La portada de mañana
Acceder
Quién es Carlos Lesmes y por qué no ha dimitido del CGPJ, por Ignacio Escolar
La tradición del PP de Madrid de enfrentarse a la dirección nacional
España y Francia vuelven a luchar por Picasso 50 años después

Iberdrola aprovechó el cambio en las tarifas eléctricas para vaciar el 79% del principal embalse de Zamora

Una zona del embalse del Ricobayo (Zamora), sin apenas agua

Iberdrola aprovechó el cambio en la tarifación eléctrica que entró en vigor el 1 de junio de 2021 para vaciar el 79% del embalse de Ricobayo en Zamora, el principal de la provincia y uno de los más grandes de Castilla y León. El nuevo sistema eléctrico cambió el modelo tradicional por uno de coste variable, según los horarios, lo que en la práctica ha supuesto el encarecimiento del recibo de la luz en un 35%, 21,68 euros más, en la primera quincena de julio, según alertaron las asociaciones de consumidores.

En este contexto, la compañía Iberdrola, la principal productora de energía hidroeléctrica del país y explotadora de la mayoría de las presas y saltos de aguas para este fin en Castilla y León, esperó a la entrada en vigor de las nuevas tarifas para vaciar el embalse zamorano de Ricobayo. Entre el 1 de mayo de 2021 y el 11 de junio, el nivel de agua embalsada proveniente del río Esla se mantuvo constante en el embalse de Zamora, hasta que la empresa comenzó a vaciarlo para generar más energía, aprovechando las nuevas tarifas y la subida generalizada del coste que percibe el consumidor.

El 11 de junio, diez días después de la aplicación de las nuevas tarifas eléctricas, Ricobayo contaba con un total de 658 hectómetros cúbicos de agua. Ahora, a fecha de 6 de agosto, el embalse se sitúa en los 133 hectómetros, con lo que la reducción en poco menos de dos meses se sitúa en el 79%. Esta semana, este diario recogió el malestar de varios alcaldes y empresarios de los pueblos afectados por la reducción del nivel del agua, que amenaza con arruinar la temporada alta de verano en aquellos municipios que viven del turismo, y solicitó a la empresa una valoración sobre lo sucedido.

En un mensaje, Iberdrola se limitó a recordar que Ricobayo "se explota cumpliendo con las condiciones recogidas en su concesión" y que el nivel de agua depende tanto de las "necesidades de energía del mercado eléctrico" como de "la aportación de caudal del río Esla".

Mientras el embalse del Ricobayo se ha ido vaciando hasta situarse en el 10% de su capacidad, los precios de la energía eléctrica han experimentado un crecimiento sin parangón, según alertan organizaciones de consumidores como OCU o Facua. De acuerdo con datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE), el 1 de junio, el precio del megavatio/hora se situó en 86,56 euros. El cinco de agosto, momento en el que el embalse marcó uno de sus mínimos, el precio de la luz estaba en 101,6 euros el MWh.

En el resto de los embalses de la Confederación Hidrográfica del Duero, los niveles de agua se han mantenido estables y no han bajado, en ningún caso, por debajo del 40%. Se da la paradoja de que la mayoría de los pantanos en lugares como León o Palencia son mixtos, es decir, que se utilizan tanto para la generación de energía como para regadío y el consumo humano. El caso del de Ricobayo, según la empresa, es un embalse de tipo regulador, es decir, que se utilizan para aportar agua a embalses más pequeños: Villacampo, Castro, Almendra, Aldeadávila y Saucelle.

Etiquetas
Publicado el
7 de agosto de 2021 - 10:30 h

Descubre nuestras apps