La oposición critica los "bandazos" y el "esperpento de cambios de criterio" del Gobierno de Cantabria con la hostelería

El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez, en una rueda de prensa.

La marcha atrás en el cierre del interior de la hostelería en Cantabria para permitir su apertura con el pasaporte COVID ha desatado las críticas de la oposición a los "bandazos" y a los "cambios de criterio" calificados de "esperpento" por PP y Ciudadanos.

Así, el PP ha subrayado que con estos "cambios de criterio" el Gobierno autonómico ha dado "un espectáculo bochornoso y jugado con el pan de miles de negocios y familias" y ha asegurado que la "rectificación" del Ejecutivo respecto al cierre del interior de la hostelería es "la demostración de su incapacidad para gestionar esta quinta ola".

"No saben ni por dónde les da el aire", ha dicho la presidenta María José Sáenz de Buruaga, quien ha opinado sobre la nueva medida dada a conocer en la tarde de este jueves que, en su opinión, "es menos mala que el cierre" aunque ha criticado que el Ejecutivo regional pretenda trasladar "la carga y los problemas" de gestionar esta medida a la hostelería, que, según ha dicho, "bastante tiene con defenderse de sus ataques y sobrevivir".

Aunque ha insistido que "cualquier decisión es menos mala que el cierre", también ha defendido que la "rectificación" del Gobierno es "insuficiente". "El cambio de norma y de escenario debía haber conllevado la flexibilización de las restricciones, que siguen siendo las más severas y extremas del país, con una ampliación de los aforos y el pasaporte COVID como medida adicional de control del acceso a los interiores", ha apuntado. "No aciertan ni cuando rectifican", ha sentenciado.

En este sentido, la presidenta del PP de Cantabria ha criticado que el Gobierno "no se puede quedar en las medidas destructivas de la economía y el empleo". "Debe cambiar de estrategia y hacer todo aquello que hasta ahora ha descartado y se ha negado a hacer: reforzar la vigilancia epidemiológica, el sistema de rastreo y la detección precoz a través de los cribados masivos entre las personas jóvenes no diagnosticadas", ha dicho. Además, ha pedido acelerar la vacunación de la población joven que es donde más circula el virus solapando la vacunación con el resto de grupos.

Por su parte, Ciudadanos ha manifestado que si el consejero de Sanidad, el socialista Miguel Rodríguez, "tiene algo de dignidad debe dimitir y marcharse". "El Gobierno del señor Revilla parece que toma las decisiones al azar, tirando los dados y en función de lo que sale deciden si abren o cierran los interiores de la hostelería", ha censurado en rueda de prensa el coordinador de Cs y portavoz del grupo parlamentario, Félix Álvarez.

Álvarez ha señalado que "no se puede permitir que, en apenas tres días, entre el martes y el jueves por la tarde, se tomen tres decisiones distintas porque a la gente a la gente la están volviendo loca". Aunque ha reconocido que la situación que genera la COVID es "muy difícil", el líder de naranja considera que esta dificultad "hace necesaria una estrategia, un plan de actuación con todas las partes afectadas" y "no tomar decisiones de manera aleatoria" ya que ello genera a su juicio no solo la "difícil" situación epidemiológica actual sino "una situación psicológica inaguantable".

El coordinador de la formación naranja ha defendido que las decisiones que afectan al conjunto de la población "se tienen que tomar de manera colegiada por todas las consejerías afectadas", no únicamente por Sanidad.

"Me gustaría preguntarle al señor Marcano, consejero de Turismo, qué piensa hacer, no tiene nada qué decir? ¿O la consejera de Economía? ¿O la titular de Empleo, tras conocer los datos del paro, realmente dramáticos ¿Nos van a seguir abocando a esta espiral de decadencia de esta comunidad autónoma?", se ha preguntado.

Álvarez ha recordado que desde Cs se lleva meses reclamando la implementación de medidas en todos los ámbitos, como medidores de Co2, utilización de filtros HEPA, códigos QR, etc, para evitar "lo que está sucediendo ahora".

"La realidad evidencia que no nos han hecho caso a nosotros ni a la comunidad científica y el gobierno del señor Revilla parece que toma las decisiones al azar", ha censurado Álvarez, para quien esta "semana intolerable ha dejado en evidencia la incompetencia y soberbia" del consejero de Sanidad, quien --insiste-- "debería marcharse".

El líder de Cs ha afirmado que si Rodríguez no dimite, "el máximo responsable es Miguel Ángel Revilla", que, según ha advertido, "no se puede seguir escudando en las decisiones que toma el consejero de Sanidad porque el responsable de todas las medidas que se tomen es el presidente".

El certificado COVID

En cuanto a la obligatoriedad de presentar el Certificado COVID para acceder al interior de la hostelería, Álvarez considera que "es la alternativa menos mala" al cierre de estos negocios pero ha advertido que solo debe ser otra herramienta disponible para luchar contra la pandemia, "y no un elemento de exclusión".

Álvarez ha apuntado que, según los datos de la Consejería de Sanidad, más de 145.000 cántabros, sin contar con los turistas, no pueden acceder al Certificado COVID porque no han tenido la posibilidad de ser vacunados o no tienen la pauta completa. Por ello, ha pedido que los test de antígenos sean gratuitos y estén al alcance de cualquier ciudadano.

Etiquetas

Descubre nuestras apps