Castilla-La Mancha Blogs y opinión

Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

La crisis que se acordó de las grandes olvidadas

EFE

María Pérez Segovia

Podemos Albacete —

0

Hace más de 50 días empezó este confinamiento obligatorio para toda la población sin importar las circunstancias o condiciones personales: el plazo era muy limitado, el espacio mínimo y la necesidad acuciante. Era un ya, un ahora mismo o el precipicio. Esta reclusión nos ha ido dando momentos para análisis y la reflexión, en especial sobre aquello que normalmente no apreciamos porque son situaciones que tomamos como habituales. He podido observar durante muchos días con placer la luz del sol y el viento que entran por mi ventana e inundan mi hogar de paz, una suerte de hogar donde el Hogar se escribe con mayúsculas, porque el hogar no solo son las cuatro paredes donde habitamos, sino también ese fogón donde se expresan los sentimientos, el amor, la pasión; es decir, la vida.

Me he dado cuenta de que soy tremendamente afortunada: a mi alrededor no falta ni el alimento para mí ni para los míos, ni la comunicación, ni el entretenimiento, ni tampoco el trabajo a través de las nuevas tecnologías, pero sobre todo no me falta el respeto y la dignidad.

Sin embargo, toda mi munición de esperanzas sobre el confinamiento se desploma cuando pienso en la agonía de un hogar donde lo que prima es sinónimo de miedo, de pánico, de tristeza, de terror, de desamor, de explotación sexual, de maltrato psicológico y de desgarro de lo cotidiano. Rabia, desesperanza, desamparo, una eclosión de sentidos que rompen mi corazón sin entender como en el siglo XXI aún tengamos que atravesar este desamparo de desigualdad entre la mujer y el hombre.

Entre toda esta sucesión de eventos y sentimientos, también ha habido lugar, cómo no, para las encuestas y barómetros sobre Ministras y Ministros que se encargan de afrontar esta crisis. Me ha llamado la atención no ver incluida en ninguna encuesta ni barómetro a la Ministra de Igualdad, Irene Montero, y me ha parecido extraño ya que desde ese Ministerio se han implementado medidas muy relevantes para la protección y amparo de la mujeres que, no olvidemos, llevan sufriendo durante todos estos días violencias machistas dentro de su entorno y su hogar, y con ello no dejarlas al albur de la fortuna. Un entorno que también mata y del que es muy difícil escapar.

Debemos recordar que dada su situación, al encontrarse encerradas con su maltratador, se sitúan dentro de los colectivos más desprotegidos y débiles en esta crisis dramática. No debemos olvidar que las Naciones Unidas han declarado estas situaciones de encierro dentro de las de mayor riesgo de la Covid-19. Prueba de que no exagero ni un poco es que durante la crisis han aumentado un 47% las llamadas a 016 situándose en 4.042 (en estos momentos la cifra ya será mucho mayor) y se ha dado un incremento del 65% en comunicaciones online.

Por ello, considero oportuno resaltar el enorme trabajo que se está realizando desde el Ministerio de Igualdad y desde la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género. No hacerlo contribuye a invisibilizar al feminismo en su conjunto, retroceder tres casillas.

Es preciso, por lo tanto, expresar el reconocimiento de este esfuerzo, poniendo en valor la importancia de la convalidación del Real Decreto-ley 12/2020 de 31 de marzo en materia de Protección y Asistencia a las Víctimas de violencia de género en el marco de la COVID-19 que, además, incluye normativa sobre la explotación sexual, trata o agresiones ocasionadas dentro de ese contexto. Por supuesto, hay algunos grupos políticos que se abstuvieron, eso sí, con la corbata negra puesta, y otros que votaron en contra, allá su conciencia. Pero lo importante es que el Pleno del Congreso finalmente aprobó el texto con 209 votos a favor, 53 en contra y 88 abstenciones. Significará un pequeño paso para muchas personas, pero sin duda es un gran paso para el feminismo en su conjunto.

Pareciera que las medidas del Ministerio de Igualdad se han quedado diluidas en una marabunta de actuaciones bochornosas por parte de ciertos partidos –tan innecesarias en estos momentos-, no tratándolas con la suficiente atención ni dándoles la suficiente importancia dada su naturaleza. Dentro de las medidas que resultan imprescindibles y que se acuerdan de las grandes olvidadas, ya sea tomadas desde el Ministerio de Igualdad o desde otros ministerios con una clara perspectiva de género, se encuentran la declaración de servicios esenciales a los servicios especiales para a atención integral a las víctimas de violencia contra las mujeres, el 016 y mensajería instantánea durante las 24 horas los 7 días de la semana para que ninguna mujer se encuentre sola, el botón de emergencia y geolocalización, las diferentes campañas que se han puesto en marcha para la concienciación de la sociedad y para informar a través de redes sociales, la respuesta de ayuda dentro de la explotación y la trata de mujeres que podrán cobrar el ingreso mínimo, las empleadas del hogar por primera vez reconocidas en una crisis o las medidas urgentes para la ejecución de recursos que en algunos casos estaban paralizados.

Con estas políticas públicas se trata de garantizar una salida digna sin dejar a ninguna mujer atrás. Cabría enfatizar que con estas medidas no solo se intentan paliar las dificultades inmediatas y urgentes sino que claramente se busca poner en valor el papel fundamental de la mujer frente a los cuidados; sin ellas, sin nosotras no sería posible sostener la vida, sin olvidarnos que es una obligación proteger también a muchas mujeres solas y mayores que están en situación de vulnerabilidad y que han ayudado a levantar a generaciones para ser lo que somos. Entiendo y me enorgullece saber que el más potente logro que pretenden estas actuaciones es que no se debe asumir que el mayor peso de la crisis recaiga en las mujeres, como sucedió en la crisis del 2008.

Por último, no debemos olvidar que todas estas medidas que se han aprobado dentro del Plan de Contingencia del Ministerio de Igualdad han sido reconocidas y alabadas como pioneras por diferentes organismos internacionales y serán recordadas en un futuro por marcar un antes y un después en la Igualdad en nuestra sociedad. Es indudable la voluntad de este Ministerio de Igualdad por apostar sin titubear por los inmensos problemas que inundan la realidad de tantas mujeres, realidades que nunca antes habían sido atendidas de una manera tan firme.

Estas medidas solo son las primeras pero estoy segura de que no serán las últimas. Porque, a pesar del confinamiento, de los largos días de incertidumbre, de la preocupación por la salud, recordamos con un inmenso dolor que durante este año son más de 30 las mujeres asesinadas por la violencia machista en España. Aunque nunca es suficiente, nunca se hizo tanto: un futuro feminista para el día de mañana poder mirarnos a la cara sabiendo que estamos recogiendo los frutos de tantos años en las calles.

Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
11 de mayo de 2020 - 11:17 h

Descubre nuestras apps

stats