Denuncian la muerte de más de 2.000 gallinas en una granja de Albacete por las maniobras de aviones militares

Granja de gallinas en Albacete. Foto de archivo

Jesús Rodríguez y su mujer decidieron hace unos años emprender en el mundo rural. Concretamente con una granja de gallinas en Villapalacios, en la Sierra de Alcaraz , en Albacete, pero ahora los vuelos de los aviones de combate que se entrenan en la base aérea de Los Llanos les están causando problemas, según cuentan los protagonistas. Hay que recordar que en esta base aérea se desarrollan los cursos del TLP ( Tactical Leadership Programme), comúnmente conocidos como ‘escuela de pilotos de la OTAN’.

En ‘Cortijo de Cardos’, así se llama la granja, se dedican a la recría de gallina campera. Las gallinas son especialmente sensibles a los fuertes ruidos y cuando los aviones sobrevuelan la zona hasta pueden superar la barrera del sonido. “Estos sobrevuelos– dice Jesús– llevamos viviéndolos más o menos dos años o así y siempre nos han pillado que no han roto la barrera del sonido pero esta vez ha sido bestial”. Describe dos semanas de maniobras incesantes, con fuertes estruendos que, según calculan, les han llevado a perder entre 2.000 y 3.000 gallinas.

“Este verano teníamos una camada para reforzar el tema de diciembre, que es más fuerte en venta de huevos y las gallinas ponen menos”. De las 600 que se dejaron, dice Jesús, quedaron vivas apenas 47. “Corriendo traje 1.550 hace dos meses para intentar llegar al mercado de verano (ya que estas gallinas tardan en re criar 4 o 5 meses hasta que empiezan a producir ) y al día siguiente de traerlas pasaron los aviones”. Con el fuerte ruido las gallinas se asustan y tienden a aplastarse unas a otras y las que quedan debajo se asfixiaron.

Ese día ya tuvieron casi 600 bajas “pero a los dos días pasaron otros dos aviones y ahí se aplastaron otras cuantas”. O lo que es lo mismo, “de las 1500 que compró, hoy apenas les quejan 200 gallinas vivas”, explica.

Ahí no acaba la cosa. Además de estas muertes, las gallinas para puesta que tenían previamente en la granja, unas 800, “a raíz de esto, dejaron de poner huevos del mismo susto”. Por esta granja han pasado técnicos veterinarios para evaluar a las gallinas que les dijeron que en esta situación “tenemos que volver a empezar”.

Ahora, técnicamente, están cerrados porque no tienen producción. El año pasado en estas fechas facturaron entre seis y siete mil euros y hoy por hoy, el mes de diciembre, no solo no han facturado sino que contabilizan 3.000 euros en pérdidas, según las cifras que maneja Jesús.

“Yo solo sé que nos iba fenomenal, que íbamos a sacar una gama de ecológicos que estábamos pensando en abrir una granja nueva al lado, y que teníamos un trabajador en la granja y lo tuvimos que echar”, se lamenta el hombre.

El Ministerio de Defensa ya se ha puesto en contacto con ellos, después de que hubieran trasladado la situación a la Subdelegación del Gobierno en Albacete, y les piden que evalúen las pérdidas. “Nos han contestado que enumeremos los daños”, explica Jesús, que dice que para esto han tenido que contar con un ingeniero agrónomo que se está encargando de hacerlo.

Los dueños han denunciado los hechos a la Subdelegación del Gobierno en Albacete pidiendo el cese de estos vuelos por la zona. Ya han recibido una carta de respuesta directamente desde el Ministerio de Defensa en la que les piden que cuantifiquen los daños y las pérdidas, pero nada se dice de la posibilidad de que las maniobras aéreas no pasen por la zona. “Queremos que dejen de pasar porque si no, no habrá futuro para la granja ni para otras explotaciones agrarias de la zona”, insiste Jesús.

Esta redacción se ha puesto en contacto con la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha para saber si hay precedentes en la región y el Ministerio ya ha tenido que indemnizar anteriormente a granjas afectadas por sus maniobras. Según dicen estas fuentes “no hay constancia de que haya habido nada similar antes” aunque no descartan que haya sucedido y que no se haya tramitado a través de ellos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats