Ciudadanos eliminó de su web todo el historial de sus procesos de primarias tras el pucherazo de Castilla y León

La candidata oficialista en las primarias de Castilla y León, Silvia Clemente, entre José Manuel Villegas y Luis Fuentes.

Un juzgado de instrucción de Burgos ha acordado abrir diligencias previas sobre el pucherazo en las primarias de Ciudadanos en Castilla y León. La denuncia, que parte de un grupo de militantes de la provincia que descubrió la alteración en el número de votos para beneficiar a la candidata del aparato, Silvia Clemente, y a la que ha tenido acceso eldiario.es, destaca el hecho de que el partido ha eliminado de su web no sólo los resultados de esas primarias, sino también los de los procesos de años anteriores.

En concreto, el juzgado de Instrucción número 4 de Burgos ha considerado la "posible existencia de delito de falsificación de documentos públicos", por lo que procede investigar los hechos si bien ha dado traslado al Ministerio Fiscal para que informe sobre si la competencia para instruir la causa debe llevarla un juzgado de Burgos o un órgano judicial de Valladolid.

En la actualidad, la Fiscalía de Valladolid, que recibió la primera denuncia, anónima, sobre los hechos, está a punto de judicializar la causa. La empresa Lázarus, especializada en recuperación y destrucción de datos, y contratada por Ciudadanos para investigar el pucherazo, ha remitido ya los datos obtenidos de los ocho servidores del partido. Lo ha hecho después de una advertencia de la fiscal jefe, que le dio hasta el 1 de marzo como fecha límite. Tal y como se recoge en la denuncia, en la que se aportan numerosos datos sobre el pucherazo, los militantes descubrieron el engaño cuando descargaron los comprobantes de voto y observaron incrementos significativos a favor de Clemente a horas intempestivas.

Pero dan un dato más al juez: "quiere llamarse la atención sobre el hecho de que, en la Zona Naranja (zona de afiliados) de la página web del partido, existe una pestaña denominada 'Mis Primarias' a través de la que cada afiliado podía acceder al histórico de procesos de primarias en los que había podido participar. Sin embargo, una vez denunciadas las irregularidades relatadas, desapareció de la página web toda la información sobre los procesos de primarias celebrados hasta la fecha. A día de hoy, dicho apartado se encuentra vacío", informan.

Fue precisamente gracias a ese apartado por lo que los ahora denunciantes descubrieron el fraude en las primarias entre Igea y Clemente, pero no han podido revisar qué ocurrió en procesos anteriores. Además, recuerdan también cómo los afiliados de la agrupación de Burgos Ciudad, recibieron correo electrónico de su Junta Directiva de fecha 13 de marzo de 2019, por el que se les informaba de la solicitud de comparecencia de un cargo orgánico ante la asamblea de afiliados para que diera información sobre lo sucedido. "Dicha comparecencia nunca ha tenido lugar", precisan

Votos a horas intempestivas

En la denuncia, se hace un relato de hechos ya conocidos: los 81 votos falsos que descubrieron el mismo día en que se dio por vencedora a Silvia Clemente y la pista inicial que les hizo dudar de lo que había certificado la Comisión de Garantías y Valores. En el acta había una suma de votos de 1.094, 81 más que el número de afiliados que participaron. Ese fue el punto de partida para realizar una "comprobación exhaustiva" en los certificados de voto. Junto al nombre de cada uno de los tres candidatos que se habían postulado, aparecía el listado de votos obtenidos, identificado cada uno de ellos con una serie alfanumérica. Al pinchar sobre cualquiera de ellos, se abría un documento en formato PDF, en el que se recogía el número de comprobante, el nombre del candidato a favor del que se había emitido y la fecha y hora de emisión. El comprobante estaba firmado digitalmente por Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía -Ciudadanos había prescindido de una empresa externa que se encargase del voto telemático-, y verificaba que el voto se había emitido por este partido en la fecha y hora que aparecían en el mismo, garantizada por la Autoridad de Sellado de Tiempo de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

En un primer sondeo aleatorio de quince comprobantes de voto emitidos a favor de Clemente, resultó que más de la mitad de ellos se habían emitido a horas intempestivas, lo que provocó sorpresa entre los afiliados y les llevó a seguir indagando, y a realizar un recuento de todo los votos por franjas horarias, para lo que, previamente, tuvieron que ordenarlos cronológicamente. Desde la apertura del periodo de votación a las 10:00 del viernes 8 de marzo, Francisco Igea se encontraba por delante en las votaciones en todas las franjas horarias hasta los últimos instantes antes del cierre de las votaciones. Entre las 00:00 y las 10:00, Clemente obtuvo 130 votos lo que supone un 23,17% de sus votos, y Francisco Igea obtuvo 22 votos, lo que equivale al 4,18% sobre el total. Esto supone que Silvia Clemente obtuvo casi 1 de cada 4 votos en entre las 12 de la noche y las 10 de la mañana. Los votos se produjeron con segundos de diferencia entre unos y otros. Estos datos aparecen en la denuncia reflejados también en una tabla de porcentaje de votos.

En franjas horarias con escasa actividad como son las comprendidas entre las 00:00 y las 08:00, Silvia Clemente obtuvo un total de 72 votos, lo que supone un 12,84% del total de sus votos. Por su parte, Francisco Igea apenas logró obtener 11 votos en esas mismas franjas horarias, un 2,09% sobre el total. La participación de los votantes de Francisco Igea experimentó un decrecimiento lineal a lo largo de todo el periodo de votación, obteniéndose un leve incremento en la última franja horaria. Al contrario, se constató que los porcentajes de votos de Silvia Clemente sufren ese mismo decrecimiento en las primeras horas, pero con unos picos de actividad en horas inusuales con especial atención al obtenido en la franja horaria 02:00-04:00 donde obtiene casi un 10% del total de sus votos y de 08:00-10:00, donde alcanza el 10,34 % de los mismos. Los denunciantes disponen de los 1.094 certificados de voto emitidos por la plataforma de primarias, así como la relación de todos los votos de cada una de las candidaturas, con su código hash, su hora de emisión y su orden de aparición en la web, que se presentarán ante el Juzgado de ser requeridos para ello.

Esta denuncia se produce casi un año después de que la Fiscalía de Valladolid recibiese una de manera anónima sobre las que acordó incoar Diligencias de Investigación "sin que, transcurridos diez meses, haya remitido las actuaciones al Juzgado de Instrucción, ni haya procedido a su archivo". Con el temor de que los datos relativos a comunicaciones electrónicas y redes públicas cese a los 12 meses, como marca la Ley 25/2007, los denunciantes optaron por acudir a un juzgado.

Piden la testifical de Villegas y de Hervías entre otros

"Consideramos que se ha manipulado dolosamente el sistema de votación durante el proceso de primarias de Castilla y León del Partido de Ciudadanos, y entendemos que estamos ante la existencia de claros indicios de criminalidad en relación con sendos delitos de falsedad documental, corrupción entre particulares, suplantación de identidad, daños y revelación de secretos, tipificados en los artículos 395, 286 bis, 264, 264 bis, 264 ter, 197 bis y 197 ter, todos ellos del Código Penal. Por todo ello, y puesto que transcurridos diez meses no se ha avanzado en la investigación de lo sucedido y está cercano a expirar el plazo de conservación y cesión de datos referido ut supra, formulamos la presente denuncia a fin de que se investiguen los hechos contenidos en la misma, y se determinen las personas responsables de los mismos", solicitan.

Aportan una numerosa prueba documental que va desde los comprobantes de voto hasta una recopilación de informaciones periodísticas que incluye varios artículos publicados por eldiario.es. También solicitan que testifiquen entre otros Jesús Galiano, presidente de la Comisión de Garantías y Valores, José Manuel Villegas, secretario general del partido en el momento de los hechos, Fran Hervías, secretario general de organización, Miguel Ángel González, secretario de organización en Castilla y León o Pablo Yáñez, secretario de comunicación en Castilla y León que dimitió tras anularse la victoria de Clemente. Yáñez fue uno de los responsables del fichaje de Clemente, que descubrió este diario el mismo día en que ella dimitía como presidenta de las Cortes y se daba de baja en el PP tras obtener una foto de ambos reunidos en un recóndito bar.

Etiquetas
Publicado el
5 de marzo de 2020 - 21:15 h

Descubre nuestras apps

stats