La Consejería de Agricultura rectifica y aumenta en más de 100.000 euros una subvención al marido de Silvia Clemente

Ciudadanos no prevé incluir a Silvia Clemente en las candidaturas de las generales

El marido de Silvia Clemente, el empresario patatero Javier Meléndez, ha ganado un pequeño pulso a la Junta de Castilla y León tras conseguir un aumento en una subvención que se le concedió en 2017.

El Consejo de Gobierno ha autorizado este jueves un incremento de 147.131,06 euros en una ayuda para diversas inversiones en la fábrica de procesado de patatas que la empresa Patatas Meléndez S.L. tiene en la localidad vallisoletana de Medina del Campo. El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea -que se disputó las primarias con Silvia Clemente- ha explicado en la rueda de prensa posterior que el incremento de la ayuda inicialmente resuelta por 868.506,62 euros, se ha acordado tras un recurso de Meléndez en vía administrativa en el que los Servicios Jurídicos del Gobierno autonómico han considerado que tenía razón. En concreto, Patatas Meléndez reclamaba que se tuviesen en cuenta una serie de inversiones que había realizado.

Según Igea, con el incremento de la subvención que se concedió en diciembre de 2017, el montante total de la ayuda será de 1.015.637,68 euros, por lo que al superar el millón ha tenido que autorizarla el Consejo de Gobierno de acuerdo al artículo 9.4 de la Ley 5/2008 de subvenciones de Castilla y León.

Esta nueva subvención recurrida en la vía administrativa nada tiene que ver con otra que llegó a la vía judicial y que dio la razón a la Consejería de Agricultura. Entre las numerosas subvenciones recibidas por Patatas Meléndez mientras Silvia Clemente era consejera de Agricultura hubo una que se suspendió. El 31 de diciembre de 2009 el Gobierno de Juan Vicente Herrera -con Clemente al frente de Agricultura- aprobó la línea de Ayudas para proyectos de I+D Agrarios o Alimentarios que concedía a la empresa patatera 598.000 euros para un proyecto.

El plazo para realizar las inversiones era el año 2013 con una prórroga hasta 2014. La empresa presentó sendas modificaciones del proyecto en 2015 y 2016, que intentó justificar pero la Consejería de Agricultura que en ese momento ya no dirigía Silvia Clemente sino su sucesora, Milagros Marcos, determinó que lo ejecutado no cumplía las exigencias de la concesión. El 8 de agosto de 2017 se declaró el "incumplimiento y pérdida del derecho a la ayuda" por parte del departamento que dirigía Marcos, la sucesora de Clemente en Agricultura.

Agotada esa vía administrativa, Meléndez acudió a la judicial, en este caso a la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Pero esa vía generó otras investigaciones judiciales: por un lado, Agricultura denunció en la Fiscalía la desaparición del expediente, tanto en papel como en formato informático de la ayuda que reclamaba Meléndez, por otro, la propia Sala de lo Contencioso Administrativo, que falló que Patatas Meléndez intentó cobrar dos veces la subvención y dio la razón a la Junta, instó una investigación penal de un documento falsificado que presentó el empresario.

Etiquetas
Publicado el
26 de diciembre de 2019 - 16:11 h

Descubre nuestras apps