Un polígono industrial que “engulle” a un barrio residencial: polémica por el proyecto Alma Henares entre Madrid y Guadalajara

Proyecto Alma Henares sobre plano

En la frontera entre la Comunidad de Madrid y la provincia de Guadalajara, que separa a las localidades de Meco y Azuqueca de Henares, está proyectada la construcción de Alma Henares, un polígono industrial que forma parte del objetivo de esta zona de convertirse en nodo empresarial del Corredor del Henares. Actualmente es solo un documento sobre el papel, pero sus planos han hecho saltar las alarmas entre la ciudadanía que reside en el barrio residencial de Asfain. El inicio del futuro polígono quedará a tan solo 15 metros de parte del vallado de las viviendas de este barrio, justo donde finaliza el término municipal de Azuqueca (Guadalajara) y comienza el de Meco (Madrid). “Nos engulle”, afirman desde el colectivo de afectados y afectadas 'Alma Henares'.

Los alcaldes de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco (PSOE), y de Meco, Pedro Luis Sanz (PP), firmaron en febrero del año pasado el protocolo de colaboración para hacer realidad este proyecto de área logística entre ambas localidades. Básicamente se trata de un Parque Tecnológico de más de 350 hectáreas, un centenar de ellas en Azuqueca y el resto en Meco. La inversión prevista, enteramente privada, es de unos 1.000 millones de euros entre promotores e inversores, según anunciaron ambos alcaldes.

En el protocolo de actuación se establecen una serie de objetivos generales  entre los que destacan que el futuro desarrollo de la plataforma propicie una “transición de usos mediante espacios libre arbolados interconectados con los existentes y el amortiguamiento de impacto ambiental y paisajístico del desarrollo de las zonas urbanas residenciales preexistentes”.

Pero más de un año después, los planos del proyecto han desatado las críticas de la ciudadanía que reside en Asfain. Tendrán el polígono, con naves de más de 25 metros de altura, a 15 metros de sus casas, separadas por un corredor verde. Es el motivo por el que vecinos y vecinas han creado un colectivo de afectados cuyas peticiones y reivindicaciones han llegado al pleno municipal de Azuqueca de esta semana, el primero que se ha celebrado de manera presencial durante la pandemia. Una decena de vecinos acudió ayer a la sesión plenaria municipal para expresar sus quejas y preguntas, entre ellos también representantes de Ecologistas en Acción.

Intervenciones vecinales

El alcalde, José Luis Blanco, adelantó su turno de intervenciones debido al toque de queda por la COVID-19, y la ciudadanía allí presente, casi la totalidad del público permitido debido al aforo restringido, se interesó por varias cuestiones. Preguntaron al Ayuntamiento cómo era posible estar fomentando proyectos verdes y sostenibles y al mismo tiempo “defender un proyecto de esta categoría alejado del núcleo urbano de Meco pero pegado a Azuqueca”.  

También criticaron que se hablara en el pleno de las políticas de transparencia, pero que aún no se haya dado acceso a los vecinos a sus peticiones para conocer el documento del proyecto de colaboración entre Azuqueca y Meco. “Esos documentos son públicos, tendrían que estar colgados en la web del Ayuntamiento. ¿Por qué no podemos acceder y cuándo nos los van a facilitar?”, preguntó Virginia García, portavoz del colectivo de afectados Alma Henares. A esta petición se unió otra particular, quien, tras recordar que en el pleno anterior se dijo que Alma Henares supondrá el “esponjamiento” del barrio de Asfain, preguntó cuándo se reunirá el alcalde con este colectivo para explicar “qué significa eso”.

Desde Ecologistas en Acción, Benjamín Redondo incidió en la petición de información por escrito sobre el proyecto, a la que todavíoa no ha habido respuesta. Denunció que en el plano se ve cómo el futuro polígono “engulle” a Azuqueca y preguntó “cómo es la forma pactada con Meco si no se ha escuchado a los vecinos”. “Es un proyecto aberrante”, comentó otras de las vecinas durante su intervención, a la que se sumó otro afectado preguntando cómo se puede hablar en el pleno de una de una ciudad verde y sostenible y de repente “meter un polígono a 15 metros de una casa”. “Nadie va poder venir de Madrid a Azuqueca con este modelo de ciudad”.

Tras estas intervenciones, el alcalde, José Luis Blanco, aseguró que Alma Henares es “un proyecto bueno para toda Azuqueca". El primer edil ha anunciado que Azuqueca presentará alegaciones al avance del plan de sectorización iniciado por el Ayuntamiento de Meco, al tiempo que ha defendido la necesidad de consenso. "No hay nada cerrado", ha dicho. El regidor ha destacado también que desde el primer momento, el Ayuntamiento ha defendido la necesidad de que se establezca un área de separación entre las viviendas y la actividad de Alma Henares.

"Se planifica que en la zona más cercana a las viviendas no pueda haber actividad industrial que provoque molestias a los vecinos, sino que se reserve para usos terciarios", ha señalado y se ha referido a una separación de 200 metros mínima desde las viviendas. "El interés de Azuqueca se va a defender desde el Ayuntamiento", ha aseverado. Pero esta separación tampoco convence a los vecinos. “Sigue siendo insuficiente y no tenemos constancia de que se haya solicitado”, comenta Virginia García al respecto.

Durante el pleno, todos los grupos municipales se refirieron a la cuestión. Desde Unidas-Izquierda Unida, la concejala María José Pérez Salazar se dirigió al alcalde para pedirle también información sobre las alegaciones, que cuelgue el protocolo en la web del Ayuntamiento y que reúna con la oposición para abordar al tema. Esta misma petición realizó la portavoz del PP, Aurelia Hormaechea. Por su parte, el concejal Manuel Luis Corral se mostró convencido de que el proyecto “no se va hacer” y que solo se está “vendiendo humo”.

Finalmente, la concejala de Innovación Urbana, Yolanda Rodríguez Valle, dijo comprender la preocupación de los vecinos de Asfain, pero explicó que los técnicos están trabajando en las alegaciones al proyecto y que cuando estén listas, se informará a la oposición y a la ciudadanía. “No podemos dar una información que no está completamente afianzada porque todo puede cambiar, depende de muchos factores que son muy complicados. Es un desarrollo de empresas privadas donde como administración hacemos los trámites correspondientes El protocolo se hizo para definir el acuerdo. Somos conscientes de los problemas y trabajamos para darles solución”. 

Etiquetas
Publicado el
26 de marzo de 2021 - 12:21 h

Descubre nuestras apps

stats