Castilla y León registró el séptimo mes de junio más cálido desde 1951

Europa Press

0

La comunidad autónoma de Castilla y León registró un mes de junio “muy cálido”, con una anomalía en la temperatura media de 1,6 grados centígrados, y “muy seco”, con la mitad de precipitación acumulada respecto al promedio pero el doble de días de tormenta que la media mensual (seis días en total), según consta en el Avance Climatológico Mensual elaborado por la Aemet.

En concreto y según concluye este informe, junio de 2022 ha sido el mes de junio más cálido desde 1951 aunque con una “diferencia notable” de 1,6 grados respecto al sexto mes del año 2017, que registró unas temperaturas más altas. La Aemet precisa al respecto que de los quince meses de junio más cálidos desde 1951, once de ellos corresponden al siglo actual.

Por otro lado, explica que algunas de las tormentas del mes de junio no estuvieron acompañadas de precipitación lo que favoreció la posibilidad de incendios, como el ocurrido en la zona de la Sierra de la Culebra desde el día 15. También pone como ejemplo el caso de Soria con siete días de precipitación y once de tormenta.

Según relata la Aemet en este informe, junio de 2022 comenzó con temperaturas en torno a su promedio y en la última decena los registros estuvieron ligeramente por debajo de lo esperado, si bien entre los días 9 y 18 se registraron unos valores tanto de temperaturas máximas como mínimas “muy por encima de lo normal” con hasta 10 grados por encima de la media.

Destaca, por tanto, el descenso de temperaturas en los primeros días

de la segunda quincena de 9 grados entre los días 17 y 19. El día más cálido fue el 17 de junio cuando se superaron los 30 grados de forma generalizada y se alcanzaron valores por encima de los 36 grados en gran parte del centro y del Este de la Comunidad, con valores de temperatura mínima que sólo bajaron de los 14 grados en algunas zonas de Soria

y que estuvieron por encima de los 17 grados en gran parte del tercio Suroeste.

El día más frío fue el día 26, cuando las temperaturas máximas fueron “bastante estables”, en general entre 20 y 25 grados, pero con algunos registros puntuales destacados, como los 12,2 grados en Santa Gadea de Alfoz (Burgos). La temperatura máxima más alta se registró los días 15 y 17 en Candeleda (Ávila), con 41,7 grados, y la mínima más baja el día 26 en El Puente (Zamora), con 0,3 grados.

En cuanto a la precipitación, el balance general ha sido de un mes seco en la mayor parte de Castilla y León y llegó a ser “muy seco” en zonas del Este y Sureste mientras que en zonas del Noroeste y también en

áreas del Norte fue o normal o húmedo. No obstante, el carácter de las precipitaciones, normalmente en forma de chubasco y ocasionalmente con tormenta, configuró una distribución heterogénea de la precipitación.

La Aemet señala también que algunas de las precipitaciones se registraron de forma intensa (se destacan los 33 litros por metro cuadrado registrados en Aldeanueva de la Serrezuela (Segovia) el día 11, con una intensidad de 98,4 litros por metro cuadrado y hora, ocasionalmente con granizo y con rachas máximas de viento de carácter fuerte.

La comunidad autónoma de Castilla y León registró un mes de junio “muy cálido”, con una anomalía en la temperatura media de 1,6 grados centígrados, y “muy seco”, con la mitad de precipitación acumulada respecto al promedio pero el doble de días de tormenta que la media mensual (seis días en total), según consta en el Avance Climatológico Mensual elaborado por la Aemet.

En concreto y según concluye este informe, junio de 2022 ha sido el mes de junio más cálido desde 1951 aunque con una “diferencia notable” de 1,6 grados respecto al sexto mes del año 2017, que registró unas temperaturas más altas. La Aemet precisa al respecto que de los quince meses de junio más cálidos desde 1951, once de ellos corresponden al siglo actual.

Por otro lado, explica que algunas de las tormentas del mes de junio no estuvieron acompañadas de precipitación lo que favoreció la posibilidad de incendios, como el ocurrido en la zona de la Sierra de la Culebra desde el día 15. También pone como ejemplo el caso de Soria con siete días de precipitación y once de tormenta.

Según relata la Aemet en este informe, junio de 2022 comenzó con temperaturas en torno a su promedio y en la última decena los registros estuvieron ligeramente por debajo de lo esperado, si bien entre los días 9 y 18 se registraron unos valores tanto de temperaturas máximas como mínimas “muy por encima de lo normal” con hasta 10 grados por encima de la media.

Destaca, por tanto, el descenso de temperaturas en los primeros días

de la segunda quincena de 9 grados entre los días 17 y 19. El día más cálido fue el 17 de junio cuando se superaron los 30 grados de forma generalizada y se alcanzaron valores por encima de los 36 grados en gran parte del centro y del Este de la Comunidad, con valores de temperatura mínima que sólo bajaron de los 14 grados en algunas zonas de Soria

y que estuvieron por encima de los 17 grados en gran parte del tercio Suroeste.

El día más frío fue el día 26, cuando las temperaturas máximas fueron “bastante estables”, en general entre 20 y 25 grados, pero con algunos registros puntuales destacados, como los 12,2 grados en Santa Gadea de Alfoz (Burgos). La temperatura máxima más alta se registró los días 15 y 17 en Candeleda (Ávila), con 41,7 grados, y la mínima más baja el día 26 en El Puente (Zamora), con 0,3 grados.

En cuanto a la precipitación, el balance general ha sido de un mes seco en la mayor parte de Castilla y León y llegó a ser “muy seco” en zonas del Este y Sureste mientras que en zonas del Noroeste y también en

áreas del Norte fue o normal o húmedo. No obstante, el carácter de las precipitaciones, normalmente en forma de chubasco y ocasionalmente con tormenta, configuró una distribución heterogénea de la precipitación.

La Aemet señala también que algunas de las precipitaciones se registraron de forma intensa (se destacan los 33 litros por metro cuadrado registrados en Aldeanueva de la Serrezuela (Segovia) el día 11, con una intensidad de 98,4 litros por metro cuadrado y hora, ocasionalmente con granizo y con rachas máximas de viento de carácter fuerte.

La comunidad autónoma de Castilla y León registró un mes de junio “muy cálido”, con una anomalía en la temperatura media de 1,6 grados centígrados, y “muy seco”, con la mitad de precipitación acumulada respecto al promedio pero el doble de días de tormenta que la media mensual (seis días en total), según consta en el Avance Climatológico Mensual elaborado por la Aemet.

En concreto y según concluye este informe, junio de 2022 ha sido el mes de junio más cálido desde 1951 aunque con una “diferencia notable” de 1,6 grados respecto al sexto mes del año 2017, que registró unas temperaturas más altas. La Aemet precisa al respecto que de los quince meses de junio más cálidos desde 1951, once de ellos corresponden al siglo actual.