Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

La bronca en el PP de Salamanca llega al Pleno de la Diputación y el presidente cierra el micro a uno de sus diputados

Laura Cornejo

3

La bronca interna del PP de Salamanca, que arrancó con el 'caso primarias', ya archivado, en el que el presidente del partido y de la Diputación Provincial, Javier Iglesias, llegó a estar imputado por presunta financiación ilegal, ha llegado al Pleno de este miércoles. Iglesias ha cerrado el micro a un diputado de su grupo, Marcelino Cordero, cuando en el último Pleno de la institución provincial, este ha pedido perdón al sector “díscolo” del PP, que intentó presidir el partido con Chabela de la Torre a la cabeza. Los portavoces de los grupos han aprovechado para despedirse, ya que muchos de ellos no estarán en la nueva corporación que se constituirá la semana que viene, y Cordero ha pedido la palabra tras la intervención de Iglesias. En tono tranquilo, el que ha sido diputado durante 16 años ha empezado a hilar un discurso que no ha podido acabar.

“No tenía la intención de intervenir pero ya que me han dado la oportunidad voy a hacerlo, en primer lugar, agradeciendo a los trabajadores de esta casa su comprensión y muchas veces su generosidad en cuanto a las negociaciones que hemos tenido conjuntamente”, ha arrancado. Lo inesperado es que se haya posicionado con los compañeros del sector crítico de su partido y que han sido purgados de las listas de diputados provinciales, Javier García Hidalgo, Román Hernández y Julián Barrera.

“También he de pedir perdón a los que yo también llamaba díscolos porque como les he dicho en algún momento, habéis llegado demasiado pronto o quizás yo, demasiado tarde. Si hubiera sido hoy, a lo mejor yo estaba con vosotros. Y estaba con vosotros y voy a razonar y a justificar mi actitud. Y voy a hacerlo, por empezar de alguna forma, voy a decir que yo no fui...”. En este punto, el presidente de la Diputación en funciones, Javier Iglesias, le ha interrumpido: “Quizás, discúlpame querido amigo Marcelino, no es el momento”. “Querido amigo sobra”, ha respondido Cordero. “No tienes la palabra”, ha espetado Iglesias. Cordero ha asentido e Iglesias ha puesto el fin al Pleno deseando “lo mejor a todos” y con un dardo final, ya que ha dicho que espera que el “espacio de convivencia que es la Diputación de Salamanca no haga volver a salir lo peor del ser humano” porque él desea “encontrar lo mejor de las personas a partir de ahora y en el futuro” y deseando “una vida feliz” a todos.

Cordero: “Me di de baja del PP tras enterarme al ir a votar de que no estaba en la lista de diputados, no son formas”

En declaraciones a elDiario.es, Cordero ha explicado el porqué de una intervención que no ha podido terminar. “La Junta Electoral convocó a los concejales para votar a los diputados provinciales el pasado 21 de junio, y es en ese momento en el que yo me entero que no estoy en esas listas, nadie del partido me dijo que no estaría, y no es por estar o no estar, porque yo estoy jubilado y bien jubilado, es que no son formas”, ha precisado. El diputado lleva 28 años trabajando junto a Iglesias y 16 como diputado provincial. Al día siguiente, Cordero comunicó a la gerente del PP de Salamanca que se daba de baja del PP. “Me dijo que no lo hiciera, pero no, este no es mi PP. Mi ideología no ha cambiado, yo sigo estando en el mismo sitio, pero el PP de Salamanca no es mi partido. Entiendo que bastante haya tenido Javier Iglesias con que le hayan salvado el culo a él, pero no son formas, es que me he enterado cuando me han convocado a votar y a día de hoy nadie me ha dicho nada”, ha lamentado. Del mismo modo, Cordero entiende la purga de los “díscolos” algo que “era de esperar” pero no que se le haya dado el mismo trato. “No me han dejado expresarme en libertad”, ha lamentado. Cordero, originario de Gijón y donde se establecerá definitivamente, no tiene pensado afiliarse a ningún partido, pero de hacerlo, sería en el PP de Gijón.

Etiquetas
stats