Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

La enseñanza privada logra reducir su brecha con la pública en Cantabria durante la última década

Alumnos llegando al colegio.

Rubén Alonso

0

Los datos no engañan. La brecha entre matriculaciones en enseñanza pública y privada en Cantabria ha experimentado un frenazo notorio desde hace una década. Según un informe del sindicato educativo STEC consultado por elDiario.es, la privada ha logrado frenar desde 2013 la caída exponencial que venía produciéndose desde el inicio de la serie histórica (2006) en favor de la pública.

En un análisis detallado de la evolución de la matrícula escolar en Cantabria durante los últimos 17 años, el sindicato ha evidenciado un cambio significativo en la dinámica entre la enseñanza pública y privada. Durante la primera mitad de este periodo, la enseñanza pública disfrutó de un crecimiento robusto, marcando una diferencia notable frente a la privada. Sin embargo, a partir del curso 2013-2014, este patrón de crecimiento comenzó a verse afectado significativamente.

Según el informe, “la implementación de políticas más inclinadas hacia la enseñanza privada” por parte de las administraciones, tanto autonómicas como centrales, ha comenzado a “surtir efecto, ralentizando el crecimiento” previamente observado en la enseñanza pública.

Este cambio de tendencia ha traído como resultado un avance más moderado de la enseñanza pública, que solo ha logrado recortar 1,6 puntos porcentuales a la privada desde el curso 2013-14 hasta la fecha, mientras que durante los seis años anteriores había logrado abrir una diferencia de casi seis puntos y medio.

Este fenómeno ha llevado a un panorama de estabilidad en el que incluso, por primera vez en años, la enseñanza privada ha logrado obtener una ligera ventaja. En este sentido, la privada ha ganado del curso 22-23 al actual en el cómputo global un ligerísimo porcentaje en relación a la pública: un 0,17%. No obstante, por etapas, la preferencia del alumnado es desigual: la pública gana terreno a la privada de manera muy ligera en Infantil de 2 años, Primaria y Bachillerato, mientras que la privada lo hace en un porcentaje también muy similar en Segundo Ciclo de Infantil, ESO y FP.

Al respecto, STEC ha vuelto denunciar por cuarto año consecutivo “el trato de favor” que reciben los centros privados acogidos a conciertos, señalando una serie de “situaciones de agravio comparativo” con la enseñanza pública que se producen en los colegios privados. “Nos referimos a aquellos casos en los que, en aplicación de los mismos criterios con los que se realizan los arreglos escolares en la red pública para cerrar unidades por baja matrícula, deberían también eliminarse unidades privadas concertadas”, apuntan desde el sindicato.

STEC ha detectado doce grupos de Educación Infantil y Primaria en centros privados, y siete grupos de ESO y FP (diecinueve en total) con unos datos de matrícula por debajo de los criterios que se aplican en la red pública para suprimir unidades. “En consecuencia, cuando empiecen las negociaciones del llamado 'arreglo escolar' de cara a planificar el curso próximo, procederemos a realizar las pertinentes denuncias ante la Consejería de Educación, exigiendo que se apliquen a estos centros privados los mismos criterios que en los públicos, y se proceda, por tanto, a la retirada de los conciertos educativos correspondientes”.

Etiquetas
stats