embargo, matiza que deben ser autonomías "contiguas". "No acabo de ver que haya gente viajando de Asturias a Sevilla sin pasar por Castilla y León o por Madrid, a no ser que fuera solo en avión. No creo que estos corredores sean ahora la panacea".

En esta línea, la ministra Reyes Maroto valoró que los corredores son "una forma de abrir los destinos" y habló de finales de junio como la fecha de referencia para comenzar a albergar turistas nacionales y recuperar la movilidad provincial, pero siempre "con prudencia" y "sin que corra peligro la población española". "No podemos dar ningún paso atrás. Esta sería la peor noticia. Tenemos que primar los protocolos de seguridad y las guías de buenas prácticas. Hemos llegado hasta aquí con mucho sufrimiento".

El empresario Antonio Catalán también ha pedido cautela y confianza: "El esfuerzo que se ha hecho como país es brutal. No podemos dar marcha atrás de ninguna manera". A pesar de ello, está seguro de que esta situación es "solo un paréntesis" y que el sector saldrá reforzado: "Hay que tranquilizarse".

Fortalecer la oferta

Festivales musicales, playas paradisíacas, patrimonio y gastronomía son algunas de las ventajas competitivas de España. Este parón, según los participantes del foro El turismo que viene, debe aprovecharse no solo para fortalecer esta oferta, sino también para diversificarla, y el turismo de interior será uno de los protagonistas. "Va a funcionar muy bien", adelantó Antonio Catalán. El empresario también propone "vender España a un mayor precio", para competir con otros territorios como Estados Unidos o Reino Unido, donde los ingresos por visitante triplican los que recibe España. "Tenemos un país muy preparado para el turismo. Tenemos que atrevernos a vender más precio, no puede ser que todo termine en Thomas Cook", propuso Catalán.

Yaiza Castilla también adelantó que Canarias aprovechará el impulso mundial que ha adquirido el teletrabajo durante el confinamiento para promocionarse como destino turístico. "Una de nuestras estrategias es destacar las buenas temperaturas de las Islas para que tanto los residentes de los países nórdicos como del resto de España vengan con una larga estancia a trabajar desde aquí". Así, el Archipiélago persigue un modelo sostenible, en el que aumente el gasto turístico y se alarguen las estancias.

Andalucía ya ha comenzado a trabajar en este aspecto, poniendo en funcionamiento el sello Andalucía seguro. "La seguridad es clave. También lo es que empecemos a convivir con el virus, que ha venido para quedarse. La solución médica vendrá, y ojalá sea pronto, pero tampoco estamos seguros de que sea así", opinó Juan Marín. "Aprendamos la lección, pero no dejemos de pensar que este año puede haber muchísimos empresarios del sector que no vayan a superar la situación", lamentó el consejero de Turismo de la Junta de Andalucía. "Debemos saber entender la diversidad de nuestros territorios", añadió, apelando a la importancia de hacer de España un destino inclusivo en el que quepan todas las personas, teniendo en cuenta la caída de ingresos de la población y la sujeción de muchos trabajadores de la industria turística a los ERTE.

Reyes Maroto ha concluido que España ha avanzado de forma positiva hacia una situación epidemiológica controlada gracias al esfuerzo de las empresas y de la población. A partir de entonces, el propósito es combatir el miedo a desplazarse y a moverse tras más de dos meses en confinamiento y atravesando una crisis sanitaria que ha dejado en el país hasta el momento 61.926 muertes. "Las prisas no son buenas consejeras, debemos tener prudencia. Cuando abramos, lo haremos con seguridad para volver a ser destino preferente", terminó la ministra. El resto de expertos también apelaron a la necesidad de reforzar la Sanidad Pública como garantía de seguridad.

Etiquetas
Publicado el
1 de junio de 2020 - 20:25 h

Descubre nuestras apps

stats