Sobre este blog

Primera Página es la sección de opinión de eldiario.es Cantabria. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

La reforma de las pensiones

Pensionistas.

0

A la hora de analizar los efectos que tendrá la reforma de las pensiones pactada recientemente por sindicatos, patronal y gobierno conviene poner en valor algunos aspectos que van más allá de las cantidades o porcentajes aplicados al cálculo de las prestaciones:

Lo primero que se debe destacar de la actual reforma es que ha sido negociada y acordada en el marco del Diálogo Social, donde están representados todos los intereses en conflicto y siguiendo las recomendaciones del Pacto de Toledo. Por tanto, se abandona la vía de las reformas unilaterales, que excluyen del acuerdo a una parte tan importante como son las personas trabajadoras, principales destinatarias de estas políticas y que fue el mecanismo elegido para llevar a cabo la reforma de 2013 implementada por el gobierno del PP.

Es cierto que, como ocurre en todos los acuerdos, ninguna de las partes ha logrado alcanzar todos sus objetivos, pero también lo es que todas las partes ven reflejadas sus principales reivindicaciones y han sido capaces de ceder en sus posiciones en pro del beneficio común.

En segundo lugar, se puede afirmar que, con esta reforma, el sistema se hace más inclusivo al extender la protección social a personas que hasta ahora quedaban excluidas. Por tanto, se tiende a universalizar un derecho que constituye, además, una obligación para el Estado de la que se había alejado desde 2013, pues tras este acuerdo quedarán cubiertas muchas personas cuyo trabajo no ha estado sujeto a cotización, como es el caso los becarios/as, y se han sentado las bases para regular en los próximos meses la financiación pública de los convenios especiales de las personas cuidadoras no profesionales de personas dependientes o las pensiones de viudedad para las parejas de hecho entre otras.

Desde UGT seguiremos reclamando que la protección social sea universal, para que todas las personas que realizan un trabajo, sea o no remunerado, tengan derecho a una prestación digna que reconozca sus contribución a nuestra sociedad. Con el nuevo sistema, se mejora la situación de colectivos como las personas que tienen contratos fijos discontinuos, a quienes se les aplicará una nueva fórmula de cálculo para la prestación en caso de incapacidad temporal, medida ampliamente reivindicada por la parte sindical, especialmente por UGT, y que tendrá una relevancia especial en sectores económicos tan importantes en Cantabria como la industria agroalimentaria o la hostelería entre otros.

La reforma va a terminar también con la incertidumbre de los actuales pensionistas, que veían incrementarse sus pensiones en unas cuantías que, por mucho que se quiera maquillar, les hacían perder poder adquisitivo. De hecho, la revalorización del 0,25% estaba ligada al fin del déficit de la seguridad social (que nunca se produciría con el actual sistema); por tanto, incluso siendo negativo el IPC en alguna ocasión, a largo plazo la pérdida es inevitable.

Por último, y muy relacionado con lo anterior, se garantiza la sostenibilidad del sistema público de pensiones, eliminando un déficit que la Seguridad Social nunca debió tener, como hemos denunciado reiteradamente, y a lo largo de mucho tiempo, desde UGT.

El fin de la inseguridad y de la amenaza de quiebra, que en los últimos años ha planeado sobre el sistema de pensiones, es algo que UGT siempre ha exigido, pues nunca hemos dudado de la sostenibilidad del mismo. La incertidumbre generada se compadece con los intereses de quienes ven en las pensiones una posibilidad de negocio muy lucrativo y con ella se ha terminado mediante una fórmula acordada para acabar con el déficit de la Seguridad Social, que se venía proponiendo por parte de los sindicatos desde hace mucho tiempo. Tras esta reforma, el sistema separará las fuentes de financiación de las pensiones; desde ahora, las cotizaciones sociales sólo costearán las prestaciones contributivas, mientras que las no contributivas se financiarán desde los Presupuestos Generales del Estado, que deberán afrontar también otros gastos asumidos hasta ahora por la Seguridad Social, igualmente con cargo a las cotizaciones sociales.

En esta línea cabe enmarcar una de las medidas que más controversia ha generado y que demuestra el calado de esta reforma como es el nuevo sistema de cotización que se va a aplicar en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), que como se venía demandando desde el ámbito sindical, pasará a realizarse en función de los ingresos declarados, sustituyendo al sistema de cuotas por tramos, estableciendo un periodo transitorio para quienes no alcancen la cotización mínima. De esta forma, tanto las cotizaciones como las prestaciones derivadas de este régimen tenderán a converger con las del Régimen General.

Pero, si lo anterior refleja que las reivindicaciones sindicales se han visto, en buena parte, satisfechas, cabe decir que con este acuerdo, también se da respuesta a uno de los principales anhelos del gobierno, como es el acercamiento de la edad real a la edad legal de jubilación. Sin embargo, para lograr este objetivo no se ha recurrido a la fórmula tradicional consistente en aplicar mayores penalizaciones a quienes accedan a la jubilación antes de tiempo, salvo para quienes lo hagan en los meses más lejanos o más cercanos a la edad legal; por el contrario, se ha optado por diversas fórmulas para incentivar la prolongación de la vida laboral de forma voluntaria, bien antes de la edad legal para acercarse a la misma o bien una vez superada esta.

Unido a esto, se mejoran las condiciones, en cuanto a los coeficientes reductores aplicados para quienes acceden a su jubilación de forma anticipada por causas ajenas a su voluntad. Esta es una medida de gran trascendencia en una Comunidad como Cantabria, donde muchas de las más de 86000 personas que cobran una pensión de jubilación lo hacen tras haberse visto inmersas en reestructuraciones empresariales que les han obligado a acceder a la jubilación anticipada. Se amplían además los supuestos que dan lugar a esta situación, incluyendo ahora entre el despido objetivo o la resolución del contrato por parte del trabajador tras sufrir una modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

Quedan algunas cuestiones muy importantes por dilucidar en los próximos meses, para que esta reforma quede concluida. La principal es la sustitución del llamado Factor de Sostenibilidad, que no es sino la merma de las pensiones a medida que aumenta la esperanza de vida, por el “Mecanismo de Equidad Intergeneracional”, cuyos términos aún están por determinar, a excepción de su nombre. Deberemos confiar en la capacidad de negociación y de lograr acuerdos satisfactorios que hasta ahora han demostrado las partes implicadas, en este y en otros temas dentro del diálogo Social.

Pero, más allá de la reforma, en las pensiones futuras van a influir otros aspectos, que debemos tener muy en cuenta y que harán que las pensiones contributivas de quienes se jubilen en los próximos años sean exiguas en todo caso:

En este sentido cabe destacar el elevado nivel de desempleo estructural, especialmente entre los más jóvenes que retrasa su entrada al mercado laboral, junto a la elevada temporalidad de la contratación, va a impedir que proliferen las largas carreras de cotización. Al contrario de lo que venía sucediendo, la mayoría de las personas tendrán dificultades incluso para alcanzar el periodo mínimo, o percibirán una prestación de escasa cuantía.

Por tanto, es urgente derogar la reforma laboral de 2012 para paliar los efectos sobre las pensiones de la devaluación salarial y, por tanto, bajas cotizaciones derivados de la misma, implementada, también de forma unilateral, por el PP. La escasa duración de la mayoría de los contratos o la proliferación de las jornadas parciales son factores que contribuyen a minorar en buena medida la cuantía de las actuales y futuras prestaciones de millones de personas.

Por tanto, desde UGT seguiremos reivindicando medidas que protejan a las personas trabajadoras desde su entrada en el mundo laboral hasta que abandonen el mismo, con independencia de la edad o la causa de dicha salida, garantizando unas condiciones económicas dignas y suficientes.

Sobre este blog

Primera Página es la sección de opinión de eldiario.es Cantabria. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
18 de julio de 2021 - 09:57 h

Descubre nuestras apps

stats